Suicidio; realidad adolescente en Thirteen reasons why

Thirteen reasons why intenta abordar las situaciones que pueden desencadenar en el suicidio adolescente. La historia basada en la novela de Jay Asher intenta crear consciencia sobre temas como el acoso escolar, sexting, cyberbullying, pero sobretodo de los efectos de nuestras acciones sobre los demás.

Thirteen reasons why, la historia de un suicidio

La serie fue producida por Brian Yorkey y cuenta con la participación de Selena Gómez como productora ejecutiva, lo cual ha incrementando su popularidad. Al respecto Selena ha dicho que la serie busca concietizar a jóvenes y adolescentes sobre los efectos negativos del acoso en internet, fenómeno que ella misma sufrió, así como sensibilizar al público juvenil  sobre diversos temas que tienen un efecto negativo sobre ellos.

logo serie suicidio

Español: logo de la serie 13 Reasons Why 

 

La historia gira en torno a  Hanna Baker, una joven de 17 años que antes de terminar con su vida, decide grabar 13 cintas de audio dirigidas a su vez a trece compañeros de clase. A través de las grabaciones, Hanna intenta explicar como cada uno de ellos influyó de manera directa e indirecta en su decisión.

La serie inicia con Clay Jensen, uno de sus compañeros más cercanos, quién después de un duro día de clases regresa a casa para encontrarse con un paquete  que contiene las misteriosas cintas de audiocasette.  Hanna revela que si han recibido  las cintas significa que son una de las 13 razones…

Acoso escolar tiene relación con casos de suicidio adolescente

Uno de los temas tratados en Thirteen reasons why es el acoso escolar o Bullying. Este fenómeno se presenta con mayor frecuencia en los centros escolares y se caracteriza por un maltrato psicológico, físico o verbal que tiene por objetivo someter o atemorizar a la víctima; si el abuso se mantiene por un tiempo reiterado puede llegar a afectar gravemente el autoestima de quién lo padece.

El acceso a internet y el auge de redes sociales han generado  nuevas formas de violencia que trascienden más allá de la escuela, como es el caso del cyberbullying cuyos efectos son más devastadores debido a las siguientes razones:

  • Es anónimo:  Debido a que es más difícil identificar al agresor, la víctima presenta mayor ansiedad, así como sentimientos de indefensión, angustia y paranoia. 
  • Es público: Hoy en día cualquier persona puede acceder fácilmente a internet, por lo que cualquier contenido humillante permanece almacenado para siempre y al alcance de todos
  • Está en línea todo el tiempo: Al subirlo a una red social o internet se vuelve viral y se pierde el control total sobre un tema o contenido. 
  • Es invasivo: La persona pierde su intimidad, el abuso no termina en la escuela, se puede prolongar por mayor tiempo, fuera de esta. 

Sexting, nueva moda entre adolescentes

En la serie, Hanna es víctima del sexting (enviar contenidos intímos a através de redes sociales e internet que propicia el acoso)  cuando un chico con el que salía le tomó una foto mientras bajaba por una resbaladilla en falda, lo que ocasionó que se le vieran las bragas. Justin guarda la foto y al día siguiente en clase se la muestra a sus compañeros lo que provoca las burlas de todos.  Uno de los chicos toma el celular de Justin y reenvía el mensaje a toda la secundaria;  en cuestión de minutos la fotografía está en todas partes.

Este hecho fue uno de los desencadenantes que originó la depresión de Hanna, puesto que el acto contribuyó a que los chicos de la escuela comenzaran a difundir rumores falsos acerca de su comportamiento, pues el chico en cuestión mintió sobre lo que había ocurrido esa noche en su cita.

En consecuencia, uno de sus supuestos mejores amigos, a manera de venganza contra su novia quien se negó a tener relaciones sexuales con él, elabora una lista de las mejores chicas, incluyendo a Hanna como “mejor trasero” Todos estos actos en apariencia “inofensivos” terminar por arruinar la reputación de Hanna para siempre.

La cosificación del cuerpo; otra forma de violencia de género

Thirteen reasons tambien muestra el tema de la violencia de género, el sexismo y la cosificación del cuerpo en un contexto machista.  A raíz de que Hanna ha sido expuesta mediante la fotografía, los rumores y la lista comienza a sufrir el acoso por parte de varios compañeros de clase; un chico le toca el trasero sin su consentimiento, otro chico dice “Deberías sentirte halagada” respecto a la lista;   otro joven comienza a invadir su privacidad al seguirla hasta su casa y tomarle fotografías. Todos estos hechos “aparentemente inofensivos” se vuelven manifestaciones que  propician situaciones de abuso de parte de los hombres hacia las mujeres en una cultura machista y sexista.

Uno de los puntos más fuertes de la serie es la denuncia o crítica que se hace respecto al tema de la cosificación del cuerpo.

La cosificación  reduce a la mujer a un objeto de consumo, principalmente de satisfacción y placer masculino, por encima de sus cualidades personales o sentimientos, creencia equivocada que es difundida en masa através de diferentes  medios de comunicación en donde su valor está determinada por su apariencia física y  belleza,  que reafirman  la idea de la mujer vista como un ser que tiene la función de satisfacer las necesidades y deseos de otro.

Violencia de género y sexismo

Las creencias interiorizadas de la mujer como objeto generan  comportamientos en el varón en que la posesión de una mujer hermosa se vuelve sinónimo de poder entre hombres, lo que los impulsa a acciones de conquista o dominio del cuerpo femenino , que cuando  se les niega deriva en sentimientos de resentimiento y humillación,  lo que desencadena la violación. 

Este tema es denunciado en la serie cuando se muestra como los chicos de la escuela justifican sus conductas de abuso y violencia hacia Hanna, mostrándola como víctima de su propia actitud seductora que se ven reflejadas en  pantalla en las escenas de los  toqueteos, los chistes sexuales, los besos forzados e incluso la escena más fuerte de todas.

Es de aplaudir el gran esfuerzo que la serie hace por mostrar una realidad dura que viven muchas adolescentes de todo el mundo,  para generar conciencia sobre la importancia de denunciar el delito,  no callar los abusos, no encubrir a los agresores y dejar de sentir vergüenza o culpa por la agresión.

El tratamiento del tema en la serie radica en la necesidad de educar y sensibilizar a chicos y chicas respecto a temas de violencia de género, sexualidad, noviazgo  y sexo con consentimiento.

Suicidio, tratamiento y prevención

Los trastornos del ánimo se pueden prevenir

Envenenamiento es uno de los 3 principales métodos de suicidio

El acoso, la soledad, el aislamiento, sentimientos de pérdida, la violencia y los sentimientos de vacío que experimenta Hanna la llevan a caer en un estado depresivo que la llevan a pensar en el suicidio como alternativa para terminar con el sufrimiento.  Al respecto, la OMS dice:

  • Las enfermedades mentales, principalmente la depresión,  trastornos por consumo de alcohol,  abuso de sustancias, la violencia, las sensaciones de pérdida y diversos entornos culturales y sociales constituyen importantes factores de riesgo de suicidio.
  • El suicidio es la segunda causa de defunción entre personas de 15 y 29 años
  • Más de 800, 000 personas se suicidan cada año, esto equivale a una muerte cada 40 segundos
  • Veneno, ahorcamiento  y armas son los métodos más habituales
  • El objetivo del plan de acción de Salud Mental busca reducir el suicidio en un 10 % 
  • El tratamiento debe ser integral y busca concientizar  a las familias para eliminar los prejuicios que representan obtstáculos para su tratamiento. 
Depresión causa de suicidio

El suicidio es la segunda causa de muerte en el mundo. Photo by Rebeca Whithey

Educación emocional para prevenir

El valor de la serie radica en el alto grado de compromiso que tiene el público al que se dirige. Aunque en los últimos días ha sido objeto de criticas superficiales que intentan demostrar que incita al suicidio o que se ha dado un tratamiento muy superficial al tema.  El programa busca generar la reflexión, el diálogo y también la controversia.

Es el reflejo de la angustia adolescente, el retrato de un mundo de adultos que están más ocupados en sus trabajos que en los problemas de sus propios hijos y en donde los profesores están más interesados en cumplir con un programa académico en lugar de reforzar valores.

Los centros escolares necesitan   capacitar a los consejeros vocacionales para saber como actuar ante una crisis adolescente, también son necesarios los programas de educación emocional que enseñen a los adolescentes a expresar sus sentimientos y  desarrollar la empatía, el respeto, la amistad y otra serie de valores que les ayuden a mejorar sus relaciones consigo mismos y con los demás.

Padres de familia más conscientes, con capacidad de escuchar y profesionales de la salud capacitados en trastornos del ánimo,  podrían generar la mejor alternativa para la prevención del suicidio.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.