Navarra cuenta con infinidad de idílicos rincones para ir de turismo pero nos centraremos en siete lugares que embelesaran nuestros ojos y apaciguarán el espíritu: Pamplona, Roncesvalles, los valles de Bidasoa y el Roncal, el castillo de Javier, el Palacio Real de Olite y el monasterio de Leyre.

Territorio montañoso y escarpado entorno al Pirineo Navarro, frondosa y verde naturaleza en las proximidades de la Ribera, fortalezas, viejos castillos y abadías del medievo en sus pequeñas localidades, espectacular gastronomía en toda la región, inicio de la ruta Jacobea hacia Santiago de Compostela y fiestas y tradiciones tan mundialmente conocidas como los Sanfermines o menos internacionales como la peregrinación de la Javierada, otorgan a Navarra un halo de encanto turístico casi inigualable.

Pamplona, sus joyas y  fiestas

4279602387_68067576dc_m

Plaza del Castillo en Pamplona – Imagen de Fernando Goñi Erice

Pamplona no solo es San Fermín y sus prestigiosos encierros, aunque mundialmente sea identificada en el mapamundi por ellos. La actual capital del antiguo reino de Navarra cuenta entre sus joyas con una catedral gótica que asoma al río Arga, un casco viejo surcado de viejas y angostas callejas –lo que en su momento conformó el barrio judío–, la impresionante Ciudadela formada por cinco colosales bastiones, la famosa Plaza del Ayuntamiento –escenario del apoteósico chupinazo el día 6 de julio de cada año– y la Plaza del Castillo –centro neurálgico de la ciudad, trufada de balconadas, áticos y amplios ventanales y protagonista antaño de paradas militares, torneos, mercado público y  corridas de toros hasta mitad de siglo XIX–.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Roncesvalles o la ruta más afamada camino hacia el Jubileo

5808557765_05974c9b36_m

Roncesvalles, punto de partida del Camino de Santiago – Imagen de Miguel Angel García

Inicio de una de las rutas más afamadas del Camino de Santiago, Roncesvalles es un minúsculo municipio, punto de partida peregrinaria para ganar el jubileo allá en Santiago de Compostela tras un recorrido de más de 600 kilómetros. Sin duda, un excelente lugar para comenzar tan espectacular camino hasta el destino final.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Los valles de Baztán-Bidasoa y el Roncal: sinfonía de colores y exquisita gastronomía navarra

640px-ELIZONDO.Baztan_valley.Navarra

Elizondo en el Valle de Baztán-Bidasoa – Imagen de Valdoria

En Navarra, tierra de valles, destacan dos por encima del resto: el de Baztan-Bidasoa y el de Roncal.

El valle de Bidasoa, frente al Pirineo occidental, está ornamentado de una sinfonía de colores en sus pequeños pueblos (Baztan, Bera de Bidasoa, Elizondo y Zurragamurdi, entre otros)  que combinan viejos palacetes, tradicionales caseríos con sus balconadas de madera y lugares donde degustar rica gastronomía.  Mientras que el de Roncal, que surca el río Esca, destaca igualmente por la exquisita tradición culinaria de la zona y los innumerables escenarios propicios para la práctica de ocio activo como el senderismo, barranquismo escalada o espeleología.

 

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Castillo de Javier y Palacio Real de Olite: los tesoros del Medievo

A 8 kilómetros de la localidad de Sangüesa y a 50 de Pamplona yergue el castillo de Javier en el municipio del mismo nombre y lugar de nacimiento de San Francisco Javier, cofundador de la Compañía de Jesús.

La construcción del castillo se remonta a fines del siglo X. Posteriormente, con el transcurrir del tiempo se realizaron varias remodelaciones e incluso sufrió daños estructurales. Pero fue a mediados de la década de los 50 del siglo pasado cuando se culminó una reconstrucción que permitió dejarlo con su aspecto actual. En los primeros días del mes de marzo el castillo es lugar de peregrinación y romería de navarros y navarras conocida como la Javierada, en honor de uno de los santos patrones de la Comunidad Foral de Navarra.

3296825173_8a94268fba_m

Impresionante vista del Palacio real de Olite – Imagen de Mario Martí

En la villa de Olite sobre una primitiva construcción romana se erige el Palacio Real de Olite, residencia de los reyes de Navarra hasta su incorporación a la corona de Castilla. De siempre ha sido considerado como uno de los castillos medievales más lujosos de Europa y en el pasado llegó a tener hasta un zoológico en su interior. Saqueado por los carlistas y los franceses en el siglo XIX, desde los años 20 del siglo pasado se inició una rehabilitación culminada con éxito.

Actualmente está considerado como uno de los conjuntos góticos más esplendorosos del mundo y una parte está ocupada por el Parador nacional de turismo.

Consulta en este enlace los establecimientos hoteleros en toda la comunidad foral de Navarra y reserva a buen precio.

Monasterio de Leyre o el eco de los cantos gregorianos

WLM14ES_-_Cripta_del_monasterio_de_Leyre,_Navarra_-_alepheli – copia

Cripta del monasterio de Leyre – Imagen de Angel M. Felicísimo

Cercano al bello paraje del embalse de Yesa y en las faldas de la sierra de Leyre se ubica el monasterio de idéntico nombre, refugio de reyes navarros y el alto clero durante siglos.

El monasterio es una vieja abadía del siglo XI, que en aquellas fechas era uno de los principales centros espirituales de la península. Abandonado a su suerte durante siglos fueron los benedictinos los que lo han restaurado. La austera iglesia encierra intramuros una colección de esculturas de personajes bíblicos y es posible escuchar los armoniosos cantos gregorianos de los monjes benedictinos.

En el exterior el monasterio se apostenta sobre un paraje espectacular, frondoso, natural e idílico para la meditación y la serenidad.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.