Viajar por las Vías Verdes de España

1

Hace años fueron vías ferroviarias, cayeron en desuso y actualmente se conocen como Vías Verdes. Hay más de 70 itinerarios por toda la geografía española que invitan a ser recorridos a pie, en bicicleta, a caballo o con patines, y muchas de ellas en silla de ruedas

En el año 1993 existían en España casi 8.000 kilómetros de vías de ferrocarril que estaban fuera de servicio. La mayoría de ellas estaban enclavadas en lugares de gran riqueza paisajística, cultural e histórica. Es por ello que el Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente decidió ese mismo año empezar a rescatarlas para integrarlas en el Programa Vías Verdes.

 

Viajar por la Vías Verdes de España

Vía Verde de la Sierra, entre Cádiz y Sevilla. Foto: Fernando Cárdenas

 

El resultado han sido 1.800 kilómetros de recorrido prácticamente llano a través de la naturaleza que se pueden disfrutar a pie, en bicicleta, a caballo o con patines y, la mayoría de ellas, en silla de ruedas. Existen más de 70 itinerarios dispersos por toda España que pueden explorarse por cuenta propia o con ayuda de un guía.

Actualmente, las Vías Verdes están gestionadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, en colaboración con ADIF, RENFE Operadora y FEVE. También colaboran de forma activa en las Vías Verdes las Comunidades Autónomas, las Diputaciones y los Ayuntamientos, así como asociaciones de ciclistas, ecologistas y algunos colectivos ciudadanos.

Vía Verde de la Subbética, en Córdoba

Para los que prefieren el sur de España, este recorrido resulta perfecto. La Vía Verde de la Subbética se halla en la provincia de Córdoba, tiene 56 kilómetros de longitud y transcurre entre el río Guadajoz y Las Navas del Sepillar.

Esta vía sigue el antiguo trazado del Tren del Aceite, que estuvo activo desde 1893 a 1985, y combina tramos de asfalto con otros de tierra bien compactada.

Viajar por la Vías Verdes de España

Viaducto sobre el río Guadalete, en la Vía Verde de la Sierra. Foto: El Pantera

A lo largo de este trayecto se atraviesan parajes privilegiados como el Parque Natural de las Sierras Subbéticas o la Reserva Natural de la Laguna del Conde, este último de gran riqueza ornitológica. Cuenta con un mirador desde donde poder contemplar las grullas, las fochas o los flamencos.

Culturalmente, esta vía también incluye lugares muy interesantes, como los conjuntos urbanos de Sueros, Luque, Doña Mencía, Cabra o Lucena, donde se pueden contemplar varios castillos y explorar numerosas cuevas. Para reponer fuerzas, el viejo edificio de la Estación de Luque ha sido reconvertido en restaurante.

La Vía Verde de la Subbética es apta para senderistas, ciclistas, para realizar a caballo o en silla de ruedas.

Vía Verde del Cidacos, en La Rioja

Situada en la localidad riojana de Calahorra, esta vía tiene un trayecto de 34 kilómetros a orillas del río Ebro que atraviesa el Valle del Cidacos hasta llegar a Arnedillo. El trazado de esta vía se remonta a 1920, cuando el proceso de industrialización del país hizo necesario el uso de trenes especiales para transportar carbón.

Viajar por las Vías Verdes de España

Vía Verde de Benifallet, Tarragona, en bicicleta. Foto: TijsB

Recorrer la Vía del Cidacos es como realizar un viaje al pasado, ya que a lo largo de su trayecto existen importantes yacimientos de icnitas, donde se pueden contemplar las huellas de dinosaurios. También posee un rico valor ornitológico, y en el mirador del Buitre, ya casi llegando a Arnedillo, hay un pequeño centro para poder observar estas aves.

A lo largo del camino se pueden visitar el Monasterio del Vico, el Castillo del Quel y la laguna de Perdiguera, además de disfrutar de varios manantiales termales de libre acceso, como Las Pozas. En el kilómetro 27 de la vía, donde se ubicaba la estación de Herce, se encuentra un albergue para poder descansar.

La Vía Verde del Cidacos es apta para senderistas, ciclistas, personas a caballo o en silla de ruedas.

Vía Verde del Pas, en Cantabria

Sobre el recorrido del antiguo ferrocarril cántabro Astillero-Ontaneda, que unía Santander con la meseta a través de Burgos, hoy se halla la Vía Verde del Pas. Con una longitud de 34 kilómetros, el trayecto transcurre entre Obregón y Puente Viesgo.

Se trata de un camino con muy buen firme, que está bien señalizado y que posee varias áreas de descanso cerradas al tráfico. La ruta atraviesa el Parque Natural de Peña Cabarga, situado a orillas del río Pas y poseedor de un impresionante encinar, hermosas praderas pasiegas e innumerables bosques de rivera.

Viajar por las Vía Verdes de España

Vía Verde de la Jara, Toledo, en silla de ruedas. Foto: www.viasverdesaccesibles.es

En el trayecto resulta imprescindible visitar las cuevas prehistóricas de Puente Viesgo, la colegiata de Castañeda y el palacio de Gándara.

La Vía Verde del Pas es apta para senderistas, ciclistas y personas a caballo. Sólo el tramo entre Sarón y Puente Viesgo, de 15 kilómetros, está adaptado para realizar en silla de ruedas.

En este artículo se ha presentado sólo una pequeña muestra de las numerosas posibilidades que existen para recorrer España por las Vías Verdes, pero para conocerlas todas, nada mejor que visitar la web viasverdes.com

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Una Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.