Room Escape ¿Escapar de una sala? Diversión garantizada.

¿Has oído hablar del Room Escape? Se trata de la actividad de ocio del momento, una experiencia diferente que te hará pasar un rato inolvidable. Consiste en que un grupo de jugadores entre en una sala y resuelva todos los enigmas y acertijos que se les propongan con el fin de salir de ahí antes de que se agote el tiempo.

¿Qué es un Room Escape?

El concepto ya lleva unos años establecido en España, desde 2013, pero tuvo su origen en un juego de ordenador creado por un informático de Silicon Valley en 2006. Aquel juego consistía resolver un enigma en un tiempo limitado, haciendo click con el ratón en diferentes partes de la pantalla para encontrar las pistas.

Poco después, en Japón entorno al 2007 y basados en aquel videojuego, nacieron los Real Escape Game (REG) o juegos de escapismo en vivo.  Desde ahí comenzaron a expandirse por todo el mundo, primero a Singapur en 2011 y pronto al resto de Asia, Estados Unidos, Europa y Australia. En 2015 ya había más de 2800 salas de escapismo en el mundo.

Un juego diferente

Como hemos dicho, este juego consiste en una sala de la que los jugadores tienen que “escapar” resolviendo puzzles, acertijos, rompecabezas, adivinanzas o pruebas de habilidad. Además, cada sala es diferente y está ambientada en múltiples estilos desde una nave espacial hasta el despacho de un detective de los años cincuenta, pasando por una celda de Alcatraz.

Desde sus inicios los Room Escape han ido evolucionando, incorporando nuevas ideas y desafíos, un ejemplo es la propia finalidad del juego.

Los nuevos modelos de escape ya no consisten en salir con vida de la sala, sino en cumplir la misión que se encomiende al entrar en la sala, bien sea salvar al mundo de un desastre nuclear o encontrar al culpable de un asesinato. De este modo se consigue mayor compromiso dotando a los jugadores de un rol que deben desempeñar a lo largo del juego. En este sentido se han ampliado increíblemente los tipos de escenografía y ambientación, pudiendo convertirte en cualquier cosa: Científico, militar, agente secreto, explorador y un largo etcétera de personajes fascinantes.

Además, con el tiempo las salas de escape se han ido modernizando, introduciendo la electrónica, la informática y los efectos especiales para dar más complejidad a los retos que deben enfrentar los jugadores, haciéndolos más atractivos al público.

El negocio de los Room Escape

Ya en el inicio de su andadura los juegos de escapismo gozaron de una calurosa bienvenida que posteriormente se ha traducido en una gran popularidad. La suya es una tendencia de ocio creciente en todos los continentes y se puede decir que es también un negocio rentable. Actualmente en España hay alrededor de 350 salas de escape funcionando, siendo Barcelona la ciudad con más de ellas a nivel nacional y mundial.

Debido a esta vía abierta al emprendimiento pronto comenzaron a crearse salas propias que no pertenecían a ninguna franquicia internacional, es el caso de Cronologic, la primera en España y situada en la ciudad condal.

La razón de su rentabilidad no es difícil de comprender, un juego de escapismo es una experiencia que apela a nuestra esencia más básica, estimula nuestras emociones, creatividad y habilidades, dejándonos con un buen sabor de boca al final. Es una labor en equipo que fortalece vínculos, limitándose no únicamente a los 60 minutos que los jugadores pasan en la sala sino también a la reexperimentación y recuerdos posteriores que con toda seguridad permanecerán mucho tiempo en sus conversaciones. Es una actividad generadora de confianza y de cooperación entre los participantes que además libera estrés. Por si todo esto fuese poco, los Room Escape son una alternativa de ocio que resulta económica y que proporciona una sensación de satisfacción por el dinero bien gastado.

¿Quién puede entrar?

Aunque en principio este tipo de juego se trataba de una actividad solo para adultos, ya han empezado a verse las primeras salas especialmente creadas para niños y familias, incluso se están impulsando salas adaptadas para personas con alguna discapacidad como la visión reducida. Así el abanico de personas que pueden participar de esta experiencia va en aumento.

En la actualidad los Room Escape están recomendados para un público muy amplio: Grupos de amigos, fiestas de cumpleaños y despedidas de soltero… Para parejas y familias, para compañeros de estudios y de trabajo, y también para equipos de empresa. De hecho el team building para empresas es una de las aplicaciones que más enorgullecen a los propietarios de este tipo de negocio.

Además la amplia variedad de temáticas, ambientaciones y misiones hacen que cualquier persona pueda encontrar la actividad más acorde con sus gustos personales. Hay salas centradas en historias y estética de terror, de misterio y suspense como una casa embrujada, podemos encontrarlas ambientadas de ciencia ficción y fantasía, como las que tratan de viajes en el tiempo y también hay otras más televisivas inspiradas series como Perdidos o Prison Break y en películas como Saw.

¡Hay miles de experiencias posibles! Ya no hay excusa para no probarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.