Samhain, el origen de Halloween.

1

El año nuevo celta

Una de las festividades más importantes en los ritos mítico-religiosos druídicos es el llamado Samhain, que marca el año nuevo de la cultura celta.

Samhain es la fiesta más importante dentro de las 8 festividades druídicas, se festeja el fin de la cosecha para el pueblo celta y la muerte de su dios. Esta celebración se realiza entre el 31 de Octubre y el 1 de Noviembre, dando la bienvenida a la estación oscura del año; por lo que además el 31 de octubre es el día en el que se le rinde culto a la muerte. Hoy en día es celebrada por religiones paganas como la Wicca o el Neodruidismo.

4069607373_6139e1ca0c.jpg

Samhain culto a la muerte y el mundo de los espíritus

La festividad celta de Samhain congregaba muchas actividades, tanto míticas y ceremoniales como festividades y banquetes; por otra parte se creía que el 31 de octubre el dios Dagda moría para volver al vientre de su madre y nacer en Yúle; por lo que en ese día se creía que los espíritus de los muertos caminaban en el mundo de los vivos para visitar a sus seres queridos.

Sin la vigilia del dios, los espíritus malignos también regresaban al mundo de los vivos, por lo que fuera de las casas se dejaba comida para que no entren a las viviendas; Samhain degeneró en otros países, principalmente en Estados Unidos en la fiesta llamada Halloween, así esta práctica de dejar comida fuera de las casas para que los malos espíritus no las atacasen se transformó en el famoso “trato o truco” de los niños disfrazados de monstruos.

El culto a la muerte en el druidismo es indispensable, su cultura mítico-mágica se basaba principalmente en la muerte, de ahí la concepción errónea de los conquistadores romanos sobre sus prácticas de ofrendas y sacrificios humanos; ciertamente existían estas prácticas, pero dentro de su concepción era todo un honor ofrendar la vida a sus dioses.

6297898421_1d104de4ae.jpg

Por lo que el día en el que los espíritus regresan al mundo de los vivos era una de las festividades más importantes del druidismo, en especial para los sacerdotes, ya que tenían la oportunidad de comunicarse con ellos y obtener sabiduría y fortaleza.

Samhain, fin de las cosechas

Samhain además era la festividad del fin de las cosechas después de Mabon, por lo que se celebraba con grandes banquetes y bebida por el pueblo celta, al prepararse para la estación fría este debía ser el último día de recolección para estar preparados para la nieve y el frio.

Además se rogaba a los dioses que el verano llegara pronto y que las cosechas del próximo año fueran buenas; los druidas participaban activamente en muchas de las celebraciones y ritos, en especial esta era una festividad dirigida y dedicada a los druidas sacerdotes, mientras que los bardos y curanderos presentaban su ayuda como séquito; en reverencia y meditación.

El culto de los muertos también era muy importante para el pueblo, ya que era la oportunidad para saludar y estar junto a sus seres queridos muertos; las reuniones familiares se realizaban en las casas, ofreciendo tributos a las deidades que habitan el mundo de los espíritus.

3025025933_d1d60f2a64.jpg
La palabra Samhain significa “fin de verano” en gaélico antiguo, se celebraba tres días antes y tres días después del 31 de octubre. En este periodo se preparaba el mundo para la llegada de los muertos y para la muerte del dios, se consagraban los alimentos para el invierno y se celebraba por el fin de las cosechas. Además era el adviento de la época de invierno por lo que se rogaba a los dioses una buena cosecha el próximo año.

Dagda era el dios de la luz y el sol, por eso se creía que en ese periodo moría, para completar un ciclo y volvía al vientre de su madre, para renacer en el solsticio de invierno el 21 o 22 de diciembre en la festividad llamada Yúle, para empezar un nuevo ciclo de vida y luz.

La relación de Samhain y Halloween

Después de la conquista romana y la destrucción del druidismo, el pueblo celta no dejó de celebrar sus fiestas, aunque estas fueron acomodadas por la iglesia católica para que se acoplen a sus creencias.

58203460_57dbe2c4e3.jpg

Así en un principio el papa Bonifacio IV transformó uno de los templos romanos donde se rendía culto al panteón de los dioses, en un templo dedicado a todos los santos, es decir a todos los hombres que supuestamente habían sido tocados por los dones milagrosos y santos de su dios; y se dedicó una festividad que se la llamó el día de todos los santos, en el cual además se honraba a todos los difuntos; en un principio se celebraba el 13 de mayo, posteriormente se la reajustó al 1 de noviembre para que calce con el año nuevo celta y su celebración a los muertos.

Además se tomó en cuenta también el día previo a la festividad, la preparación para el culto a los santos; la celebración para los ingleses se llamó por tanto All Hallow’s Eve (vigilia de todos los santos), que posteriormente se degeneró en All Hallow Een, para terminar en lo que hoy se conoce como Halloween.

La celebración y culto del pueblo celta tenía un elevado grado de importancia en su cultura y sobre todo era trascendental para el druidismo, quienes creían que en la muerte se esconde toda la sabiduría y la trascendencia hacia el mundo eterno de los espíritus.

Una Respuesta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Haz la operación aritmética: *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.