¿Cómo cuidar tu plancha de vapor? – Trucos y consejos

La plancha de vapor es uno de esos electrodomésticos odiados por todos pero imprescindibles en cualquier casa. En este artículo recopilamos una serie de consejos y trucos para cuidar tu plancha de vapor y alargar su vida útil. Recuerda que tener una buena plancha y cuidarla evitará que la tengamos que llevar al punto limpio antes de tiempo. 

En este artículo recopilamos los mejores consejos para cuidar tu plancha de vapor y alargar su vida útil. Desde cómo evitar que se acumule la cal en tu plancha, el gran enemigo de cualquier electrodoméstico que funcione con agua, a cómo limpiar la suela en caso de que se manche. Ten en cuenta que en lo relativo a los cuidados de las planchas de vapor hay muchos mitos y falsas leyendas urbanas, por lo que lo mejor será siempre seguir los consejos del fabricante y quedarse corto antes que hacer algo que no tenga remedio.

Cómo cuidar tu plancha de vapor - Consejos y trucos

Plancha Rowenta, una de las mejor valoradas en Amazon

La verdad es que es necesario seguir estos consejos para lograr que nuestra plancha nos dure mucho más tiempo y es que ya hayamos comprado una de las mejores planchas de vapor del mercado o una de las planchas de vapor baratas pero de calidad, da muchísima rabia tener que tirar una plancha por aspectos como la acumulación de cal o una mala limpieza. La plancha no deja de ser un electrodoméstico que nos habrá costado nuestros buenos euros y en el que habremos invertido tiempo para elegir la plancha de vapor que mejor se adapta a las características que debe tener una buena plancha.

¿Cómo evitar la acumulación de cal en una plancha de vapor?

La cal sin duda es el principal enemigo de una plancha. Nos guste más o menos, tenemos que usar agua para generar el vapor y en el agua del grifo, irremediablemente, tenemos cal. Esa cal, que dependerá de lo dura o blanda que sea nuestra plancha, se irá acumulando en los diferentes elementos de la plancha y hará que su rendimiento vaya empeorando a medida que la usemos.

Es cierto que, hoy por hoy, muchas planchas traen hasta 4 sistemas antical, pero son sistemas basados en filtro que, con el tiempo, se van desgastando. Así las cosas, ¿cómo evitar que nuestra plancha de vapor acumule cal?

  1. Usar un sistema de filtrado previo o agua destilada: una primera medida puede ser reducir la cal del agua mediante el uso de agua filtrada (usando, por ejemplo, una jarra brita o comprando la jarra filtrante para plancha de Philips, la IronCare) o agua destilada. Sin duda alguna es mucho más cómodo el primer sistema, porque el segundo nos haría tener que comprar agua destilada en tiendas como Amazon o bien cargar con ella desde el supermercado a nuestra casa. Eso sí, el agua destilada se aconseja usarla combinada con agua normal del grifo, bien en proporción 1:1 o 2:1 si tenemos un agua muy dura.
  2. Limpiar la plancha de forma frecuente: lo habitual es que uno de los sistemas antical de la plancha sea un sistema que requiere de nuestra actuación. Cada fabricante le ha puesto un nombre diferente, pero en líneas generales el funcionamiento de estos sistemas exigen llenar la plancha de agua y conectarla a la red. Una vez que alcance la temperatura máxima, debemos vaciar el depósito de agua en el fregadero pulsando un botón que activa un filtro antical. Haciendo este proceso una vez al mes (dependerá de la dureza del agua) o cuando veamos que el rendimiento de la plancha baja, podremos mantener limpios los orificios de salida del vapor.
  3. Vaciar el agua tras el planchado: parece que no, pero también ayuda dejar el depósito de la plancha vacío tras cada sesión de plancha.

¿Cómo limpiar la suela de una plancha de vapor?

La otra parte que resulta fundamental para cuidar tu plancha de vapor es prestar atención a su suela. Si por alguna circunstancia se ensucia o quedan restos textiles en la misma, no debemos perder la cabeza y lanzarnos a usar productos abrasivos o materiales inadecuados para limpiar la suela.

Lo mejor es frotar la suela, siempre y cuando esté fría y desconectada, con un paño de algodón húmedo. Si la mancha es persistente, podemos aplicar un poco de jabón suave. También es factible usar una esponja para esta misión.

En relación a los agujeros de la suela, por donde sale el vapor, debemos evitar usar elementos puntiagudos o metálicos para su limpieza. Si vemos que hay suciedad acumulada, lo mejor es usar un bastoncillo de las orejas y, con un poco de paciencia, ir limpiando agujero por agujero.

Merece la pena cuidar tu plancha de vapor

No lo dudes ni por un segundo. Dedicar un tiempo a cuidar tu plancha de vapor es alargar su vida y es evitar tener que comprar una nueva plancha de vapor antes de tiempo. Con estas pequeñas acciones, podrás tener tu plancha en buen estado y que, en cada sesión de planchado, ofrezca un buen rendimiento, haciendo la tarea de planchar más cómoda y sencilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.