“Suspiria”: El horror expresionista de Dario Argento

 “Suspiria”, cinta de terror de Dario Argento, predomina en el colectivo cinéfilo por el tributo al expresionismo alemán, el elegante cruce de fantasía con gore y la aterradora recreación atmosférica que prevalece como obra de culto 40 años después de su estreno.

El terror pone en vilo las emociones del ser humano, capaz de despertar la dopamina a través de un gusto inusitado por sentir miedo ante lo desconocido. Algunos de los filmes precursores que se encargaron de abrir paso al género del horror fueron la obsesión de un vampiro por tomar la sangre de una mujer en “Nosferatu” (1922) y la existencia de un monstruo en “El Golem” (Der Golem, 1920).

En los setenta, el clasicismo estadounidense del horror alcanzó un notorio auge que consolidó a las entonces nacientes figuras de Wes Craven (The Last House of the Left, The Hills Have Eyes), George A. Romero (Dawn of the Dead) y John Carpenter (Halloween). No obstante, la propuesta europea hizo también lo propio en la época con diversos trabajos como la escocesa “The Wicker Man” (1973) y la polaca “The Devil” (1972), del realizador Andrzej Zulawski.

Italia gestó una destacada generación de realizadores en aquellos años, fusionando la inquietud del thriller policíaco con el terror (identificado como Giallo), transmitiendo una palpable influencia en la modernidad cinematográfica del género. Además de Lucio Fulci, Sergio Martino, Mario Bava y Umberto Lenzi, Dario Argento fue uno de los íconos que realzó al cine de terror de Europa gracias a su ecléctica cantidad de relatos oscuros, siendo “Suspiria” (1977) una de las más emblemáticas gracias a su peculiar aproximación al esoterismo oscuro y la fantasía.

“Suspiria”: La detallada sobrenaturalidad en un instituto de danza

Dario Argento filme

Suspiria Terror hom0genic tumblr

El folclore de la brujería y su práctica en tiempos remotos fueron móviles para que Argento diera inicio a la “Trilogía de las Madres”, inspirada en el ensayo “Suspiria de Profundis”, del escritor inglés Thomas de Quincey, que incluye el poema “Levana y Nuestras Señoras del Dolor”, retratando la historia de tres hermanas originarias del Mar Negro que acumularon poder e infundieron terror y caos en diversos puntos del mundo.

“Suspiria”, quinta película en la filmografía de Argento, más allá de tomar ligeramente como base la figura de Mater Suspiriorum (La Señora de los Suspiros), recurre a la recreación de una tensa atmósfera para impactar al personaje, uno de los rasgos más identificables de Argento en la época, enalteciendo el cruce entre fantasía y terror, más semejante a una pesadilla que a un cuento de hadas.

Inspirado en las sectas de brujas datadas del siglo XIX, así como en la concepción visual de “Blanca Nieves y los Sietes Enanos” (Snow White and the Seven Dwarfs, 1937) de Disney y en las vivencias de la madre de la guionista Daria Nicolodi (una de las escritoras de Suspiria, así como pareja sentimental de Argento en aquel entonces) durante su infancia en un internado, la sobrenaturalidad permea en el relato por medio de la atención al detalle en su escenario.

La primera parte de la trilogía, la cual sería conformada por la confrontación de Mater Tenebrarum (La Señora de las Tinieblas) y el misticismo de la alquimia en “Inferno” (1980) y la lucha contra la Mater Lechrymarum (La Señora de las Lágrimas) en “La Terza Madre” (2007), subraya la oscuridad de su trama, apoyada por el juego de la iluminación rojiza y azulada de la fotografía de Luciano Tovoli y la visión artística evocadora del  expresionismo alemán.

Durante una férrea tormenta, el arribo de la joven estadounidense Suzy Bannion (Jessica Harper) a la laureada Academia de Ballet de Tanz en Friburgo, Alemania, con el propósito de mejorar sus habilidades dancísticas, desatará una turbia serie de acontecimientos al toparse con Pat (Eva Axén), alumna expulsada del colegio que aparece muerta bajo circunstancias extrañas.

Acompañado por inspiraciones de corte barrocas que enaltecen el entorno de la pesadilla con los salones de clase, los dormitorios de las muchachas, las escaleras del edificio y las habitaciones desconocidas, la violencia del gore exalta el grafismo de la obra con un toque de elegancia, con las acuchilladas presentadas en primera persona, el fulgor de la sangre o la creatividad en la recreación de las muertes, dignas de la sordidez de la fantasía.

El relato, además de presentar de manera ligera la confrontación entre ciencia y esoterismo, se beneficia también por los personajes que lo conforman, algunos de ellos con presencias sombrías, excéntricas e impotentes que sobreponen a la simplicidad de la historia: la robusta profesora Tanner (Alida Valli), la fanatizada subdirectora Madame Blanc (Joan Bennett) y Daniel (Flavio Bucci), el pianista con ceguera acompañado por su perro guía que ejecuta una las escenas más emblemáticas y sombrías de la cinta. Todos ellos capaces de provocar tensión por sus peculiaridades físicas o psicológicas.

Una de las precursoras del slash, la cruel atmósfera de “Suspiria” vigoriza el misterio que decora al instituto y sus habitaciones, remarca la pérdida de la inocencia ante la maldad, a los numerosos simbolismos encontrados en forma de aquelarres, y animales, acompañando al retorcido en espiral de Suzy, con la sensación de angustia mantenida por el sofisticado score de la banda italiana de rock alternativo Goblin.

 “Suspiria”: Influencia de terror que vuelve en forma de remake

Dario Argento Cine Terror

Suspiria 1977 Poster davealmost tumblr

El uso de iluminaciones saturadas de colores al estilo Technicolor de los años cincuenta, fue uno de los factores principales que contribuyó a la construcción de sustos y sensaciones en “Suspiria”, basándose en la integridad del entorno para convertirse en un referente indispensable del género de terror.

Además de ser la precursora de la “Trilogía de las Madres”, su influencia en diversos realizadores como el danés Nicolas Winding Refn  es palpable en las estéticas visuales de algunos de sus trabajos más destacados, como la crueldad en el mundo del modelaje saturadas de color de “El Demonio Neón” (The Neon Demon, 2016).

La notoriedad de “Suspiria”, en tiempos en los que el reciclaje de versiones modernizadas de clásicos están a la orden del día, la llevó a tener con un postergado remake, a estrenarse en 2017. El italiano Luca Guadagnino, encargado del eficaz thriller “A Bigger Splash” (2015), inspirada del clásico francés “La Piscina” (La Piscine, 1969), es el encargado de dirigir la readaptación, contando en el elenco con Dakota Johnson como la nueva Suzie Bannion y Tilda Swinton como Madame Blanc.

El horror de la persecución maquiavélica hacia jóvenes mujeres, más próxima al imaginario de la obscura pesadilla, significó la consagración como cinta de culto 40 años después de su primera proyección en el cine, permaneciendo intacta en su tenebrosidad gracias a la fantasmagoría de un ficticio y asfixiante instituto de baile.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Resumen del artículo (Obligatorio)
Título (Obligatorio)
"Suspiria": El horror expresionista de Dario Argento
Breve descripción (Obligatorio)
"Suspiria", de Dario Argento, es una de las cintas más emblemáticas del género de terror gracias a la poderosa tensión en su atmósfera.
Autor (Obligatorio)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.