Cómo replantear nuevos objetivos tras el verano

Llega el otoño y con él un sinfín de nuevos propósitos con el objetivo de hacerse un hueco en tu vida. Descubre cómo replantear nuevos retos de forma saludable.

Formula el problema y el objetivo

  • Visualizar aquello que no te gusta y tomar conciencia de que debes cambiar es fundamental a la hora de replantearte nuevos objetivos.
  • No se trata de pretender ser quien no eres; ni siquiera de marcarte objetivos imposibles.
  • Todo objetivo debe ser medible y cuantificable.
  • No te centres en los objetivos a corto plazo. Recuerda que Roma no se levantó en dos días.
  • Más vale asumir pequeños riesgos que lanzarse a un barril sin fondo.
  • A veces es mejor pensar en pequeño para conseguir lo más grande. Lo grande abruma.
  • Un objetivo sencillo, claro y conciso es más funcional que muchos objetivos difusos.

Genera alternativas

Cómo replantear nuevos objetivos tras el verano.

Cómo replantear nuevos objetivos tras el verano.

  • Recuerda que las alternativas no siempre son las que nos gustaría. Piensa en ellas como posibles “salidas” para sobrevivir.
  • No descartes ninguna “salida” de entrada. Hasta la más insignificante contará con una parte positiva.
  • Dedica el tiempo suficiente para elaborar diferentes alternativas.

Analiza pros y contras

  • A veces el abanico de alternativas parece insuficiente. Recuerda que la menos mala puede ser una solución.
  • No se trata de elegir la que más beneficios genera sino la que mejor se adapta a tus necesidades aquí y ahora.
  • Recuerda que nada es eterno. Lo que hoy te puede parecer inalcanzable, maña quizás sea asumible.
  • No pierdas de vista la objetividad. A veces las circunstancias nos abruman de tal forma que nos dejamos llevar por el momento. No es momento para replantearse nuevos objetivos, ni siquiera para tomar decisiones importantes.
  • A veces esperar un tiempo prudencial hasta que pase la tormenta ya es una “salida”.
  • Otras no hay tiempo que perder y la solución no puede esperar ni se puede postergar eternamente.

Es hora de tomar una decisión

Cómo replantear nuevos objetivos tras el verano.

Cómo replantear nuevos objetivos tras el verano.

  • No esperes a estar seguro/a porque, en ocasiones, no hay oportunidad para estar seguro del acierto de tu decisión.
  • No te refugies en excusas externas; a menudo el mayor freno eres tú mismo.
  • No temas equivocarte. El “miedo al cambio” es el asesino silencioso.
  • Recuerda que si no lo intentas, nunca sabrás lo que pudo ser y o será.

Ya puedes ejecutar tu decisión

  • No es momento para echarse atrás. Ya has sido capaz de analizar en profundidad tus necesidades, ahora solo tienes que pasar a la acción.
  • Nadie dijo que fuera fácil. Es natural tener miedo, incluso nos protege del peligro, siempre y cuando no sea irracional.
  • Salir de tu zona de confort es necesario para empezar a ser feliz.

Toca evaluar el proceso

Cómo replantear nuevos objetivos tras el verano.

Cómo replantear nuevos objetivos tras el verano.

Sin presiones, ni culpas, ni reproches, ni ansiedad. Desde la responsabilidad, con total conciencia y aceptando que no todo depende de mi. Que siempre hay factores que escapan a mi control y aprendiendo de los errores. Porque la próxima vez, tendré más información y por lo tanto, podré tomar decisiones diferentes. Más o menos acertadas, mejor o peor elaboradas pero, por lo menos serán decisiones propias y no autoimpuestas; serán objetivos elegidos y no marcados; serán problemas vívidos y no desesperados.

Descubrir cuáles son tus verdaderas necesidades es el primer paso para diseñar estrategias eficaces en esa dirección. Si estás en ese camino “La felicidad no es el camino” es tu manual.

Descubre porqué es importante definir bien tus objetivos y aprende a sacar la mejor versión de ti.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.