“El Maestrazgo es una comarca aislada, independiente en realidad de Valencia y Aragón; es como una plataforma alta, erizada de montes como conos truncados, verdaderos castillos naturales, limitada por los antiguos reinos de Cataluña, Aragón y Valencia y extendida hasta el Mediterráneo. Sin duda no hay mejor definición de la comarca que la que dio el ilustre escritor de la generación del 98, Pío Baroja después de recorrer tan hermoso territorio.

El Maestrazgo (Maestrat en su acepción valenciana) es una comarca española con mucha historía que se extiende por el norte de la provincia Castellón y el sureste de la provincia de Teruel, a caballo entre las dos comunidades autónomas de Valencia y Aragón.

Penyagolosa, la cumbre más alta del Maestrat castellonense – Imagen de wikimedia commons

El nombre de Maestrazgo procede del término maestre. Estos territorios se encontraban bajo la jurisdicción del Gran Maestre de las ordenes militares del Temple, San Juan y Montesa durante el siglo XIII, hasta que la Orden fue liquidada en 1308. Pero su huella aún perdura. Los templarios dotaron a la comarca de una economía floreciente que aún se prolongó durante siglos.

El paisaje del Maestrazgo, esculpido por el paso de tiempo, refleja su erosión en las rocas, en sus pliegues, en sus sierras y en sus cerros acorchados. Una comarca, además, idónea para la practica de deportes de aventura.

 

El Maestrat castellonense

Vista panorámica de Morella desde el castillo – Imagen de Rastrojo

En su parte castellonense Morella es la reina de la corona de la comarca. Un pueblo con aires del Medievo, amurallado y con un castillo del siglo XIII en lo más alto del impresionante cerro donde se asienta la localidad. Sus constreñidas y embaldosadas callejuelas nos conducen hasta la espectacular basílica arciprestal a pocos metros de la entrada a la fortaleza defensiva.

Consulta AQUÍ los mejores hoteles para alojarte en Morella.

A pocos kilómetros se halla Forcall, muy cercana ya a la provincia de Teruel. En esta bella localidad destaca su Plaza Mayor, una de las más atractivas de la comarca en la cual sobresalen el Palacio de Osset y el Ayuntamiento, dos edificios que engalanan tan hermoso centro histórico.

Y a escasos 14 kilómetros se localiza el Santuario de la Balma, excavado en la roca y conocido en siglos pasados como el Santuario de los “endemoniados” por ser lugar de peregrinaje debido a sus ritos de exorcismos a poseídos.

Peculiar vista de Ares del Maestre – Imagen de Enfo

Al norte de la provincia nos topamos con Ares del Maestre. Dicen los libros de historia que desde su castillo Jaime I inició la conquista del Reino de Valencia. El pueblo se erige en un cerro con calles escalonadas que conforman un pintoresco paisaje. La localidad fue fortificada por los romanos, posteriormente destruida y de nuevo levantada por los musulmanes.

Y no debemos pasar por alto la localidad de Sant Mateu, la que fue sede de la orden de Montesa y capital del Maestrat desde 1319, rehabilitada en la década pasada dando lustre a sus murallas, palacios, torres e iglesias.

El Maestrazgo turolense

Vista de la Torre de Nublos en La Iglesuela del Cid – Imagen de Angela Llop

Trasladándonos a la parte turolense del Maestrazgo hallamos tres villas, a cual más espectacular. Palacetes e iglesias pueblan La Iglesuela del Cid y la Torre de los Nublos es el rastro de una antigua fortaleza templaria, lo que demuestra la importancia que tuvieron los monjes guerreros que habitaron esta comarca.

Cantavieja, capital del Maestrazgo turolense, cuenta con un conjunto histórico sin parangón y con una historia trufada de batallas en defensa de la villa por parte de los templarios. Sobresalen la Iglesia de la Asunción y de San Miguel como sus edificios más lustrosos y las pinturas y grabados rupestres que se hallan en las cercanias de la localidad.

 

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Por último Mirambel está considerada como la localidad con más encanto del Maestrazgo. Con un añejo pasado militar, Mirambel conserva su halo medieval. Murallas e iglesias engalanan el pueblo y sus calles empedradas conservan el aroma de épocas remotas. Cinco portales dan paso a la parte de intramuros de la localidad.

Si decides alojarte en las proximidades de Mirambel, consulta en este enlace los mejores alquileres vacacionales en el entorno de esta villa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.