Llega el verano y a todos nos gusta broncear nuestra piel con el fin de “lucir moreno”. Pero la exposición al sol puede conllevar riesgos, incluso en algunos casos diríamos que extremos, si no tomamos las debidas precauciones. Les presentamos un decálogo de recomendaciones para evitar consecuencias desagradables.

El sol nos proporciona una serie de efectos beneficiosos para nuestro cuerpo. Desde terapéuticos para combatir estados depresivos, hasta revitalizadores en nuestro organismo con una buena dosis de  vitamina D.

El sol tiene efectos terapeúticos beneficiosos – Imagen de boards.cruisecritic.com

Pero también existen  efectos perniciosos que debemos evitar: quemaduras, envejecimiento cutáneo  en forma de manchas, lunares o arrugas y, a largo plazo, cáncer de piel. Y desde luego es extremadamente peligroso la exposición directa al sol a menores de 2 años.

El sol actúa como una energía que puede dañar y alterar las células de la piel. Las lesiones provocadas por una inadecuada exposición al mismo pueden evitarse si se siguen unas recomendaciones básicas y saludables que nos ayudarán a protegernos y a poder disfrutar en la playa, río, piscina o en cualquier actividad de ocio activo al aire libre.

Piz Buin - PIZ BUIN TAN&PROTECT LOCION SP30 150 NEW

Amazon España: EUR 12,30

Amazon Reino Unido: £8.50

Amazon Estados Unidos: $15.73

Recomendaciones para evitar lesiones cutáneas ante la exposición al sol

1. Evite tomar el sol entre las 12 y las 16 horas o si lo hace extreme las precauciones.

Las de factor 30 y 50 son las más adecuadas para las cremas de protección solar – Imagen de pinterest.com

2. Se debe elegir el factor de protección adecuado, como por ejemplo una crema de protección solar 30 (alta) o 50 (muy alta), pero muy especialmente durante los primeros días del verano. También son de ayuda las cremas autobronceadoras y los nutricosméticos o suplementos nutricionales especialmente orientados a mejorar la piel. Ambos  contienen vitaminas C, E, D y antioxidantes que van a ayudar a proteger nuestra piel logrando un bronceado más duradero.

3. Antes de la exposición al sol la piel debe estar limpia y sin maquillaje, evitando el uso de colonias, perfumes o desodorantes que pueden provocar que aparezcan irritaciones en la piel.

4. Protegerse con antelación con la aplicación de la crema protectora media hora antes de la exposición solar, que es el tiempo que tarda en absorberse. Incluso a la sombra, es muy importante protegerse adecuadamente. Como norma general, un adulto suele necesitar aproximadamente 35 gramos de crema solar para cubrirse todo el cuerpo.

5. Se debe utilizar la protección solar después del baño o de una excesiva sudoración. O bien cada 2 horas de exposición. Tambien son recomendables los cosméticos naturales para cuidar la piel del sol. Las primeras exposiciones al sol deben comenzar con pocos minutos, unos 10 aproximadamente, aumentando paulatinamente de 5 en 5 minutos, no sobrepasando los 30 minutos diarios. No nos confiemos con los días nublados ya que seguimos recibiendo radiación ultravioleta del sol, por lo que debemos protegernos como en un día soleado normal.

SPANISH INSTITUTE ALOE VERA CREAM JAR 400ML

Amazon España: EUR 4,99

Amazon Reino Unido: £4.44

Amazon Estados Unidos: $9.35

6. Ingerir abundante líquido, para compensar la pérdida de los mismos que se produce en la exposición solar que es mucho mayor que en otras situaciones. Beber agua y zumos de frutas naturales en mayor cantidad ayuda a hidratar nuestro cuerpo por dentro.

7. No es nada conveniente la utilización de cremas solares de un año para otro porque debido a su inadecuada conservación habrán perdido eficacia en sus filtros.

8. Aparte de que debemos ser especialmente cuidadosos en la protección de cara, cuello, cabeza, manos, orejas, pecho y dorso del pie, sin duda, las áreas más sensibles al sol; también la ropa salvaguarda, sobre todo los tejidos que permitan que la piel transpire adecuadamente, recomendando las prendas de algodón y los colores claros.

Gafas de sol y sombrero, elementos muy recomendables para protegernos frente al sol – Imagen de pixabay

9. Usar gafas de sol adecuadas y homologadas (aquellas que lleven la marca CE y cumplen con la normativa europea que certifica que las gafas son apropiadas para proteger los ojos contra las quemaduras del sol), sombreros y gorras.

10. Si inevitablemente se ha producido una quemadura en la piel se debe evitar cualquier tipo de contacto con la luz solar hasta que haya sanado completamente. Ayuda aplicarse geles calmantes en la zona quemada varias veces al día. Si el dolor es intenso se pueden tomar analgésicos como aspirina o paracetamol, beber líquidos abundantemente (agua o zumos naturales) y aplicar cremas hidratantes que regeneren la piel y  ayuden a la cicatrización. Ante cualquier complicación lo conveniente es acudir al dermatólogo.

Notaliv Cosmética Natural Bronceador con FPS - 200 ml

Amazon España: EUR 11,57

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: EUR 11,57

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *