Reseña de “La escritora”, de Carmen Conde

Carmen Conde nos sumerge, con “La escritora”, en una novela negra que atrae el interés del lector a golpe inesperados giros, a la vez que dando unas breves pinceladas acerca de cómo puede ser el mundo editorial y todos sus entresijos. Una historia recomendable con una protagonista bastante peculiar que, con toda probabilidad, no te dejará indiferente.

Ficha técnica de “La escritora

Reseña de la novela negra "La escritora"

La escritora, de Carmen Conde – Image vía amazon.es

  • Autora: Carmen Conde
  • Editorial: Ediciones B
  • Género: Narrativa, novela negra
  • Longitud: 368 páginas
  • Año de publicación: Enero de 2017
  • Formato: Versión digital y versión impresa
  • ISBN: 978-84-666-6049-5

Argumento de “La escritora

Lucrecia Vázquez es una mujer brillante y talentosa. Amante de las letras y de las historias, ha conseguido que, a pesar del síndrome de Gilles de la Tourette que padece y la compleja personalidad que tiene, pueda cumplir su sueño: escribir y contar historias, aunque, por otro lado, “tampoco tiene más aspiraciones“. Eso sí, no es de las que, tras publicar sus novelas, asistan a las presentaciones, den charlas o participen en las ferias de libros o en actos que se van sucediendo en las diferentes ciudades, y eso que es una de las escritoras que vende. Su nombre no aparece por ningún lado, ni tan siquiera en la portada de sus publicaciones. Sin embargo cuando se habla de Kevin Wilson, son muchos los que conocen alguna de sus historias. Nadie se imagina que es ella quien está detrás de todas esas tramas que cada vez ganan más adeptos. Es lo que se conoce como una negra literaria y hace que, gracias a sus ideas magníficamente plasmadas en papel, su editor y la editorial para la que trabaja vean cómo sus beneficios van engrosando exponencialmente.

Pero Lucrecia no es la única escritora que sostiene la editorial, pues Danna Green es la gran reina y la indiscutible vendedora de bestsellers, por la que, tanto el director de marketing como los ejecutivos no dudan en apostar. Tanto es así que Danna no se encuentra en su mejor momento, pues ha perdido la inspiración, y han decidido que “su negra más rentable” sea la que se encargue de escribir su nuevo libro, una novela negra con la que quiere dar un giro a su carrera y estrenarse en el género que está más de moda.

Lucrecia se desplaza hasta la casa donde Danna se encuentra alojada temporalmente para así ponerse manos a la obra en el proyecto. Una vez allí, se da cuenta de que algo  no va mal, sino fatal.  En la heredad en la que se hospeda la conocida escritora se topa una muy desagradable sorpresa que hace que sus tics y las consecuencias derivadas de su enfermedad se remarquen tanto que, los allí presentes,  piensen que está completamente enajenada: Danna aparece asesinada de una forma atroz.

A partir de ahí, se pone en marcha un operativo policial encabezado por los mossos d’ esquadra para intentar descubrir al culpable de ese brutal asesinato.

Sobre la autora: Carmen Conde

La escritora de Ediciones B

Carmen Conde, autora de “La escritora”

Carmen Conde (Barcelona, 1965) estudió Magisterio y desde entonces ejerce como maestra de primaria en la escuela pública.

Su novela “Para morir siempre hay tiempo” fue galardonada en 2016 con el Premio Novela Negra la Trama que busca descubrir nuevas voces para el género.

La escritora” es su segunda novela.

Opinión personal sobre “La escritora

Dijo una vez Stieg Larsson que “He leído historias de detectives toda mi vida. Cuando trabajaba en TT escribía dos columnas al año, en verano y por Navidad. Hice una lista de las cinco mejores novelas negras hasta entonces (… ). Casi todos los escritores de novela negra que he encontrado destacables son, por extraño que parezca, escritoras”  y creo que no exagero al decir que Carmen Conde se une a esas grandes voces de este género literario, pues su novela “La escritora” así lo confirma, al menos en mi humilde opinión.

Es lo primero que leo de esta autora y su pluma no ha pasado inadvertida. Se trata de una novela espectacularmente bien hilada, con altas dosis de misterio, con una trama original y diferente que contiene algunos giros inesperados, y todo ello viene aderezado de una escritura dinámica que consigue que se lea muy rápidamente y atrape al lector. Para ello, la autora se sirve de, además de unos personajes bien dibujados y que no dejan indiferente (en los que ya ahondaremos más adelante), unas descripciones tan sutilmente elaboradas que en algunos momentos puede parecer que las estás viviendo. Y entre todas ellas, tengo que destacar las referentes a los brutales crímenes. Y es que, he de confesar, que admiro la maestría con la que ha sabido plasmar tanta brutalidad sobre el papel, su manera  delicada de mostrarlas (a pesar de ser muy duras) y cómo ha conseguido que las viviera. Sin embargo, no sería sincera del todo si no te advirtiera, estimado lector,  de que en algunos  momentos he sentido desasosiego. Por lo que, solo resta decirte que se trata de una lectura bien pensada, correctamente ejecutada y escrita pero no carente de algunas dosis de crudeza. En algunos momentos me ha transmitido la misma sensación que cuando veo esas películas llenas de sangre. De hecho, algunas manchas ya son protagonistas de la propia portada y pueden darnos alguna pequeña pistilla.

¿Qué decir en cuanto a los personajes? En tres palabras: realmente  bien concretados. A lo largo de la historia se ve cómo van evolucionando, como debe de ser, y  tengo que reconocer que me ha chocado Lucrecia Vázquez, pues no es una protagonista que se puede encontrar en  otras novelas, sino que es diferente. La enfermedad que padece está clasificada como rara, de las muchas que hoy existen, y eso nos acerca, un poco si cabe, hacia esa dolencia no demasiado conocida, al menos por mí. Los personajes están logrados, cada uno con sus manías y sus imperfecciones, como en la vida misma, y también me han resultado, en ciertas ocasiones, imprevisibles, algo que valoro mucho. Y es que, no son pocas las novelas que tienen algún que otro personaje que, desde el principio, sabemos cómo va a actuar o qué será lo siguiente que dirá, o confesará. Por ello, me ha fascinado que la escritora se haya valido de ese tipo de argucias para sorprendernos.

Otro de los puntos que quiero remarcar está relacionada  cómo está tejida  la trama. Pues además de querer saber cómo se van desarrollando las investigaciones de esas crueles muertes y  descubrir quién es el asesino,  nos revela los hilos que se pueden mover, cual marionetas, dentro de una editorial,  logrando que el lector conozca más a fondo ese mundo de los negros literarios. Asimismo, nos sugiere cómo  funcionan las editoriales desde dentro y en esa imperiosa necesidad de vender que tienen. Que, por otro lado y pensándolo bien es algo muy lícito, ya que las editoriales no dejan de ser un negocio y como tales están pensadas para, además de aportar cultura y entretenimiento, obtener un beneficio, como corresponde. Pero, ¿a cualquier precio?

Sobre todo, no ha dejado de chocarme esa forma tan explícita y sin ningún tipo de tapujo, que tiene la escritora para hablar de ello. Y tanto es así que no  he podido resistir la tentación de apuntarme alguna frase, o en este caso pequeños extractos, que allí se citan, como ejemplo:

“….antes de que nadie se dé cuenta de que es un pedazo truño, ya habremos vendido los cinco mil ejemplares de la primera edición, lo suficiente para recuperar gastos y para que a Alejandro se le caiga la cara de vergüenza cuando comiencen a lloverle las críticas en los blogs literarios, que las habrá“.

No sé si me creerá, pero el mundo editorial cada día se parece más a la televisión. Antes se decía que eran mundos antagónicos, que la televisión era un medio de masas, de consumo pasivo y superficial y que la literatura era de consumo activo y con aspiración a trascendencia. (…) Hoy en día, si la televisión está sometida al share, nosotros también lo estamos a la maldita lista Nielsen, así que tampoco podemos ofrecer calidad si queremos salir en la lista d elos libros más vendidos“.

No tengo ni la más remota idea de si esto se puede ajustar a la realidad editorial o no, o si solo se trata de ficción como buena novela que es, puesto que no soy muy conocedora de este mundo, pero he de reconocer que me ha llamado la atención, a la vez que ha despertado toda mi curiosidad.

Por todo ello y a modo de conclusión, solo puedo decir que “La escritora“, junto a otras como “Mentiras” o “Y yo a ti más“, es una de las 10 novelas recomendadas para Semana Santa 2017,  porque me ha parecido curiosa cuanto menos y diferente, con un buen final (aunque hay algún fleco que no me ha acabado de convencer del todo) y con la que disfrutar.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Otros títulos de la autora

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Ficha de la Reseña/Análisis (Obligatorio)
Fecha de la reseña/análisis de producto (Obligatorio)
Obra/producto reseñado (Obligatorio)
La escritora
Rating del autor
41star1star1star1stargray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.