Reseña de “La colina del almendro”, de Mayte Esteban

Hace unos pocos meses que vio la luz La colina del almendro, de Mayte Esteban. Una ficción histórica realmente bien contada que nos transporta hasta la Inglaterra de principios del siglo XX y nos hace partícipes de parte de la vida de Mary Ellen, hija del Conde de Barton. Una historia que cautiva desde el principio y que te hace disfrutar, sentir, sufrir y vivir. Sí, igual que la vida misma.

Ficha técnica que La colina del almendro

reseña de La colina del almendro, de Mayte Esteban

La colina del almendro – image vía Amazon.es

  • Autora: Mayte Esteban
  • Editorial: Harlequin, sello editorial de HarperCollins Ibérica
  • Género: Narrativa, novela histórica
  • Longitud: 525 páginas
  • Año de publicación: 29 de agosto de 2019
  • Formato: versión digital y versión impresa
  • ISBN: 978-84-1328-314-2

Argumento de esta ficción de Mayte Esteban

Nos encontramos a principios del siglo XX. Mary apenas es una niña. Hija del conde de Barton, vive junto a su hermana y su padre en Almond Hill. Un lugar alejado del bullicio de Londres y en el que la naturaleza y la tranquilidad son los grandes protagonistas. Sus días pasan cosiendo vestidos y paseando a caballo ajena a todo lo demás. Ajena, incluso a su padre, y los planes que éste tiene tanto para ella como para su hermana. Y es que, Charles, su primo y futuro Conde de Barton, ha tenido una idea que parece haber interesado al padre de Mary y que no tarda en poner marcha.

Un día, cuando menos se lo espera y para su sorpresa, su padre entra en su habitación. Ella se asusta pensando en que algo grave ha podido suceder para que su padre aparezca de pronto allí, pero no tardará en conocer cuál es el motivo real de esa inesperada visita. Su padre le hace saber que ha decidido casarla con un rico comerciante y sin raíces con la nobleza, afincado en Boston. Mary no puede hacer otra cosa que sorprenderse ante lo que su padre le cuenta y acatar sus deseos. Ella sabe perfectamente que por mucho que proteste no va a conseguir absolutamente nada. Por mucho que desee encontrar el amor y enamorarse en la forma en la que hacen las protagonistas de sus novelas preferidas, sabe que no le queda otro remedio que aceptar el futuro que su padre ha ideado para ella. Ella, como buena aristócrata, ha sido educada para aceptar que todas las decisiones de su vida las tome el varón de la familia. Y ese no es otro que su padre. Al menos, por el momento.

Tras una boda precipitada, y bastante diferente a la convencional, se ve obligada a trasladarse a la ciudad de Londres. A una pequeña y oscura casa propiedad de su marido. Y es aquí donde comienza a pasar sus días y a tomar nuevas e impensables decisiones. No entiende el rumbo que ha tomado su vida, pero eso no la amilana ni la achanta y no duda en tomar las riendas. No tardará en descubrir los secretos que encierra esa extraña boda y eso la enfada y la disgusta. Sin embargo, sacará las garras y el coraje para ir enfrentándose a los designios que le tiene preparados el destino. Y la vida. Sí, también la vida.

autora de La colina del almendro

Mayte Esteban, autora de La colina del almendro – image vía Mayte Esteban

Acerca de la autora de La colina del almendro

Mayte Esteban es escritora y geógrafa. Graduada por la Universidad de Alcalá de Henares en 1994 en Geografía e Historia, ya desde bien pequeña mostró un voraz apetito por la lectura y una precoz afición por la escritura.

Su primer relato, La vida en papel, se publicó en el año 2008 consiguiendo el segundo puesto  en el Certamen de Cuentos y Narraciones Breves de Cantalejo. Un año después obtendría la primera posición con el relato El reflejo, lo que le abriría las puertas al mundo editorial de la autoedición. En 2010 autoeditó sus dos primeras novelas, Su chico de alquiler y La arena del Reloj, y un año después lanzaría a través de Amazon la novela juvenil El medallón de la magia, cuya segunda parte vería la luz algunos años después.

Detrás del cristal, novela publicada en 2013, supuso el salto de Esteban a las librerías físicas, obra ganadora del premio DNR de ese año a la mejor novela sentimental y nominada a los premios DAMA en 2014. Con la chica de las fotos, su sexta novela, se alzó con el premio internacional de novela HQÑ 2015. Posteriormente llegarían otras novelas reconocidas como Entre puntos suspensivos o La colina del almendro.

Opinión personal acerca de esta ficción histórica

El poeta ruso Yevgeny Yevtushenko decía que “la vida es un arco iris que incluye el negro“. Es una frase que se ha ido repitiendo en mi cabeza mientras estaba embarcada en la lectura de La colina del almendro. Y es que esta cita refleja a la perfección la historia que se narra en esta ficción. No porque se trate de una novela en la que las colores tengan especial relevancia, no, sino porque la vida de Mary, la protagonista, va cambiando, por momentos, y llega a abarcar todos los colores del arco iris, incluido el gris oscuro, casi negro. Porque ya sabes, estimado lector, que la vida es así. Unas veces te regala preciosos e inolvidables momentos llenos de magia, sorpresas e ilusión, y otras todo lo contrario. Te muestra la cara más amarga, fea y oscura y te hace la puñeta, si me permites la expresión. Como te decía, la vida misma con sus luces y sombras.

Y así es como empiezo la opinión personal de La colina del almendro. Porque esta ficción histórica en la que no falta el amor habla de eso. De la vida. De madurar. De los momentos dulces y de los amargos. De cuando existen momentos de colores vivos y alegres y de cuando se tornan a más oscuros, incluso negros. De las vueltas que da la vida. Y de cómo en pocos instantes todo puede cambiar. De cómo algunas personas también se transforman, por determinadas circunstancias, y toman decisiones equivocadas, sobre todo cuando el rey “don dinero” está de por medio, y se dejan llevar por opiniones de otros para los que la ambición es su  máxima. Pero también de la importancia de la actitud de las personas. De la diferencia que existe en aceptar todo lo que viene y sentirse derrotados o justo todo lo contrario. En decidir tomar las riendas y trabajar por buscarle la vuelta. Aplicarse para cambiar las cosas, sin importar cómo y cuándo, y lograr que esos obstáculos se conviertan en oportunidades. Y, sobre todo, de cómo se pueden encauzar las cosas.

Sí, puede sonar bastante filosófico quizás, pero esa es la realidad que refleja La colina del almendro. Una realidad tan real (valga la redundancia) como la vida misma. Como la tuya. Como la mía. O como la de cualquier persona. Sin más y sin menos.

Características de la pluma de la autora

Como ves, a esta novela de Mayte Esteban no le falta de nada. Es capaz de transportarnos hasta la Inglaterra de principios del siglo XX, sin apenas darnos cuenta, y mostrarnos, de forma exquisita, parte de la vida de Mary y todos los que la rodean. Con grandes y brillantes momentos y con otros que no lo son tanto. Con situaciones que te alegran y con otras que hacen que se te encoja el corazón y sufras con ellas. Con sus momentos felices haciendo que a la vez tú, como lector, sientas esas mismas sensaciones u otras bien distintas. Esas en las que la tristeza, el miedo, el dolor, la traición, los temores, o ser el blanco de las venganzas de gente que sólo piensa en ella misma, así como el sufrimiento causado por momentos históricos y bélicos te embargan y que tanto marcan.

Con un tono y estilo muy amenos, cercanos y delicados, la autora ha sabido tejer un universo bien hilado y cuidado, distribuido en tres partes diferenciadas y a lo largo de 20 capítulos más el epílogo, que cala en el lector y que invita a la reflexión. Y para ello no ha dudado de echar mano de todos los recursos disponibles: sencillez, historia bellamente relatada, diálogos que aportan, descripciones certeras…

Ambientación y escenarios

Con una ambientación muy real y unas descripciones bastante ajustadas, la autora te traslada hasta la Inglaterra de esa época, tal y como he mencionado anteriormente, y hace que sientas de cerca cada instante, circunstancia y vivencia. Los complicados momentos por los que pasa Mary, incluso el de su hermana, el horror de la guerra y sus efectos, el hundimiento del barco británico Lusitania, así como muchos otros momentos.

En mi humilde opinión, creo que es necesario destacar el trabajo de documentación que ha habido para poder escribir esta ficción

¿Cómo son los personajes?

He de decir que me han parecido reales, muy reales. Creo que están bien perfilados y que sus voces son bastante reconocibles. Y los hay para todos los gustos y colores. Desde algunos que aceptan lo que les llega sin rechistar a otros que tienen personalidad propia y deciden ponerse manos a la obra para cambiar su destino, pasando por otros que ante los problemas les da por beber para así evadirse y dejarse manipular por manipuladores profesionales, u otros cuya misión principal, inicialmente, es vengarse para después ir evolucionando y cambiando de actitud. Y, como siempre, unos calan más que otros.

Como te avanzaba, estimado lector, para todos los gustos y colores. Sin embargo, en mi humilde opinión, los personajes de Mary, John Lowel, James o Abigail merecen mención aparte. Están realmente bien logrados, caracterizados. Es muy fácil empatizar con ellos y desprenden personalidad, humanidad y, sobre todo, mucha verdad. Es cierto que cada uno de ellos es diferente al resto. Tienen distintas formas de ver la vida (no todos han vivido entre algodones o la vida les ha puesto las cosas fáciles) y sus objetivos son diversos, pero todos ellos, en realidad, son buenas personas. Nobles. Y, aunque existan diferencias, todos tiene unos valores, más o menos marcados, pero valores al fin y al cabo.

Además, cada una de sus personalidades te hacen reflexionar en aspectos diferentes. Así, en el caso de Mary, inspira fortaleza, ganas de seguir adelante incluso en los momentos más complicados. Superación y optimismo.

El personaje de James, sin embargo, nos aporta además de fortaleza (sobre todo en los momentos en los que se habla de la guerra) templanza, ciertas dosis de libertad, ese pensamiento de luchar por la igualdad entre el hombre y la mujer, y ese poder de hacer ver las cosas y conseguir que se reflexione acerca de diferentes temas sin imponer ninguna postura.

John, por su parte, tiene unas características muy marcadas entre las que se encuentran el gran sentido del cambio, el arrepentimiento por algunas de sus actuaciones, preocupación, responsabilidad, el profundo cariño y afecto hacia alguien de su familia (lo digo así para no hacer spoiler), además de la sensatez (aunque no siempre ha sido así).

Y en cuanto a Abigail, solo puedo decir que es de esas personas que todos deseamos tener cerca. Por su sensatez, por saber dónde está su sitio pero mostrarnos la verdad, su honradez, lealtad, su sinceridad, su paciencia o su cariño, entre otros.

Mis conclusiones sobre La colina del almendro

Tal y como avanzaba anteriormente, La colina del almendro es una bella joyita literaria de cara a este verano. Se trata de esas ficciones históricas que te llegan y que te hacen reflexionar sobre tantas cosas que no hacen otra cosa que calarte hondo.

A modo de conclusión, y como ya habrás intuido por mis palabras, solo puedo decirte que he disfrutado mucho de su lectura y que se ha convertido en una de esas que van a perdurar. Y, por tanto, no puedo hacer otra cosa que recomendártela.

Si te apetece viajar en tiempo y en lugar; sentirte, por momentos, parte de una familia de alta alcurnia y, en otros, alguien que lo ha perdido casi todo; quieres sentir la llama del amor y sufrir, un poco, las consecuencias de la guerra o ver cómo, contra todo pronóstico, vuelves a coger las riendas de tu vida, no dudes más y dale una oportunidad, ¡la disfrutarás!

Ficha de la Reseña/Análisis (Obligatorio)
Fecha de la reseña/análisis de producto (Obligatorio)
Obra/producto reseñado (Obligatorio)
La colina del almendro
Rating del autor
41star1star1star1stargray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.