San Nicolás de Bari, el verdadero Santa Claus

Quienes tengan la duda de dónde surgió Santa Claus, deben saber que su leyenda se basa en la vida y obra de San Nicolás de Bari.

Santa Claus es un viejecito regordete y sonriente que regala juguetes en Navidad a los niños que se portan bien durante el año y aunque muy cambiado por el paso del tiempo y la publicidad, este personaje tuvo su origen en la historia de San Nicolás de Bari.

San Nicolás de Bari fue un obispo que vivió en el siglo IV

Conocido en Oriente como San Nicolás de Mira y en Occidente como San Nicolás de Bari, nació en una familia adinerada y desde niño tuvo un carácter piadoso y generoso. Desde entonces decía a sus padres: “sería un pecado no repartir mucho, siendo que Dios nos ha dado tanto” se afirma en la página Santopedia.com donde se describen algunos de sus milagros.

Sus padres lo educaron en la fe cristiana y a la muerte de ellos, Nicolás heredó una gran fortuna que repartió entre los pobres y después se fue a vivir a Mira, actualmente Turquía, donde fue consagrado obispo.

Por un decreto contra los cristianos fue encarcelado y al ser liberado, a pesar de ser anciano, siguió viajando y evangelizando; entregando juguetes a los niños para recordar a todos que en Navidad recibimos el mejor de los regalos a través de Cristo, que es la esperanza de la salvación eterna.

Nicolás murió el 6 de diciembre del año 345 en Mira. Sus restos descansan en la ciudad de Bari en Italia, donde fueron a dar después de ser retirados de Turquía, por esto es que se le conoce como San Nicolás de Bari. Luego de su muerte se convirtió en un santo por el que se sentía una especial devoción tanto en Oriente como en Occidente y surgieron muchos relatos sobre sus milagros.

Existen varias leyendas acerca de San Nicolás de Bari

Una historia cuenta que había tres jovencitas que querían casarse pero su padre no podía pagar la dote correspondiente y al saberlo Nicolás dejó caer por la chimenea, pretendiendo no ser visto, tres monedas de oro y cayeron en unas medias de lana que las jovencitas habían dejado secando. Por eso es que se cuelgan las medias tejidas que sirven para recibir regalos en Navidad, una tradición nórdica seguida por devotos y no devotos de este Santo.

Un dato curioso es que muchos de los milagros que se le atribuyen giran en torno al número 3; cuentan que también resucitó a tres niños que cayeron de un árbol y murieron al instante, a otros tres niños que fueron sacrificados para dar de comer a los clientes de un hostelero, por lo que se le representa con tres niños a su lado en una cubeta, y también salvó a tres generales condenados a muerte injustamente.

Santa Claus es el personaje bonachón de las Navidades

Con el decreto contra los cristianos se quemaron las iglesias y se encarcelaron a todos los cristianos que no quisieran renegar de su fe. Entonces, Nicolás fue capturado y terminó encarcelado y con la barba quemada.

Cuando el emperador Constantino se convirtió al cristianismo mandó liberar a todos los cristianos encarcelados; para ese entonces Nicolás había envejecido y cuando salió de la cárcel tenía su barba crecida y llevaba el traje rojo que lo distinguía como obispo, a pesar de los años que estuvo encarcelado conservaba su buen humor y no dejó de ser bondadoso.

Los cristianos de Alemania tomaron la historia de los tres sacos de oro y la imagen de Nicolás al salir de la cárcel para crear la historia de Santa Claus, un viejecito sonriente vestido de rojo que entra por la chimenea en Navidad para dejar regalos a los niños buenos.

LEGO - 300621 - Christmas Santa Set - 850939

Amazon Estados Unidos: EUR 15,99

Amazon España: EUR 15,99

Amazon Reino Unido: £15.98

Santa Claus, un producto más de Coca-Cola

Santa Claus es en realidad San Nicolás de Bari

Santa Claus – Foto por LadyDragonflyCC en Flickr.com

Por otra parte el nombre de Santa Claus viene de la evolución del nombre de San Nicolás; pasando por San Nikolaus, su derivación en alemán, y St. Nick, llamado al principio en Estados Unidos, hasta llegar a nombrarlo Santa Claus.

Y así como su nombre ha evolucionado, el personaje también lo ha hecho. Se dice que Nicolás era delgado y de escaso pelo, en cambio Santa Claus es regordete, con abundante pelo y una larga barba, porque había cambiado al salir de la cárcel o quizá para representar la abundancia que hoy nos quiere ofrecer este personaje. Además cambió la mitra obispal que cubría su cabeza por el clásico gorro rojo que se pone de moda en las Navidades.

En la actualidad se conoce una imagen de Santa bien definida, la marca de refrescos Coca Cola la creó, en el siglo XX, al utilizar el personaje como parte de su campaña comercial en Navidad y se ha encargado de difundirla mediante su publicidad; por este motivo algunas personas lo ven sólo como un producto de la mercadotecnia, pero para muchos países Santa Claus es mucho más que eso.

Lo que sigue identificando a este Santa moderno con el original es el mensaje que lleva de felicidad y que no debe ser precisamente por los regalos que trae sino por lo que esto representa y que es el verdadero significado de la Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.