Todos lo sabemos, la primera impresión es importante. Sobre todo en una web de citas donde se corre el riesgo de que no te devuelvan el saludo jamás. Como estamos muy preocupados por todas esas almas solitarias que enarbolan la bandera de “nadie me responde”, hemos querido indagar en los bajos fondos de los mensajes privados de las app de citas a través de la experiencia personal de una chica recién llegada a una de estas webs, para comprobar de primera mano qué tipo de mensajes se acumulaban en su bandeja de entrada después de unos días apuntada con casi nula interacción.

¿Crees que es un tema en el que no hay tela que cortar? Adéntrate con nosotros a las cloacas de la mensajería sentimental y entérate de lo que es un nuevo concepto de diplomacia, que ni Atila. No, ¡esto no te lo quieres perder!

¿Qué pasa a la hora de romper el hielo en una app de citas cuando se quiere contactar con una chica por primera vez? Ese primer ‘hola’ puede dar pie a muchas conversaciones o hacer que la chica del otro lado huya despavorida (literal). Recordamos por si acaso que vamos a hablar de chicos porque este artículo se basa en la experiencia personal de una chica hetero a la que vamos a llamar María, en una de estas webs. Pero no es que nosotras estemos libres de tirar la primera piedra. Si alguna o alguno se sienten identificados con algunos de los tipos de mensajes y usuarios que listamos a continuación, ya sabéis, quizá un cambio de estrategia en ese primer ‘hola’ es lo que marcaría la diferencia entre una bandeja de entrada a rebosar de mensajes y otra repletita de moscas. ¡Living!

love-2044274_1920

Cómo NO entrarle a una chica en una app de citas

En realidad la pregunta debería ser la contraria, pero dado el resultado de nuestro informe, digno de Equipo de Investigación, hemos creído la mar de oportuno introducir el NO en la pregunta. Por no irnos por las ramas, digamos que es bastante fácil meter la pata y asegurarnos con un simple hola que la persona con la que pretendemos hablar, directamente nos bloquee, ¿por qué? No te pierdas las formas de saludar más disparatadas y absurdas que nos hemos encontrado durante las primeras semanas de no interacción en el buzón de María. ¡Cremita!

A la hora de catalogar los más de 300 mensajes de saludos recibidos por María, nos encontramos con distintos tipos de usuarios que más o menos estaban cortados por el mismo patrón. Si te identificas con alguno de ellos, igual con un vídeo de Taylor Swift ya comienzas a enfilar la cosa. ¡Un poco más de unicornios rosas, por favor!

redes sociales

 

Nuestro catálogo de flora y fauna silvestre de la mensajería sentimental a puerta fría, está dividido en dos grandes contenedores de usuarios:

  1. Se han leído tu perfil
  2. Han pasado olímpicamente de tu perfil

1. Se han leído tu perfil

Bien, ¡han hecho los deberes! Que te llevó tu ratito redactarlo, pero…en realidad algunos no se han enterado de nada de lo que querías decir, pero que de nada…

  • Los pura contradicción: “Qué tal. Me ha encantado tu perfil. Me identifico con lo de que no te guste describirte a ti misma. Yo tampoco, soy una persona muy honesta, humilde y con buen corazón. Además, soy generoso y amante de los animales y muy sociable. Y me considero maduro…” Para no gustarle describirse, vamos bien.
  • Los baristas de velocidad y tocino: “Eres vegetariana, como yo. Bueno, como carne pero me encanta salir al campo y tengo un perro y un gato.”
  • Los imponiendo por si acaso: “Hola, ¿eres vegetariana? Pero el jamón es vegetal de bellota, no? jejeje. El jamón ibérico que no falte” 🙂
  • Los intelectuales: “Wow, ¿cine en versión original? Tenía ganas de conocer a una chica que me enseñara a ver una película en otro idioma y a leer los subtítulos al mismo tiempo.”
  • Los gurú espiritual sin diccionario: “Hola, lo de la serendipia, me siento identificado, yo también soy de relajarme y estar tranquilo. Practico yoga”
  • Los ‘Viva yo’: “¡Viva Vox!” (el comentario es porque María puso en su perfil que aunque respetaba a todo el mundo, no iba a tener mucho tema de conversación con alguien de Vox.)
  • El político de centro: “Hola, no eres de Vox pero del otro extremo tampoco, no?”
  • Los machirulo de manual: “¡Feminazi!” El grito está relacionado también con lo que María había escrito en su perfil sobre Vox. Literalmente ella había escrito: “Si eres de Vox, aunque respeto a todo el mundo, no vamos a tener prácticamente nada en común.
  • Loste conozco mejor que tú a ti misma‘: “Se te ve una persona con las ideas claras. Estás segura que eres géminis? Te pega más ser Leo. ¿Quizá tu ascendente? Por cierto, me encanta la astrología…” Really???
  • Los dudas: “¿Eres así de alta o lo has puesto por poner? Es que no sé, me parece rara tu altura”
  • Los ‘por si acaso’: “Hola, veo que has puesto que buscas una relación. En la vida nunca se sabe. Yo te ofrezco una noche loca, que siempre por algo hay que empezar.”
  • Los músicos: “Pones que te encanta la música, a mí me encanta conducir y ponerme música de fondo”. ¡Madre mía! Es el Benicassin de las autopistas!
  • Los adivinos: “Se ve que tienes que ser una persona súper sincera, respetuosa, agradable, simpática… ¿cuándo quedamos?” Jo, pues sí que dan de sí cuatro líneas…
  • Los incrédulos: “Hola, buscas una relación, ¿seguro? No se te ve la cara. ¿No ocultas nada? ¿Casada?”
  • A los Soeces los obviamos en este artículo, aunque son un porcentaje alto y todos con un denominador común, desprenden un olor añejo que ni el Brummel.
adiccion al internet

2. Los que han pasado olímpicamente de tu perfil

(Nota: María especificó casi en fluorescente que le gustaría encontrar a alguien para una relación estable)

  • Los ‘Si breve dos veces bueno’: “Casado, discreto”. Fin (ni hola, oiga)
  • Los Efectivos: “Si buscas lo que busco, dime hora y sitio” (para qué perder el tiempo?
  • Los Alcoyano:

Día 1: Hola,

Día 2: Hola

Día 3: Hola

Día 4: Hola

Día 5: Hola

Día 6: Hola

… Y así cada día con la misma originalidad 😉

  • Los Intuitivos : “No sé quién eres, a qué sabes, a qué hueles, pero intuyo que puedes ser la mujer de mi vida…” Madre mía, la peña…
  • El refranero: “Hola, ¿qué tal? sabes aquello de quien a buen árbol se arrima…”
  • Autor Edgar Allan Poe
  • Los poetas: “Hola, cualquier revuelo de duda que serpentee entre tus labios tiene el sabor de los míos. Solo dime sí e hilaremos nubes de albedrío…” ¡Ole tú!!! Es la frase diaria de que te traen por Ali Express??
  • Los amantes de la RAE: “ola, aki de provando. Ecomio aze un rato y ahora servesita rica. Kiere?”
  • Los risa floja:

Hola kkkkkkkkkk

Día 2: kkkkkkkkk

Día 3 kkkkkkkkk

… algún día descubrirán la jota con la a= JA

  • Los generosos: “Hola. Si me mandas una foto wapa te mando yo una mía guay en la playa.
  • Los Susceptibles: (este mensaje es de mis favoritos!!)

Hola

Qué tal?

No me respondes?

De qué vas?

Hola?

Seguro que eres más fea que picio y por eso no se te ve en la foto

Fea

Feaaaaaaaaaaa

Hola?

Que al final no me vas a responder?

Síntomas de los trastornos de ansiedad
  • El arrocero educado:

Hola

Hola

Hola

Pues así se te va a pasar el arroz por g…

  • Los desesperados: “Qué tal, se te ve una chica buena y sincera. Si me das una oportunidad, no te defraudaré. Soy leal y fiel.” Yes, verídico.
  • Los adictos a los ansiolíticos:

22.07h: Hola qué tal

22.07h: Aquí pasando el tiempo

22.07h: Esto es aburrido

22.07h: Si eso respondes

22.07h: Esto no funciona

22.07h: Es un rollo

22.07h: No funciona

22.07h: Probando

22.07h: Qué aburrimiento

22.07h: Estás?

Chistes y bromas para toda las especies de familia
  • Los alegría de la huerta

Hola

Cómo te va por aquí?

Yo fatal

Está el mercado fatal

Fatal

¡Cómo te va a ti?

Por charlar

Pero vamos, que esto fatal

 

Además, compartiendo filas con ambos grupos (los que han mirado y los que no han leído tu perfil), destaca también un tercer grupo, que en realidad en un subgrupo de estos dos principales. Nos referimos a los:

Foto, foto, foto… teléfonooooooo

Comprar cámara compacta o réflex
  • Los Foto con ansia:

Hola, manda foto

No se te ve la cara

Manda foto!

Hola

Con foto mejor

Fotooooooooo

  • Los foto-chantaje: “Hola, pareces un perfil interesante, pero sin foto no te voy a responder”
  • Los expertos en Photoshop: “Hola, no se ve tu foto ni con filtros. Le he puesto el que más aclara y nada, no se ve nada. ¿Mandas foto?”
  • Los pelotas desubicados: “Wow qué fotaza, eres fotógrafa profesional? (la foto está totalmente quemada). Ahora para seguir hablando, manda una que se te vea la cara, eh?”
  • Los perdonavidas: “Qué tal, no hablo con perfiles fantasmas pero contigo estoy haciendo una excepción. Si quieres que continúe, envía foto”
  • Los QuéBuenoQueEstoy: “¿La de la foto eres tú? Manda una que se te vea la cara que igual estás bien de cuerpo pero de cara no. Por ser justos.”
  • Los InLoveWithThemselves: “Manda foto y hablamos. Solo hablo con perfiles atractivos y el tuyo parece que puede cuadrar. Pero sin foto, no hay premio ;-)”
  • Los Pantone: “Hola ¿Eres rubia o morena? No se te ve bien, creo que castaña pero por tenerlo claro” (foto quemada donde solo se ve una sombra)
  • La variante teléfono: “Hola, qué tal? Por aquí es muy aburrido. Te dejo mi teléfono (esto es un elevado porcentaje de mensajes de primer contacto, tantos que perdimos la cuenta).
  • Variante teléfono por averías ficticias: “El chat aquí va fatal, te dejo mi whatsapp y ya vamos hablando…”

Si has sido capaz de llegar hasta aquí, prometo no seguir con el listado, aunque te aseguro que la lista es larga y da mucho miedito. Es que hay que atar cabos, criaturas. Que no hablamos de hilar fino, estos ‘holas a puerta fría’ es como cogerle los bajos de un pantalón con grapas, pero peor.

Por si alguien se pregunta si María respondió a alguno de estos mensajes (para enmarcar), la respuesta es no. Pero ella nos deja llenos de optimismo (¿qué es eso de perder la esperanza? Vamos, ¡arriba!) con la siguiente confesión. Ella no necesitó leer ninguno de los más de 300 mensajes que recibió en solo unos días, a pesar de haber subido una foto en la que sólo se adivinaba una sombra que apenas dibujaba su silueta, porque el primer día que se asomó a la app para ver qué tipo de gente se podía encontrar por allí, tuvo la suerte de empezar a hablar a los pocos minutos con alguien que le transmitió buen feeling (sí lo sé, es para que esta chica nos caiga mal a todos, hombre ya).

En esos primeros minutos de interacción en la web, María conoció a alguien sin foto y con un alias inspirado en la ciudad de Verona, la ciudad de Romeo y Julieta (yes!), y para su gran sorpresa conectaron enseguida. Aviso para navegantes: ¡ojito con los perfiles sin foto, que igual son un nicho por explotar! Bueno, pues el caso es que luego quedaron para tomar algo en una terraza y después de verse un par de veces más, decidió que se iba de la app porque iba a apostar por conocerle y ver si podían comenzar algo especial entre los dos. Antes, of course, la convencimos de que no cerrase la cuenta hasta tener recopilados todos esos mensajes no leídos para usarlos como inspiración de un estupendísimo artículo, justo este que estás leyendo 🙂 De nada.

 

Tras ordenar, clasificar y descifrar estos más de 300 mensajes, María solo quiere hacer una declaración (ya es que hemos estirado mucho el elástico con ella) a modo de consejillo sobre cómo iniciar una conversación fluida (vamos, con posibilidades) con alguien en estas webs por primera vez: “hacer un primer contacto con algo de originalidad que deje claro que te has interesado por leer el perfil de la chica o el chico, y si además es con humor, mejor. El resto se tiene que dar solo: la complicidad, la afinidad, la química.”

Por último, María nos comenta que ya que hemos publicado el artículo en Galakia, abandona definitivamente la app y que se va a dedicar a ir despacito con este chico y a apostar por el comienzo de algo bonito con él en la vida real, fuera del mundo virtual. Qué podemos decir… Oooohhhhhhhhh ❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.