Psycho-Pass, el control del comportamiento humano

Psycho-Pass es una serie de animación japonesa creada por Hikaru Miyoshi, producida por Production IG, y escrita por Gen Urobuchi.

La primera temporada comenzó a ser transmitida el 12 de octubre de 2012 terminando en marzo 2013. Le siguió una segunda temporada que se estrenó el 9 de octubre del 2014.

Psycho-Pass es uno de los animes más sonados hasta la fecha debido a su temática futurista que mezcla el drama y el thriller dentro un Japón distópico en la que la mente, y comportamiento humano, está marcado por el llamado ‘Psycho-Pass’.

Sinopsis de la serie Psycho-Pass

Nos encontramos en un futuro próximo en el que la mente de los habitantes ha sido escaneada y registrada para determinar su estado mental, personalidad, y comportamiento.

Este registro es creado por un biomarcador que lleva el nombre de Psycho-Pass, y consiste en mostrar un color especial según el estado mental de cada persona.

Gracias a este sistema, la policía es capaz de leer los ‘coeficientes de criminalidad’ y determinar quienes son criminales, asesinos, criminales en potencia, o psicópatas.

Es el deber de “Los Ejecutores” el capturar a los actuales criminales que anden sueltos (y aquellas personas que su Psycho-Pass haya cambiado de color) y que representan una amenaza para la sociedad.

Los Ejecutores

Los Ejecutores son el grupo policial que pertenece a la Unidad de la División de la Oficina de Seguridad Pública e Investigación Criminal de Japón.

Lo que los hace ‘diferentes’ es que todos ellos son criminales en potencia, o sea, su Psycho-Pass no es normal.

Cada miembro ha sido reclutado por diferentes razones y han sido entrenados para pensar, actuar, y anticipar los movimientos de los criminales.

Psycho Pass

Grupo de Ejecutores, image by Shanu Ronaldo

Después de todo, la filosofía cae en que no hay mejor forma de entrar en la mente de un psicópata que siendo un ‘psicópata’ en sí (esto nos puede recordar un poco a series como Hannibal o True Detective).

En realidad, los miembros de este grupo son todos buenas personas que pasaron por un momento difícil en la vida y que les llevó a que su estado mental se viese afectado, pero que han colaborado para formar parte de este grupo de ‘justicia’ e intentar ayudar a la sociedad.

Los Ejecutores son vigilados por un supervisor que puede usar su “Dominador” para dispararles y detenerlos en caso de que no cumplan la ley, huyan, no realicen su trabajo, o que su Psycho-Pass cambie de forma repentina y se vuelvan contra el sistema.

Los Dominadores

Este es el término que se le da a las armas de alta tecnología que llevan los Ejecutores para realizar su trabajo.

Los Dominadores hacen un escaneo a la persona/criminal que tienen frente a ellos.

En base a ello, es por lo que el arma se activa y te da permiso para ser usada y cumplir su propósito.

Los Dominadores pueden disparar y paralizar, así como también pueden disparar para ser mortales y volar en pedazos a un criminal o asesino (ejecución instantánea).

Esto ocurre gracias al análisis que hace el arma sobre el coeficiente de criminalidad sobre la persona objetivo, y por ello paraliza a los de coeficiente bajo, o puede matar a los de coeficiente alto y que son un peligro inminente.

Los Dominadores solo pueden ser usados por la persona registrada en su sistema, y por ello es un tanto personal así como seguro para su portador.

El problema que tienen los Dominadores es el encontrarse con un ‘criminal asintomático’. O sea, aquellos que realizan un crimen y que, sin embargo, parecen estar sanos mentalmente.

Es por ello que el Dominador no es capaz de juzgar y ser activado de forma mortal si esto ocurriese, y el Ejecutor se encontraría en una situación delicada.

Psycho Pass

Kogami con el Dominador, image by voduytan65

Los protagonistas de Psycho-Pass

Los protagonistas de la historia son la inspectora Akane Tsunemori y el ejecutor Shinya Kogami.

Nos introducimos en la historia gracias al personaje de Akane, quien es la nueva supervisora asignada para el grupo de Ejecutores.

Con ella es como nos enteramos de cómo funciona dicha unidad, mientras que a la vez, ella intenta probarse a sí misma que puede llevar acabo el duro trabajo de controlarlos (e incluso ejecutarlos en caso que desobedezcan) y de encontrarse en situaciónes de ambigüedad moral.

Akane es uno de los personajes que prefiere que el Dominador paralice en lugar de que mate. También tiene un encuentro con el antagonista de la serie, Shogo Makishima (cerebro detrás de varios asesinatos).

Su Dominador no lo marca como criminal, y por lo tanto, ella es incapaz de dispararle ni de salvar a una de las víctimas.

Su personaje suele encontrarse en medio de contradicciones de juicio y emociones, pero siempre teniendo esperanza de que la sociedad y el ser humano pueden alcanzar un estado superior para ser mejores en el futuro.

Nuestro criminal; Shogo Makishima, es un antiguo enemigo del ejecutor Kogami. Es un personaje inteligente, meticuloso, sensible, y de cabeza fría. Todo un psicópata. Pero sobre todo, es un criminal asintomático.

Pareciera que sus actos los justifica bajo la premisa de querer “despertar” la mente del ser humano para darnos cuenta de las prisiones invisibles en las que nos encontramos; La forma en que cedemos nuestros derechos y libertad a cambio de la ‘protección de la ley’.

Su rival; el ejecutor Kogami, era inspector anteriormente. Es un hombre inteligente, rápido, resolutivo e intuitivo para resolver casos.

Fue la muerte de un ejecutor a su cargo, y amigo, por lo que se obsesionó con cazar al asesino; a tal grado, que su Psycho-Pass cambió y se le consideró un peligro social. Con el tiempo fue re aceptado y degradado a ejecutor.

Kogami usa su propia soledad como arma y motivación contra Makishima y como protección ante sí mismo también. El cree que no siempre la justicia es justa, y no siempre la ley protege como se debe.

Kogami y Akane representan dos polos opuestos de ver la justicia, mientras que también la historia nos muestra el punto de vista del criminal y su pasión por la mente del ser humano.

Kogami y Makishima

Kogami VS Makishima

Trasfondo de Psycho-Pass

Psycho-Pass juega con diferentes elementos para ponernos en una balanza moral la mayoría del tiempo.

El sistema de justicia futurista del que hablamos, se le llama Sistema Sibyl.

El problema que representa para los personajes es el hecho de que hay veces que deben tomar decisiones ‘humanas’ y con consecuencias.

O sea, el sistema fue creado por un juicio humano, al fin y al cabo, pero funciona automáticamente para dar permiso a la policia para actuar y realizar su propósito.

No hay mucho qué pensar, es solo actuar y seguir “órdenes”.

Entonces, ¿y si te encontraras en posición de tener que desobedecerlo?. ¿Te convertiría en un criminal?.

Akane no fue capaz de disparar a Makishima (el asesino) mientras le cortaba el cuello a una joven puesto que su coeficiente era inmune al Dominador, y este lo marcaba como sano.

Si Akane disparaba, estaría desobedeciendo la ley y al sistema, y Akane es una chica con rango de inspectora que no puede darse el lujo de ello (además que su propia moral no se lo permite).

Solo le quedó ver horrorizada como se realizaba un crimen que no fue capaz de impedir y que luego le acecha en el subconsciente.

Al contrario de ella, Kogami es un hombre que parece más seguro de lo que hace sin importar las consecuencias. Pero incluso el muestra síntomas de ese sentido moral al que estamos atados.

Psycho-Pass

Poster de la serie Psycho Pass, image by 346314

Makishima (el antagonista) es un hombre con un estado de salud mental que parece ‘normal’.

Vive en una especie de enajenación en la que intenta demostrar la belleza y la profunda unión filosófica entre la muerte y el ser humano desde épocas remotas, puntos de vista religiosos, filosóficos, y literarios.

Psycho-Pass hace referencia a la justicia, la ética, la literatura, la complejidad de la sociedad y la cultura, y cualquier otro tipo de pasaje e información para comprobar como “una verdad” es solo un punto de vista a través del tiempo.

Hacen contraste y comparación sobre los elementos con los que somos educados y con los que se construye el comportamiento humano, hasta llegar a la moral creada por el mismo sistema y religión para tenerlos ‘controlados’.

También nos presentan diferentes tipos de criminales en la serie (todos peones del manipulador Makishima) que dejan a la vista la delgada línea ancestral y primitiva entre la muerte, el sexo, la sangre, el cuerpo, la bondad, la maldad, la belleza, y la violencia.

En general, es una serie animada que vale mucho la pena ver, y ya hasta se habla de su posible película Live Action.

Aún no se sabe si sería película japonesa o si Estados Unidos está interesado en llevarla acabo.

Psycho-Pass está disponible online en muchas páginas de anime, y actualmente también en Netflix.

Os dejo con una presentación del anime con subtítulos en español:

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.