Yule, el solsticio de invierno y la Navidad

Desde tiempos inmemorables y en casi todas las culturas, la celebración del solsticio de invierno (21 de Diciembre en el hemisferio norte y 21 de Junio en el del sur) ha sido muy importante pues representa la época de renacimiento, dado también por la del inicio de la primavera; actualmente el ritual más común en el mundo occidental con referencia al solsticio de invierno es la Navidad. Supuesta fecha del nacimiento de Jesús que en realidad fue acomodada al 25 de Diciembre para hacerla coincidir con el solsticio de invierno (pues era evidente que los pastores no tendrían a sus ovejas fuera, ni se realizaría un censo en medio del invierno).

Northern hemisphere winter solstice 2009 by johanleijon.

Northern hemisphere winter solstice 2009 by johanleijon.

Yule, renacimiento de dios

La cultura celta, además de las tribus nórdicas y el paganismo germánico, daban al solsticio de invierno el nombre de Yule, este término se remonta al nacimiento de la palabra, con raíces arcaicas indoeuropeas se refiere a la tradición de observar los astros y los cambios climáticos.

Se celebra, según la cultura celta, el renacimiento del dios y los espíritus, después de su muerte en Samhain, fecha en la que se celebra el año nuevo druídico celebrado en la noche del 31 de Octubre y la madrugada del 1 de Noviembre, el periodo entre Samhain y Yule, era llamado la estación oscura, días de mayor intensidad del invierno y menor cantidad de luz solar.

De la mano de la concepción celta del universo donde todo está en constante nacimiento, muerte y reencarnación, el Yule es el término de uno de estos ciclos y empieza otro con el nacimiento, precedido de la muerte en la estación oscura donde todas las plantas parecían muertas y los animales hibernan.

Son of Gandalf, the druid by Michael Spiller.

Son of Gandalf, the druid by Michael Spiller.

Rituales de Yule

El principal rito realizado en la época de Yule es la quema ritual del leño de Yule por 12 horas, es un tronco grande, comúnmente de pino o sauce, cortado en el anterior Yule y guardado cuidadosamente todo el ritual es relazado y dirigido por el druida o dríade sacerdote encargado de la celebración.

El tronco es especialmente seleccionado por el druida, quien se comunica con los árboles para pedirles permiso y saber cuál es el adecuado para ser el leño de Yule, posteriormente se le tallan símbolos sagrados referentes al renacimiento, figuras masculinas y el sol.

Es un periodo de meditación sobre la oscuridad y la esperanza, por lo que no tiene tanta algarabía como la fiesta de la vida de primavera, los druidas cuidan de una meditación y ayuno para ayudar a la tierra a renacer y dar grandes frutos.

Es también época de análisis personal y de rectificación, para renacer espiritualmente, todo lo vivido durante el año es lo que representa el leño, y al quemarse representa el término de un ciclo y el nacimiento de otro nuevo.

 

Magia de Yule

Para el druidismo el Yule además significa la época de mayor cantidad de poder energético, ya que toda la energía del anterior ciclo muere y renace lista para estrenar, por lo que en esta época los rituales mágico-míticos, tienen mayor importancia y son más numerosos.

Las deidades de Yule son todos los dioses solares, deidades madres y la diosa triple (doncella, madre y anciana).

En esta época las actividades mágicas están relacionadas con el fuego, en hogueras y el sol, (el fuego en la cultura celta no es considerado uno de los elementos naturales, sino una especie de catalizador que se encuentra en todos)

Los rituales de amor, paz y felicidad son específicos de esta época, además es la época de mayor importancia para los oráculos ya que podrían determinar la cantidad y calidad de las cosechas, entre otros.

Yule en la actual Navidad

A pesar de la reubicación de la fecha del nacimiento de Jesús, la celebración de su nacimiento, junto a la del renacimiento del mundo para los celtas, es la celebración más extendida en el mundo de occidente, la Navidad o Natividad.

Los celtas en esta época acostumbraban adornar los árboles con guirnaldas y lazos como símbolo de esperanza para los árboles, pues no tenían hojas ni flores por el invierno, y de ahí nace la tradición de adornar un pino con luces y guirnaldas (tradición que sería repudiada por los celtas pues la actual incluye cortar o mutilar un árbol que para ellos eran sagrados)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *