¿Volverá Google News a España tras la bochornosa nueva Ley de Propiedad Intelectual?

El irrisorio y vergonzoso “canon AEDE”,  decretado por la nueva Ley de Propiedad Intelectual (LPI) tuvo como primera consecuencia lo que quienes trabajamos o generamos contenidos en Internet presentíamos que sucedería: la salida de España de Google News el pasado 16 de diciembre. La pregunta es ¿volverá Google News a España? ¿Nace muerto el nuevo canon?

La nueva Ley de Propiedad Intelectual parece haber sido diseñada y customizada a la medida de un gueto con traje de hechuras de pasado que aún aspira a seguir manteniendo el poder a golpe de amenaza y puñetazos sobre la mesa, como en la España feudal. Solo que en pleno siglo XXI una medida así solo podía convertirnos en el hazmerreír del mundo moderno, democrático y digital, como así ha sido. Merece la pena echar una ojeada al ingente número de artículos que se han publicado a este respecto en la prensa internacional… Entre ellos, el titular de Gizmodo no podía ser más certero: “Un aplauso a Google por dejar en ridículo a España a nivel mundial”.

La nueva LPI se aprobó en el Congreso de los Diputados con 172 fotos a favor (todos ellos del PP), 144 en contra y 3 abstenciones. Y entra en vigor el 1 de enero de 2015 aunque el Gobierno aún tiene que desarrollar el reglamento que se espera para junio de 2015. Un decretazo más a imagen y semejanza de la Ley Sinde, con nuevos supuestos que permitirán el cierre, sin ninguna intervención judicial, y la imposición de multas a páginas web y plataformas de enlaces.

Casi a la vez se aprobó la denominada “Ley Mordaza” con mucho más tirón mediático al referirse a derechos fundamentales de mayor calado social. Pero sin entrar en polémicas y admitiendo el escaso debate a nivel mediático sobre la LPI, hay que resaltar que lo que está en juego con esta nueva ley es la libertad de expresión, la libertad de divulgación, la libertad de compartir contenidos generado por uno mismo, y el empeño de unos cuantos de hacerse los dueños de todo lo que se publica vía canon con el único fin de lucrarse y controlar todo lo que se publique en Internet. Es un hecho que con esta nueva ley se les ha servido en bandeja a quienes se creen los señores feudales de la comunicación la capacidad de regular y controlar Internet para su único lucro y beneficio. En palabras del periodista bursátil y licenciado en derecho Pablo López Herrero: “La nueva ley parece hecha a medida de las grandes empresas de diarios impresos que no han sabido adaptar su negocio al mundo digital y buscan otras formas de conseguir la rentabilidad que con sus webs no tienen”.

 

Canon AEDE

 

Qué es el canon AEDE y por qué nos abandonó Google News

Casi casi sin hacer ruido, se dio la luz verde a la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que, entre otros puntos, supone un impacto directo en la regulación de las noticias y artículos difundidos desde plataformas agregadoras de contenidos como Menéame o servicios como Google News, o incluso en redes sociales. La palabra clave es “fragmento no significativo”. Publicar un “fragmento no significativo” es atenerse a las consecuencias de la nueva ley.

La LPI estima de una forma un tanto ambigua que citar noticias es equivalente a aprovecharse del trabajo realizado por otros. Y para que estos derechos puedan ser reclamados por alguien, ahí está la figura de AEDE (Asociación de Editores de Diarios Españoles que agrupa a una mayoría de medios impresos vinculados a grandes grupos empresariales, entre otros el omnipresente grupo Prisa) que, a modo de Sociedad General de Autores, se erigen como los guardianes de todo contenido que se publique, reclamando entre otras cosas un pago, un canon por todo contenido digital que alguien cite en su página web.

¿Pero qué es un “fragmento no significativo”? El texto de la nueva Ley es muy ambiguo. Google News incluye titular, tres líneas de texto y una imagen. Su retirada de España ha dejado patente que no va a entrar en guerras sin sentido. Si el lobby de AEDE considera que lo que se publica en Google News son o no son “fragmentos no significativos”, para qué pelear contra un sinsentido. Se han ido. No hay más. Así lo anunciaba en un comunicado Richard Gingras, responsable de Google News:

“Por desgracia, como resultado de una nueva ley en España, tendremos que cerrar muy pronto Google News en España. Déjame explicar por qué. Esta nueva legislación requiere que cualquier publicación española cobre a servicios como Google News por mostrar incluso el extracto más pequeño de sus publicaciones, lo quieran o no. Como Google News no genera ningún ingreso (no mostramos anuncios en la página) esta nueva situación simplemente no es sostenible. Así que es con gran tristeza que el próximo 16 de diciembre (antes de que la nueva ley entre en vigor el próximo enero), eliminaremos a todos los medios españoles de Google News, y cerraremos Google News en España.”

Y como hemos dicho, no se trataba de una amenaza. El pasado 16 de diciembre Google News dejó de operar en España. ¿El motivo? Tenían dos opciones, pactar y ceder ante una medida incoherente o marcharse, que es lo que han hecho y no darle vueltas a eso del concepto de “fragmento no significativo”.

 

Ministro Wert PP Madrid

José Ignacio Wert, ministro de Cultura by PP extractada por WikiCommons.

 

Multas millonarias recaudadas por AEDE para sus arcas por sus contenidos y los de terceros

Entre otras cosas, el canon AEDE obligaría a los agregadores de contenidos online (y en teoría también a las redes sociales) a pagar un canon para compensar las publicaciones enlazadas. Y de no hacerlo podrían enfrentarse a multas de entre 150.000 a 600.000 euros.

Pablo L. Herrero resalta que “además de ser un canon que huele a naftalina, se trata de una tasa irrenunciable sin pies ni cabeza. Aunque la aplicación real de la ley dependerá del desarrollo reglamentario, podrían ocurrir casos como que un bloguero sea citado por otro usuario que tenga otro blog, una cita breve, citada y atribuida correctamente y con link a la web de origen… Y que AEDE pudiera solicitar el canon por citar el fragmento de ese otro bloguero que por no pertenecer a la AEDE no vería un euro del canon, y que aunque estuviese en contra de que se le impusiese una tasa o multa a alguien que mencionase correctamente alguno de sus textos, no podría hacer nada al respecto”. Porque AEDE y su política feudal mandan amparados por la nueva LPI.

En vez de intentar adaptarse a los nuevos tiempos, modernizarse, introducir nuevas fórmulas, formar a las plantillas en conceptos básicos de posicionamiento web y nuevas tecnologías… En vez de actualizarse y jugar con las nuevas reglas, AEDE prefiere ponerle alambradas al campo y la nueva ley les pone todos los medios en sus manos. De hecho, España es el único país en la actualidad que cobra por enlazar contenidos públicos. Si querían reglar el tema, apunta Pablo L Herrero “ya podían haber sido más inteligentes y haber seguido el modelo francés, que consiguió pactar con Google un tipo de “impuesto” del que se benefician los editores de prensa, o el modelo alemán que permite  renunciar al canon”. Pero Spain is different. Y no para bien.

Son muchos los expertos en el mundo digital que no dan crédito, ya que la reforma de la ley deja impunes a unos pocos para que hagan negocio a costa de muchísima gente que genera contenidos en Internet y que tras el abandono de Google News verán mucho más limitada la difusión de sus informaciones.

 

Canon AEDE

España, el hazmerreír del mundo digital.

 

Creative Commons violada por la LPI que también impone el nuevo “impuesto CEDRO” a las Universidades

La licencia internacional que nos permite reglar y permitir que se compartan nuestras publicaciones (textos, vídeos, imágenes…) bajo las condiciones que consideremos entra también en conflicto con la nueva ley: Creative Commons permite compartir bajo unas condiciones (las que cada usuario considere) la información que se difunde de forma gratuita. El canon AEDE dinamitaría este principio.

Y lo que es más, la nueva Ley establece otro canon que afecta a las universidades, las cuales tendrán que pagar a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, una entidad de gestión creada en teoría sin ánimo de lucro) por usar materiales académicos en campus virtuales, los cuales, para más inri, están sujetos en su mayoría a la licencia Creative Commons.

 

Si no querías Google News, ¿por qué lo solicitaste?

Lo más chirriante del caso es que para que los contenidos de un medio o un bloguero sean listados en Google News, hay que solicitarlo vía un formulario, esperar a que te acepten, modificar un archivo de la página web llamado robots.txt, y seguir un proceso complejo que depende en todo caso de la aceptación de Google (de que considere de que tu candidatura es válida y que tu página web efectivamente publica contenido que puede ser considerado como “noticias”). La pregunta por tanto es, ¿por qué han montado este circo cuando si los medios AEDE eran listados en Google News ha sido porque ellos voluntariamente así lo quisieron? Porque la avaricia rompió el saco… Pretendían cobrarle a Google por generarles un tráfico muy relevante hacia sus páginas web y medios de comunicación online. Y con Google, con el Sr. Google, no se juega. Porque en España muchos seguirán viviendo en la Edad Media y en sus feudos. Pero Google ya está mirando al siglo XXII.

La “gracia” vendrá cuando muchos de esos medios del lobby AEDE se vean forzados a incrementar su inversión en SEM y Google AdWords para conseguir la visibilidad y tráfico que antes tenían gracias a Google News. Porque todos los generadores de contenidos que contaban con Google News se están viendo perjudicados, pero los medios de AEDE también. Así que el tráfico tan relevante y el posicionamiento maravilloso que antes conseguían gratuitamente gracias a Google News, ahora tendrán que intentar recobrarlo (al menos en parte) gastándose una pasta en otros productos Google de pago, como AdWords. Ironías de la vida…

Sí, es una vergüenza vivirlo y experimentarlo, pero somos el hazmerreír del mundo digital, a nivel mundial, estos días. Y cuando a golpe de directiva europea tengamos que recular, el bochorno será aún mayor. Porque esa es otra: el canon AEDE nace muerto por sentencias del Tribunal de Justicia Europeo como la conocida “sentencia BestWater”, por la que se dictaminó que insertar en una página web un vídeo sujeto a derechos de autor no infringe su copyright al no ser “comunicación pública”, es decir, que no es aplicable el pago por cita:

“Cuando […] el trabajo ya está disponible gratuitamente para todos los usuarios en otro sitio web con el permiso de los titulares de derechos de autor, este acto no puede ser calificado como comunicación al público”.

Esto extrapolado al tema que estamos tratando, significaría que el medio que sube su noticia a su portal o página web ya considera que su audiencia es Internet por lo que, el agregador no estaría en ningún caso realizando una “comunicación pública” (requisito para cobrar el canon) al difundir esa noticia ya publicada.

Para terminar, una reflexión: ¿por qué nuestros políticos no pueden intentar ser el ejemplo de una España moderna y democrática con ganas de innovar? ¿Por qué todo tiene que ser tan casposo? ¿Nuestras leyes no pueden ser ejemplarizantes, pero en el buen sentido y no reglar lo que ya está obsoleto? ¿Por qué se ha de proteger siempre a los lobbies y a los señores feudales de este país? Está claro que si el ciudadano español no puede reclamar sus derechos, las grandes corporaciones, cuando les tocas la moral y el bolsillo, sí los pueden poner en ridículo. Habrá que ver las reverencias y los costillares inclinadísimos de algunos el día que Google News vuelva, si es que vuelven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.