Reseña de “La cocinera de Castamar”, de Fernando J. Múñez

La cocinera de Castamar“, la primera novela de Fernando J. Múñez, nos trasporta a principios del siglo XVIII, bajo el reinado de Felipe V, para hacernos vivir en aquella sociedad con sus usos, costumbres, tradiciones y normas establecidos. Pero también sentir de cerca las deslealtades, mentiras, secretos, intrigas o amores que se van cociendo, a fuego lento, en el ducado de Castamar con el duque don Diego al frente.

Ficha técnica de “La cocinera de Castamar

Novela histórica

La cocinera de Castamar, de Fernando J. Múñez – image vía Amazon.es

  • Autor: Fernando J. Múñez
  • Editorial: Planeta
  • Género: Narrativa, novela histórica
  • Longitud: 764 páginas
  • Año de publicación: febrero de 2019
  • Formato: Versión digital y versión impresa
  • ISBN: 978-84-08-20478-7

Argumento de “La cocinera de Castamar

Clara Belmonte es una joven muchacha a la que la vida le ha puesto en más de un aprieto. Su padre, que ha sido un reconocido médico, acaba falleciendo de forma repentina y este hecho hace que tanto ella como su madre y hermana dejen de llevar la vida que conocían hasta entonces: se queda atrás la afición por los libros, los bellos momentos vividos en familia, los debates de padre e hijas acerca de distintas cuestiones de la vida o incluso la propia casa. Sí. Porque incluso se tienen que marchar de la que, hasta entonces, era su hogar. Y ella, Clara, que sufre de agorafobia a raíz del trágico suceso de su progenitor, acaba quedándose sola pues su hermana se casa y su madre también se marcha a Italia para trabajar como cocinera de un alto cargo eclesiástico.

Sin embargo, su afición, pasión y buen hacer en la cocina hacen que se le abran las puertas de una mansión como la del ducado de Castamar y en la que vive don Diego, el duque, que está asolado por el fallecimiento de su esposa Alba en un accidente, y que desde ese momento no ha podido levantar cabeza.

Aunque no le cuesta esfuerzo ponerse frente a los fogones y empezar a deleitar a todos con su arte culinario, no todo es un camino de rosas porque su educación demuestra que no es como el resto de los miembros de la servidumbre, pero tampoco se trata de una persona de alta alcurnia.  Entre unos y otros tendrá que ir demostrando cómo es y lo mucho que vale. Y, poco a poco, don Diego también se irá dando cuenta de ello.

Sobre el autor: Fernando J. Múñez  

Primera novela de Fernando J. Múñe

Fernando J. Múñez, autor de “La cocinera de Castamar” – image vía IMC Agencia literaria

Nació en Madrid en 1972. Le comenzó el gusto por la escritura desde muy niño. Con catorce años empezó su primera novela, y sus primeros guiones de cine con dieciocho. Tras licenciarse en Filosofía, inicio su carrera como realizador en publicidad mientras dirigía sus primeros cortometrajes, completando su formación académica en Cinematografía en Estados Unidos. En 2012 dirigió el largometraje “Las normas“, proyectado en el Festival de Cine de Alicante y la Seminci de Valladolid.

La cocinera de Castamar” es su primera novela.

Opinión personal sobre esta novela de Fernando J. Múñez

Después de leer esta primera novela de Fernando J. Múñez he de confesar que me han quedado claras dos cosas: por un lado, tal como dice el chef estadounidense Thomas Keller, “una receta no tiene alma. Es el cocinero quien debe dar alma a la receta“. Y por otro que, de acuerdo con Natahn Myhrvold, “cocinar es un arte pero todo arte requiere saber algo sobre las técnicas y los materiales“.

Dos ideas muy interesantes y que creo que se han utilizado, o mejor dicho plasmado, a la perfección en “La cocinera de Castamar“. Y es que, tal como se mencionaba en la primera idea, una novela, de la misma forma que una receta culinaria, no tiene alma propia sino que es el escritor quien le dota de ella, pues es él quien crea la historia, la describe, la cuenta y, gracias a la utilización de un lenguaje preciso y detallado, quien consigue que el lector la viva. Algo que, en mi humilde opinión, Fernando J. Múñez ha conseguido con creces, pues en la mayor parte del tiempo que ha durado la lectura me he sentido transportada a principios del siglo XVIII ( el lenguaje, la gastronomía de la época, ambientación…) y he vivido en primera persona todo lo que iba aconteciendo en el ducado de Castamar, a la vez que  saboreando todas las exquisiteces que se preparaban en esa cocina de la mano de Clara Belmonte.

Por otro lado, y haciendo un símil con la segunda frase, no solo “la cocina es un arte“, también escribir lo es. Y para ello, como muy bien se apunta “se necesitan técnicas y materiales“, que, una vez más, el autor no ha dudado en utilizar correctamente. Y es que ha sabido  darle un uso apropiado a todos los recursos que tenía a su alcance para cumplir con las expectativas del lector, y lo ha hecho con gran precisión. Ha logrado, con mucho atino, crear una obra que merece la pena y que, como los platos que salen de la cocina Clara Belmonte, se ha ido cocinando a fuego lento, muy lento, consiguiendo que con cada una de las delicadas descripciones (tanto de la época como del lugar), la personalidad de los personajes, los sentimientos, las deslealtades, las mentiras o los secretos, en forma de olores, al lector se le vaya abriendo el apetito  y quiera conocer si el sabor del plato final será tan exquisito como los aromas que ha ido olfateando en el proceso de preparación y cocción.

Y para ello ha utilizado un ritmo tranquilo y sosegado pero muy agradable (sin prisas pero sin pausas), además de una forma narrativa muy cuidada.  Tampoco ha escatimado en hacer uso de un lenguaje muy marcado y propio de época. Predominantemente narrativo (valga la redundancia) y en la que no se echa tampoco en falta más diálogo del que ya tiene, nos embarca en una historia muy sencilla, a mi parecer, pero meticulosa, exquisitamente contada, bien estructurada y resuelta.

Con una ambientación muy lograda consigue, como bien decía anteriormente, que hagamos un magnífico viaje en el tiempo aterrizando en la época del reinado de Felipe V y viendo cómo las clases se definen según el seno de la familia de la que se proviene, manteniéndose las distancias entre unos y otros.  Y lo hace de una forma tan natural, bella y comprensible que, en mi humilde opinión, el lector se queda, más que satisfecho, fascinado.

Tengo que reconocer además que, en mi humilde opinión, hay un gran trabajo a la hora de elaborar y perfilar los personajes porque cada cual es a su manera, como en la vida misma, pero desde el principio se puede vislumbrar en quién se puede confiar y en quién no; quiénes pueden ser nobles y leales o todo lo contrario; o esos otros a los que se les nota a distancia que tienen muchas cosas que ocultar y son misteriosos, y a su vez crean curiosidad y expectación. Y he de decir que sus voces son reconocibles, algo que no en todas las novelas se aprecia.

Por todo lo anteriormente expuesto, resta añadir únicamente que, tal como se suele decir de forma coloquial que “es posible conquistar por el estómago” (y, de hecho, Clara consigue algo parecido, pero no quiero desvelar nada, ya me perdonarás, estimado lector), Fernando J. Múñez está en posición de conquistar y deleitar a todos los amantes de la novela histórica a través de una bella ficción al más puro estilo Downton Abbey (Salvando las distancias). Por lo que no puedo hacer otra cosa que recomendar su lectura.

La cocinera de Castamar (Autores Españoles e Iberoamericanos)

Amazon España: EUR 20,80

Amazon Reino Unido: £25.64

Amazon Estados Unidos: EUR 20,80

Ficha de la Reseña/Análisis (Obligatorio)
Fecha de la reseña/análisis de producto (Obligatorio)
Obra/producto reseñado (Obligatorio)
La cocinera de Castamar
Rating del autor
41star1star1star1stargray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.