“El silencio de los malos tratos” conociendo a Victória María Bosch F.

Victória María Bosch F. es una valiente. Una mujer que se atreve a narrar los malos tratos que sufrió desde bien joven, en primera persona, para ayudar a otras mujeres y a sus niños, víctimas inocentes de una lacra que no para de crecer.

La tuya es una historia que cala hasta los huesos y pone de manifiesto que los malos tratos siguen siendo ese gran enemigo silencioso. ¿ Qué le dirías a todas esas mujeres que se sienten vulneradas constantemente, pero que no se deciden a buscar ayuda ?.  

Que no se silencien, que pidan ayuda. La idea de la sumisión de la mujer como forma de asegurar la paz dentro del matrimonio tiene que tener un punto y final, y un BASTA YA.

La ” indefensión aprendida ” es eso que tanto cuesta entender a quien no ha vivido en sus carnes los efectos de la violencia continuada, pero que te paraliza por completo y te impide reaccionar. ¿ Por qué crees que cuesta tanto entender que la violencia genera indefensión ?.

Porque solo quien lo vive realmente conoce los motivos por los que es sometido a esa indefensión. Las relaciones en pareja adoptan formas agresivas, incluso discusiones acaloradas. Existen relaciones de pareja conflictivas, en las que pueden llegar a surgir peleas e incluso se llega, en ocasiones, a la agresión física entre ambos. Pero el maltrato nada tiene que ver con esto; en el maltrato el agresor siempre es el mismo: por definición, el maltrato aunque adopte las mismas formas o agresiones verbales y físicas, es unilateral. Siempre es la misma persona la que recibe los golpes." El silencio de los malos tratos "

La ambivalencia que ” envuelve ” a la mujer o al hombre maltratados es ese sentimiento que le lleva a disculpar y hasta defender a su agresor/a por la relación que les une. ¿ Qué le dirías a quien aprovecha esa ambivalencia para desmerecer y restar crédito a la persona maltratada ?.    

Les diría que desmerecer y restar credibilidad a la mujer maltratada es de persona necia… que un día podría sucederle a alguien de su familia. ¿ Cómo reaccionaría ?, ¿ seguiría pensando igual ?.

La ambivalencia son sentimientos mezclados, donde una persona experimenta incertidumbre, pensamientos, emociones, positivas y negativas. Una mujer maltratada sufre ese tipo de conflicto por varios motivos: la violencia familiar que se define como abuso en cualquiera de sus formas, ya sea físico, sexual, emocional o a través del aislamiento.

¿ Cómo se puede tratar de desacreditar a una mujer o a un hombre, a alguien que vive o ha vivido en esas condiciones ?.

Denunciar siempre es el primer paso para erradicar ese ” ciclo de violencia “. Pero el proceso es tan doloroso que se corre el riesgo de ” revictimizar “ a la mujer durante el proceso. ¿ Qué le dirías a esa mujer que se decidió a dar el paso y acaba retirando la denuncia, cediendo así al entorno hostil del agresor ?.

Que se está equivocando y alimentando a su agresor para ser más fuerte. Como casos individuales los maltratadores sufrirían un fuerte trastorno que les conduciría a maltratar a la mujer, y a ésta en su fragilidad, a aguantar esos malos tratos. Los maltratadores nunca cambiarán de actitud, están enfermos y jamás lo admitirán. Las ayudas que existen actualmente para ayudar a un maltratador NO SON EFICACES.

Muchos procedimientos son archivados o sobreseídos porque cuesta mucho probar la violencia que se ejerce en la intimidad del hogar. ¿ Crees que la impotencia de la mujer ante dicha situación de desigualdad contribuye a fomentar aún más ” indefensión “ ?.

Por supuesto. Desde el punto de vista feminista, la violencia masculina se percibe como un mecanismo de ” control social ” que se mantiene a la subordinación de las mujeres respecto de los hombres. La violencia contra la mujer se deriva de un sistema social cuyos valores y representaciones asignan a la mujer el estatus de sujeto dominado." El silncio de los malos tratos "

Cuando por fin te decides a denunciar, te das cuenta de que muchos de los amigos de la pareja se ponen de su parte, habiendo sido testigos en multitud de ocasiones, de situaciones violentas. ¿ Qué le dirías a esas personas que conociendo la realidad se ponen de parte del maltratador ?.  

En primer lugar, como seres humanos que somos debemos intentar apaciguar cualquier situación de violencia. Y si somos testigos, ayudar a las dos partes insistiendo en que busquen ayuda psicológica. Al contrario, el apoyo al agresor por parte de los amigos en una situación de violencia, es ayudar a que un maltratador siga reforzando su dominio contra una mujer.

Ser ” parte ” y ” testigo ” en un mismo proceso coloca a la mujer maltratada en una situación aun más complicada, si cabe, porque testifica contra la persona que ama. Siendo muchas veces, el único referente en su vida. ¿ Crees que si las personas comprendieran eso, cambiaría el resultado de muchos de los procedimientos por malos tratos ?.

Sí. Complicada pregunta. Una mujer que es testigo y víctima, no se da cuenta de que en ese momento, de lo que vive con su maltratador; ella bien cree amar al monstruo que está a su lado porque es el único referente en su vida.

 

El silencio de los malos tratos

Amazon España: EUR 15,00

Amazon Reino Unido: £19.71

Amazon Estados Unidos: EUR 15,00

Tu nombre viene de un derivado de las Lenguas Indoeuropeas; el latín. Victoria en latín significa ” vencedora “. Quiero que lances un mensaje a todas esas mujeres que vencieron o pronto vencerán los ” malos tratos ” que un día sufrieron, y que hoy miran la vida con otros ojos.

Los abusos constantes y la violencia pueden acabar y acaban con nuestros sueños, con nuestra salud, con nuestra voluntad e incluso con nuestras vidas. UNIR NUESTRA VIDA AL HOMRE EQUIVOCADO PUEDE SER MORTAL.

Me gustaría poder retroceder en el tiempo y poder decir a todas estas mujeres que no pudieron sobrevivir, que hay momentos en los que todas sentimos miedo, que nos preocupamos, que no estamos solas, que tienen amigas que las quieren y que las valoran, que nadie puede ser dueño de nuestras vidas.

Desgraciadamente, hoy no tengo la oportunidad de podérselo verbalizar a todas esas mujeres que fueron cruelmente asesinadas. Pero tengo el honor de poder decir que soy una SUPERVIVIENTE de la violencia de género y que lucho junto a otras mujeres para acabar con ” El silencio de los malos tratos “. No permitamos que haya otra víctima más en manos de los que no saben amar, respetar y valorar a esa mujer que un día amaron. Hay que prevenir, educar y concienciar a la población. Aún existen hombres que siguen siendo machistas y dominantes. La solución no consiste en tratar de ocultarlo sino darlo a conocer.

Es una tarea de todos. Hay que poner fin a toda esa discriminación e incomprensión de todo aquel necio que aún piensa que la mujer no tiene derechos. Esto es un dolor que nos infecta y afecta.

 ” Es mucho más hombre el que llora, que el que maltrata “.

Nos quedamos con esa última reflexión. Victória María Bosch F. una mujer que invita a la esperanza y que asegura que ” vivir es nacer cada instante “.Quien pega la primera vez, pega dos veces. Si te pega no te quiere.

Muchas gracias por arrojar luz en el oscuro silencio de los malos tratos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.