Recorrer el Antiguo Egipto a través del Nilo en crucero fluvial es la mejor opción para profundizar y adentrarnos en la tierra de los faraones. Desde Luxor a la presa de Asuán se pueden admirar los viejos templos con paradas en pequeños puertos que permiten la visita a Karnak, al Valle de los Reyes, al templo de Philae o a la isla Elefantina. Y desde Asuán otro barco recorrerá, entre la inmensidad del desierto y las inigualables puestas de sol, el lago Nasser hasta llegar al templo de Abu Simbel, culminación de tan espectacular recorrido.

Ambos trayectos se pueden realizar en siete días (cuatro de Luxor a Asuán y tres desde Asuán a Abu Simbel) y desde hace ya años son ofrecidos por todos los grandes mayoristas de viajes a precios realmente asequibles.

A orillas del Nilo, Luxor se convierte en el inicio idóneo para recorrer los viejos templos del Egipto faraónico a través del milenario rio. En la actual ciudad se asentó Tebas, la que fue capital del Antiguo Egipto y conocida por los árabes como la “Ciudad de los Palacios” o por los griegos como “La ciudad de las cien puertas”.

Los Colosos de Memnon en Luxor

Los Colosos de Memnon escoltan la entrada al Valle de los Reyes ´Imagen de Elmikelet

En las inmediaciones de Luxor se ubica el Valle de los Reyes, un lugar que los faraones, entre ellos el venerado Tutankamon, eligieron como última morada para ser enterrados. Este yacimiento arqueológico, con las tumbas de los soberanos de las más prestigiosas dinastias faraónicas, esta escoltado por templos funerarios como el de Hatsepsut, Seti I o Medinet Habum o por los espectaculares Colosos de Memnón.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Los templos de Luxor y Karnak, la antesala del Egipto de los faraones

Luxor, uno de los templos mñas antiguos del Viejo Egipto de los faraones

Entrada al templo de Luxor – Imagen de Alberto-g-rovi

Los templos de Luxor y Karnak completan la visita a tan enigmática ciudad, ambos dedicados al dios Amón. En la antigüedad estaban comunicados por una avenida de 2,5 kilómetros de longitud flanqueada por esfinges. Y era el templo de Luxor el que daba paso al de Karnak, el más grande de Egipto y erigido durante el periodo del Imperio Nuevo, entre los años 1600 y 1160 a.d.c., siendo los faraones Amenhotep III y Ramsés II los que idearon la construcción de tan excelsos templos.

Partiendo de Luxor  tras abordar el paso por las esclusas del Nilo, a unos 60 kilómetros se avista el Templo de Khnum, ornamentada con un conjunto de columnas de la época, en la ciudad de Esná, situada a unos 15 metros por debajo del nivel del Nilo.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Y descendiendo aun más, a modo de antesala a la llegada a Asuan nos sorprenderá la perspectiva  de los templos de Edfú y Kom Ombo que presentan entre sus muros grabados y textos en honor a dos de las principales deidades del Antiguo Egipto: el dios Horus y el dios Sobek.

Cruceros fluviales por el Nilo con cena y tours privados en falúa. Toda una experiencia. Más información pinchando en este enlace

 

La presa de Asuán, la puerta hacia el lago Nasser

La presa de Asuán fue construida por el presidente Nasser e inaugurada en 1971. Tiene casi 4 kilómetros de longitud y su doble objetivo es la canalización del caudal del río Nilo y la producción de energía eléctrica, aunque se construcción supuso la completa anegación de la región de Nubia y el traslado a otros lugares de su inestimable patrimonio cultural.

Templo de Philae, en honor a la diosa Isis

Columnas del templo de Philae – Imagen de Przemyslaw “Blueshade” Idzkiewicz

En sus alrededores es interesante visitar el Templo de Philae, donde se veneraba a la diosa Isis, la isla Elefantina, el mausoleo de Agha Khan y el monasterio de San Simeón, levantado por los cristianos coptos.

Una vez sobrepasada Asuán y camino a Abu Simbel atravesaremos el lago Nasser, uno de los lagos artificiales más grandes del mundo y con una anchura entre ambas orillas que oscila entre los 5 y los 50 kilómetros. Su construcción sepultó gran parte de la región de Nubia aunque aún se conservan, debido a su traslado piedra a piedra a pocos kilómetros de sus enclavamientos originales, los templos de Wadi El Seboua, dedicado a Ramsés II; el de Dakka, construido en honor a Tot el dios de la sabiduría y el de Amada, en honor a Amon-Rá, dios del Sol.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Abu Simbel, Patrimonio de la Humanidad, culminación del viaje por el Egipto de los faraones

Y tras surcar el lago Nasser se arriba y desembarca en el emplazamiento de los templos de Abu Simbel, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979. Fueron trasladados piedra a piedra en 1968 tan solo setenta metros más arriba de su inicial emplazamiento, desplazando para ello más de 300.000 toneladas de roca y reubicados en una colina artificial para evitar que quedaran sumergidos.

Abu Simbel, a pies del lago Nasser

Colina donde se asientan los templos de Abu Simbel visto desde las alturas – Imagen de Kahlil Aswan

La montaña, que acoge los dos templos de los que consta el complejo arqueológico de Abu Simbel, se sostiene gracias a una gran arcada de hormigón. Desde luego, un inigualable e impresionante trabajo arquitectónico.

Sorprendente con los precios tan asequibles. Circuitos y paquetes vacacionales por Egipto. Informate de las ofertas en este enlace.

 

El complejo está compuesto por dos templos. El mayor de ellos, el santuario principal de Abu Simbel, está dedicado a Ra, Ptah y Amón,  tres de las deidades mas veneradas del Antiguo Egipto; y alberga cuatro estatuas colosales de Ramses II esculpidas en la roca de la fachada. El templo menor está dedicado a la diosa Hathor, personificada por Nefertiti, la esposa favorita de Ramsés.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.