Reseña de “Azul Venezia”, de Marina G. Torrús

Marina G. Torres nos invita a que nos embarquemos en un largo viaje en el tiempo y atraquemos en la Venecia de principios del siglo XVIII.  Y es que esta ficción, que se narra en “Azul Venezia“, transcurre en la ciudad de los canales de esa época, haciéndonos partícipes de la oleada de asesinatos que van aconteciendo en ella y creándonos la inseguridad de pasear por sus aguas y bellas calles sabiendo que, en cualquier momento, un descerebrado puede llevarnos  hasta la muerte.

Ficha técnica de “Azul Venezia

 

Azul Venezia, novela histórica de suspense

Azul Venezia de Marina G. Torrús – image vía Amazon.es

  • Autora: Marina G. Torrús
  • Editorial: SUMA de letras, sello de Penguin Random House
  • Género: Narrativa. Thriller pero también histórica.
  • Longitud: 496 páginas
  • Año de publicación: febrero 2019
  • Formato: versión impresa y versión digital
  • ISBN: 978-84-9129-284-5

Argumento de “Azul Venezia

Caterina Sforza, allá por 1716, no es más que una joven muchacha de apenas 17 años. Hija de un reconocido médico forense de la ciudad, decide que quiere continuar con la pasión que su padre le ha inculcado por la medicina y tiene una clara idea de cuál es su objetivo: entrar en la Universidad de Padua para estudiar esa disciplina a pesar de que no parezca una tarea fácil, pues es mujer. Y para ello, no duda en ejercer esa profesión siendo aprendiz de su  padre. Pero tampoco deja de lado su otra pasión, la música.

Sin embargo, tal como reza el sabio refranero español al afirmar que  “el hombre propone y Dios dispone“, sus planes se verán truncados. Entre los dos descubren el cuerpo de una muchacha crucificada en una góndola y que está rodeado de velas encendidas y con los pechos teñidos de azul. No tardan en ponerse manos a la obra para intentar investigar los sucedido y se darán cuenta de que no es la primera. De repente, un incendio arrasará el palacio en el que viven ambos y Caterina se queda huérfana.

Y los asesinatos no hacen más que sucederse y siempre siguen un mismo patrón: las escenas de los asesinatos son muy trabajadas y bellas pero a la vez demasiado perturbadoras, las víctimas son alumnas del Ospedale della Pietà, conservatorio de huérfanas dotadas de un gran talento musical y cuyo profesor es el gran Maestro Antonio Vivaldi, el mismo al que entrará Caterina por expreso deseo de su padre.

Afortunadamente no estará sola, pues el capitán español Alfonso Guardi es enviado por el Rey de España para ayudar en esas investigaciones, pero ese viaje aprovechará para intentar ganar adeptos para recuperar los territorios perdidos anteriormente.

Sobre la autora: Marina G. Torrús 

Marina G. Torrús publica una novela histórica y de suspense

Marina G. Torrús, autora de “Azul Venezia”

(Madrid, 1971). Licenciada en Ciencias de la Información. Escribe historias desde los seis años, pero empezó a vivir de ellas hace más de veinte, cuando su nombre apareció acompañado de la palabra “guionista” en los títulos de crédito de numerosas series de ficción, programas de entretenimiento, series de animación y concursos.

Ha escrito 10 novelas infantiles de la colección “El pequeño Leo Da Vinci“, publicadas por Alfaguara.

Amante de la ópera, la literatura de misterio y la ciudad de Venecia, ha decidido reunir estos tres elementos en un thriller apasionado con un importante trasfondo histórico, a partir de una idea que le robó el corazón la primera vez que viajó a la ciudad de los canales.

Opinión personal sobre esta primera novela de la autora

En la novela corta  “La muerte en Venecia“, del escritor alemán Thomas Mann se encontraba una frase que decía: “Así era Venecia, la bella insinuante y sospechosa; ciudad encantada de un lado, y trampa para los extranjeros de otro, en cuyo aire pestilente brilló un día, como pompa y molicie, el arte, y que a los músicos prestaba sones que adormecían y enervaban“. A esta yo añadiría otra que escribió el filósofo Schopenhauer en su “Palerga y paralipómena”  y que reza “nuestro mundo civilizado no es más que una mascarada donde se encuentran caballeros, curas, soldados, doctores, abogados, sacerdotes, filósofos, pero no son lo que representan, sino solo la máscara, bajo la cual, por regla general, se esconden especuladores de dinero“. Y esos, básicamente, son los elementos que Marina G. Torrús ha retratado, creo que con gran acierto y con éxito, en “Azul Venezia“.

Y es que esta ficción es un fiel reflejo de lo que recogen esas dos frases, ya que en ella el lector disfruta de “una bella e insinuante Venecia” de principios del siglo XVIII en la que la música y el arte se mecen entre los canales, deleitando a todos los amantes de estas disciplinas, pero también se percata de las máscaras utilizadas y lo que estas esconden, y de las que no se libran ni los religiosos ni las personas que se creen de la más absoluta confianza ni nadie cuando el “Dios dinero” (si se me permite la expresión) es el que reina. Y es que muchos no son lo que parecen y se ocultan tras las máscaras.

Azul Venezia” me ha parecido, en líneas generales, una de esas novelas que merecen la pena ser leídas y con las que se puede disfrutar de dos géneros (thriller o novela de suspense e histórica) a la vez, y me ha recordado un poco a “Sombras de agua” (salvando las distancias) por la cercanía de la época (muy finales del siglo XVII),  la misma ciudad, el misterio, el arte… Escrita con agilidad y soltura, se le ha dotado de un buen ritmo, gracias a unos capítulos muy cortitos (94 y divididos en tres partes) además de la forma de la narración de la ficción, y eso hace que el lector vaya adentrándose en la trama con gran facilidad y, sin apenas darse cuenta, se haya leído más de una docena de capítulos (al menos es lo que a mí me ha ocurrido).

Para ello, Marina G. Torrús no ha dudado en utilizar un lenguaje sencillo, claro, directo y ameno, a la vez que muy propio de esa época, ayudándose de una buena ambientación a base de descripciones justas y necesarias (tanto temporales como espaciales) para que el lector se sienta transportado (varios siglos atrás) a esa bellísima ciudad y sienta cómo fluye el agua por sus canales, cómo son esos paseos en góndolas o cómo brilla, y se siente, el arte en cualquiera de sus disciplinas (música, edificios, en los cristales…). Pero también vive de cerca esos asesinatos en serie y el misterio que los rodea, se deleita con ese trabajo tan minucioso y calculado que realiza la bestia con cada uno de ellos, o percibe las mismas sensaciones que Caterina cuando comienza a brillar (valga la redundancia) en los escenarios, entre otros muchos aspectos.

En cuanto a los personajes, he de reconocer que están logrados y bien caracterizados, cada uno con su propia personalidad, pero dotados de la fuerza que les corresponde. Son varios y muy variados los que aparecen y se han perfilado, pero, en mi humilde opinión, los dos protagonistas, Caterina y Alfonso Guardi (capitán de guardia de Corps que inevitablemente me ha hecho pensar en “La cocinera de Castamar“, casualmente, la inmediatamente anterior novela que he leído y en la que los guardias de Corps tienen su importancia), son quizás los que están mejor trabajados y desarrollados,  y a los que se les ve evolucionar con mucha más intensidad. A mí también me ha gustado mucho Mme. Chevalier.

He de confesarte, estimado lector, que hay un indescriptible e ingente trabajo de documentación detrás y no solo de la época y de la ambientación en cuestión (vestuario, sociedad, usos y costumbres etc.), que también, sino porque además existen muchos momentos en los que se hacen alusiones a la mitología y a las fábulas que se estilaban en la Venecia del siglo XVIII.

No puedo finalizar esta reseña sin comentarte que esta lectura me ha hecho reflexionar (sí, como ya es bastante habitual en mí) llegando a la conclusión, una vez más, de que tal y como dice el sabio refranero español “el hombre es el único animal que tropieza en la misma piedra“. ¿Por qué  lo digo? porque aunque transcurran años, décadas e incluso siglos y aunque haya habido transformaciones disruptivas en cuanto al arte, a la tecnología, a la sociedad etc… el “Dios dinero” siempre ha causando furor, y sigue haciéndolo (desgraciadamente), y es capaz de inducirnos a cometer las mayores atrocidades. Un aspecto en el que no evolucionamos en absoluto.

Como conclusión solo puedo reiterar lo anteriormente dicho, que “Azul Venezia” es una novela que recomiendo porque me ha parecido interesante, porque es de esas que te mantienen en vilo con varios giros inesperados y con las que disfrutar mientras viajamos en el tiempo. ¿Se puede pedir más? Y por todo ello la he incluido entre las 9 lecturas recomendadas para esta Semana Santa 2019.

Azul Venezia (SUMA)

Amazon España: EUR 16,05

Amazon Reino Unido: £15.44

Amazon Estados Unidos: EUR 16,05

Ficha de la Reseña/Análisis (Obligatorio)
Fecha de la reseña/análisis de producto (Obligatorio)
Obra/producto reseñado (Obligatorio)
Azul Venezia
Rating del autor
41star1star1star1stargray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.