¿Cómo será el fin del cosmos?

1

En fechas recientes se han propuesto novedosos argumentos relacionados con la teoría denominada “Big Rip”, es decir, el Gran Desgarramiento del cosmos que determinará el final de todo lo que existe, la desaparición de todos los seres que existen en el universo. No obstante, además de esta teoría del colapso del cosmos, existen otras más que los científicos contemporáneos han considerado.

Fin del cosmos por la Gran Congelación (Big Freeze)

Esta teoría es bastante explícita en cuanto al posible destino del universo: el Big Freeze o Gran Congelación. Es una predicción que parte de la termodinámica moderna y se fundamenta en la ininterrumpida expansión del universo. De acuerdo a esta teoría, con el paso del tiempo las nubes de gas de donde surgen nuevas estrellas terminarán por agotarse, así como también la energía de los propios astros, lo que acarreará el final del cosmos. De manera que al universo, de acuerdo a esta explicación, le aguarda una lenta muerte térmica. Los agujeros negros terminarán por degenerar y la materia entera entrará en una descomposición irreversible. Poco a poco el cosmos quedará sumido en las tinieblas y se mantendrá una temperatura uniforme por efecto de la entropía. Desde ese instante no existirá nunca actividad en lo que fuera el cosmos, puesto que este último habrá desaparecido.

Fin del cosmos por el Gran Desgarramiento (Big Rip)

Esta es una de las teorías del fin del universo que más han manejado los científicos en años recientes. Se trata de la teoría de la expansión perenne, la cual se fundamenta en la, al parecer interminable expansión del universo, dinámica que además está teniendo una velocidad creciente. Algunos astrofísicos piensan que, en un instante determinado, el cosmos se expandirá hasta un punto en el que la gravedad no podrá seguir manteniendo únicos a los distintos componentes del universo. Como consecuencia de lo anterior, el cosmos se transformará en un vasto ámbito repleto de aisladas partículas, incapaces de interactuar de modo alguno. Se piensa que la energía oscura, la cual podría integrar el setenta por ciento del contenido del universo en este momento es la causante de la expansión acelerada que el cosmos está experimentando y que derivará en su irremediable final: el Gran Desgarramiento.

Fin del cosmos por la Gran Implosión (Big Crunch)

Pero el universo también podría sufrir un destino catastrófico al dejar de expandirse en un momento dado y colapsar sobre sí mismo. Esta es la idea base del llamado Big Crunch o Teoría de la Gran Implosión. Se trata de una versión a la inversa del famoso Big Bang, un escenario posible para la muerte del universo en el que la materia tal y como la conocemos, terminará por quedar destruida. Esta teoría considera que la fuerza de la gravedad es más intensa que la fuerza que motiva la expansión del cosmos. De manera que si en cierto instante esta última se detiene, el universo comenzará a colapsarse. Y si la expansión está asociada al enfriamiento, un universo en compresión verá su temperatura aumentada considerablemente. De este modo la radiación en el cosmos tendrá una temperatura más elevada que los astros y estos terminarán por quedar destruidos. Al final todos los agujeros negros que hay en el universo formarán un solo y vasto agujero negro que consumirá todo lo que hay e inclusive a sí mismo. Hay astrofísicos que consideran como inminente este porvenir del universo y conjeturan que acontecerá en algunas decenas de millones de años. Otros expertos piensan que este evento catastrófico podría ser el crisol de otro Big Bang, en una repetición que podría estarse dando desde siempre y que proseguirá hasta la eternidad.

Fin del cosmos por el Gran Cambio (Big Change)

Algunos de los más brillantes físicos cuánticos actuales, piensan que aún en el vacío hay una mínima cantidad de energía. Pero se ha manejado la posibilidad de que puede haber otra clase de vacío con aún menos energía. De acuerdo a la física cuántica, si un vacío con baja energía es factible, entonces en cierto momento una burbuja de esa especial energía puede surgir en alguna parte del cosmos. De modo que el novedoso vacío alterará al vacío más viejo y esa burbuja se expandirá a una velocidad cercana a la de la luz. En el interior de esta burbuja creciente, partículas como los quarks y electrones podrían tener propiedades muy distintas a las que tienen en el cosmos actualmente. Esto último modificará radicalmente las condiciones de la química. Los humanos, mundos y astros quedarían destruidos por este Gran Cambio del universo. Fue en 1980 cuando los científicos Frank De Lucia y Sidney Coleman presentaron esta teoría de la muerte del universo refiriéndose a ella como la catástrofe ecológica final y definitiva.

Una Respuesta

  1. Nahoa

    Interesantísimo artículo!! Enhorabuena!! Muy trabajado, claro y divulgativo. Me ha encantado. Solo espero que ese final esté aún muy lejos!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.