Reseña de “El orfebre”, de Ramón Campos

La primera novela de Ramón Campos se titula “El orfebre” y con ella nos traslada hasta la segunda mitad del siglo XIX. Pero también nos muestra, a través de la historia de un joven orfebre barcelonés, cómo puede cegarnos el amor y llevarnos a hacer cualquier cosa. Se trata de una ficción de aventuras que nos transporta desde Barcelona hasta Ámsterdam y, desde allí, hasta Ciudad del Cabo, para, posteriormente, acercarnos hasta las remotas minas de Kimberley en busca de un diamante. Amor, aventuras y desventuras, ilusión, miedos o sueños son solo algunos de los elementos que la componen.

Ficha técnica de “El orfebre

Primera novela de Ramón Campos

“El orfebre”, novela de aventuras escrita por Ramón Campos – Image vía Amazon.es

  • Autor: Ramón Campos
  • Editorial: Planeta
  • Género: Narrativa, novela de aventuras
  • Longitud: 334 páginas
  • Año de publicación: mayo de 2019
  • Formato: Versión digital y versión impresa
  • ISBN: 978-84-08-20153-3

Argumento de “El orfebre

Segunda mitad del siglo XIX. España está viviendo unos momentos bastante agitados y crispados. Con la reciente declaración de la República, sumergida en plena guerra con Cuba y con los alzamientos carlistas como protagonistas, la sociedad española no goza de demasiada tranquilidad. Sin embargo, cada cual intenta seguir hacia delante con su vida y, como no puede ser de otra manera, eso también incluye el trabajo. Y los ingleses, que así es como les llaman a los miembros de la familia del joven orfebre en la capital condal, no van a ser diferentes.

Padre e hijo pasan las horas metidos en la orfebrería trabajando, sin apenas descanso, tallando piedras preciosas para convertirlas en auténticas joyas que su madre se encarga de vender en la tienda. Aun así y a pesar de que sus piezas son de la máxima calidad, gozan de cierto prestigio y venden bien, no consiguen ahorrar gran cosa. Su madre sufre de una dolencia bastante desconocida por el momento, y todos sus esfuerzos y frutos de su trabajo son guardados como “diamante en paño” para intentar buscar un remedio, un nuevo tratamiento o un nuevo doctor que pueda ayudar a tratarla y curarla. Ese es el objetivo principal de ambos orfebres y por lo que tanto luchan.

Sin embargo, tal y como ocurre muchas veces, la vida del hijo se pone patas arriba cuando conoce a Isabel, una muchacha de apenas 15 años e hija de un aristócrata. Se enamora profundamente de ella e intenta acercarse a ella como buenamente puede. No tarda en enterarse que el conde de Montalbán, padre de su amor, está dispuesto a conceder la mano de su hija a quien le ofrezca el diamante más grande que jamás se haya visto. Y es en ese momento cuando decide cambiar de objetivo y ponerse manos a la obra. Quiere a Isabel y quiere pedir su mano por lo que, tras pensarlo durante unas pocas horas, decide contratar una diligencia que le llevará hasta Ámsterdam y, una vez allí, poner rumbo a la Ciudad del Cabo, para posteriormente adentrarse en el desierto de Karoo y llegar, finalmente, hasta las remotas minas de Kimberley.

En el viaje, además de vivir varios periplos y momentos complicados, conocerá a seres indeseables como el marqués de Terrassa, pero también a otros de gran corazón como la esclava Etweda o Siawash y al adorable León.

 

Ramón Campos publica su primera novela

Ramón Campos, autor de “El orfebre” – image vía Planetadelibros.com

Sobre el autor: Ramón Campos         

Nació en Noia en 1975. Es guionista de cine y televisión. Ha creado series como Desaparecida (2007), Gran Hotel (2011), Velvet (2014) o Fariña (2018), galardonadas en festivales internacionales como el Television & Film Awards de Nueva York o el de Montecarlo y que han sido vendidas a más de 150 países.

En la actualidad, se encuentra inmerso en la producción de Instinto, 45 Revoluciones y Alta Mar, que se estrenarán en Movistar+, Antena 3 TV y Netflix, respectivamente.

El orfebre” es su primera novela.

Opinión personal sobre esta novela de Ramón Campos

Tras finalizar de leer y dejarme deleitar con las aventuras, y alguna que otra desventura, que vive el joven orfebre catalán, una frase me viene a la mente porque, en mi humilde opinión, recoge muy bien la esencia de “El orfebre“. Se trata de una frase que se cita en la serie Gem Hunt y reza de la siguiente forma: “la joya es como una biografía. Una historia que cuenta con muchos capítulos de nuestra vida“. Sí, así es como he interpretado yo esta primera ficción que Ramón Campos ha escrito. Y es que se trata de una de esas joyitas literarias, en forma de ficción de aventuras (no demasiado habituales en estos momentos), en la que se cuenta muy brevemente la vida del joven artesano desde el momento en que se enamora de Isabel y decide embarcarse en esos viajes que le hacen recorrer varios países en búsqueda del mayor diamante jamás visto, hasta que vuelve a su Barcelona natal y descubre las sorpresas (no puede desvelarte si buenas o malas porque me gustaría que la leyeras tú) que le ha preparado el destino. Y todo ello en 95 capítulos.

Como ya es sabido, solo la mano de un experto que tenga mucha experiencia y pericia puede conseguir, que las piedras brutas recién sacadas de su yacimiento, tras tallarlas con minuciosidad y precisión, se conviertan en auténticas joyas y acaben enamorando gracias a sus colores, formas, inclusiones, policromías y brillos. Y es en este arte, entre aventuras y desventuras, viajes y periplos, en el que nos adentra de forma breve y magistral “El orfebre“.

Y te seré sincera, estimad@ lector@, me ha dado la sensación de que Ramón Campos ha realizado un trabajo muy similar, pues de la misma forma en que se afanan los orfebres, ha conseguido convertir una historia que, inicialmente, podría resultar bastante amplia en una no demasiado larga, limpia, sincera y en tan bien narrada que es capaz de hacerte oler, sentir y vivir de cerca las experiencias más inimaginables (desde las enseñanzas y lecciones sobre el arte de la orfebrería y las piedras preciosas, el amor, los viajes, los miedos, la angustia, las adversidades…). Y lo consigue a base de “tallar” y “pulir”, a golpe de pluma, las ideas que le han venido a la mente, a través de capítulos muy cortos pero concisos (con cuenta atrás incluida), descripciones bastante exactas, interesantes diálogos y reflexiones, además de una acelerada mini master class sobre los diamantes, creando una joya en forma de novela que brilla por sí sola (y no solo por esta portada tan bonita) capaz de deleitar a tod@s aquell@s amantes del género de aventuras.

Para ello, no ha escatimado en hacer un buen uso de todos los recursos que tenía a su disposición, y es algo que se nota en la gran cantidad de documentación que, en mi humilde opinión, ha tenido que utilizar a la hora de escribir la novela, pues se describe, con precisión, cómo detectar un diamante falso de uno de verdad; el proceso de talla y pulido, o los lugares a los que el joven orfebre ha tenido que ir en busca de esa piedra preciosa en esa época, entre varios ejemplos más.

Dotada de bastante ritmo y cuidando mucho la forma narrativa, Ramón Campos ha conseguido crear una ficción que engancha de forma exquisita al lector de principio a fin. Y para lograr ese efecto, se ha servido de un argumento bien hilado, articulado, a modo de puzzle, y sin dejar ningún cabo suelto en la resolución, Se nota la vasta experiencia que tiene el autor en idear historias por la claridad y destreza utilizadas en la escritura, además de en el equilibrio entre la narración y diálogos, otorgándole así cierto dinamismo.

En cuanto a los personajes, solo puedo desvelarte que resultan bastante reales y, en algunos, casos puede sentirte identificad@ con ellos por los consejos que dan, por sus reflexiones o maneras de actuar. Están muy bien perfilados y, tal como te adelantaba hace un rato, en ellos también se nota la experiencia que tiene a la hora de crearlos. Y es que hay personajes para todos los gustos: desde ese padre sabio e inteligente, gran profesional y silencioso, amante de los buenos consejos, hasta esa madre cercana, sensible y agradable, pasando por un joven Bernat (que así es como se llama el protagonista) que, siempre ha escuchado las opiniones, valores y enseñanzas de sus progenitores, va evolucionando hasta creer que es capaz de todo por conseguir su objetivo; el marqués, cuya maldad no tiene límites (aunque reconozco que le da cierta vidilla a la novela); o Etweda y Siawash, los esclavos que, resignados a lo que les ha tocado vivir, acaban haciendo de todo, entre varios más.

El orfebre (volumen independiente)

Amazon España: EUR 12,34

Amazon Reino Unido: £10.99

Amazon Estados Unidos: EUR 12,34

Pero “El orfebre” de Ramón Campos no solo es una novela que te transporta hasta finales del siglo XIX, te hace vivir aventuras y desventuras o diferentes periplos, sino que es mucho más. Es de esas historias que también te hacen reflexionar con las actitudes que tienen los personajes (diferencias entre clases, cómo tratan a los africanos…), de la forma de vida de los esclavistas, de cómo hay seres humanos que trabajan muy duramente, en condiciones infrahumanas, e incluso pierden la vida en las minas,  para que otros hagan negocio con ello y, luego, cómo las grandes fortunas dilapidan cifras astronómicas en la adquisición de esas piedras convertidas en auténticas joyas por el simple hecho de exhibirlas. Además, encontrarás algunas frases que, aunque las damos por hecho en la vida cotidiana, al leerlas quizás les prestas más atención e invitan a la reflexión. Y entre todas, la siguiente: “… tanto trabajo para que, al final, nadie se acuerde de ellos. Fíjate siempre en lo que te rodea. La mayoría de las veces eso ha supuesto el trabajo de mucha gente durante mucho tiempo. Siéntete orgulloso de cada una de las piezas que haces. Aunque sean los señores los que pasan a la posteridad, somos los trabajadores los que construimos el mundo“.

Por todo lo anteriormente expuesto, habrás intuido, estimad@ lector@, que “El orfebre” de Ramón Campos me ha encantado (eso sí, para serte sincera, hay un pequeño “pero”, que me ha llamado un poco la atención y es la rapidez con la que el protagonista ama a Isabel) y que la voy a recomendar. Y sí, efectivamente, estás en lo cierto. Como decía anteriormente, se trata de una verdadera joyita literaria, en forma de novela de aventuras, y de esas que me gustaría seguir leyendo, por lo que no puedo hacer otra cosa que recomendar encarecidamente su lectura. Estoy segura de que disfrutarás mucho y no te defraudará.

Ficha de la Reseña/Análisis (Obligatorio)
Fecha de la reseña/análisis de producto (Obligatorio)
Obra/producto reseñado (Obligatorio)
El orfebre
Rating del autor
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.