Problemas provocados por la hipertensión

Se calcula que unos 14 millones de españoles sufren hipertensión, de los que 4 millones están sin diagnosticar, sobre todo jóvenes que no se chequean, o que no trabajan para una empresa que practique revisiones médicas anuales. Pero muchos médicos alertan de la importancia de su prevención y control.

Un 60% de la población corre el riesgo de sufrirla, sobre todo a partir de los 65 años, aunque los casos en los que aparece antes son cada vez más numerosos. ¿Cuáles son los principales problemas provocados por la hipertensión? Se trata del marcador de riesgo aislado conocido más importante de morbilidad y mortalidad cardiovascular. Además, si no se controla puede devenir en otras consecuencias negativas para la salud. Aún así, una parte significativa de la población parece no estar concienciada de su importancia.

Los expertos recomiendan controlar la presión arterial desde la infancia, comenzando por las consultas pediátricas, ante un aumento progresivo de la hipertensión entre los jóvenes en los últimos años. Si en los 80 la sufría un 4%, en tres décadas la cifra ha llegado al 7% por factores como los cambios en los hábitos de alimentación. Se puede medir fácilmente desde casa siguiendo una serie de consejos.

¿Qué es la tensión arterial (TA) y cómo se mide?

Los tensiómetros más vendidos

Modelos de tensiómetros.

La tensión, también conocida como presión arterial, es la fuerza que la sangre ejerce sobre los vasos sanguíneos. Viene determinada por la cantidad de sangre del individuo y el grosor de las venas o arterias por la que ésta circula.

La presión de la sangre se mide por milímetros de mercurio (mmHg). Se toman dos cifras, la máxima y la mínima. La primera se denomina presión sistólica, pues representa la presión cuando el corazón expulsa sangre (sístole) y la segunda, diastólica, y obtiene el valor que se da cuando el corazón se llena de sangre (diástole). Se consideran valores normales para los adultos un máximo de 120 y un mínimo de 80 mmHg. Cuando los valores superan los 140 y 90 se dice que la persona padece hipertensión.

Principales riesgos de la hipertensión

Consejos para tomarse correctamente la tensión arterial en casa

Consejos para tomarse correctamente la tensión arterial.

No se le da importancia porque no se producen síntomas, por lo que un hipertenso no acude al médico, salvo cuando este problema deriva en molestias, y entonces se descubre con posterioridad. La presión excesiva puede causar daños bastante importantes en el organismo, por lo que conviene tomarse periódicamente la tensión.

La hipertensión puede dañar al cerebro, el corazón, el riñón y los ojos:

1. El infarto agudo de miocardio, conocido en el lenguaje coloquial como ataque al corazón, supone el principal riesgo. Se trata de la principal causa de mortalidad en todo el mundo. Se produce cuando no llega la suficiente sangre a una parte del corazón.

2. Trombosis cerebral. Cuando la presión de la sangre produce un trombo (coágulo de sangre) o la rotura de una arteria, puede causar daños bastante graves. La hipertensión está considerada la principal causa de los derrames cerebrales.

3. Daños en el riñón. Debido a que la hipertensión resulta especialmente dañina para los vasos sanguíneos pequeños de los riñones, puede dañar el sistema de filtración renal, por lo que se produciría una acumulación preocupante de residuos metabólicos en el organismo, derivando en lo que se conoce como insuficiencia renal crónica.

4. Daños en los ojos. La hipertensión arterial podría provocar daño a los vasos sanguíneos en la retina. Esto deriva en dolores de cabeza, visión doble, visión débil en los casos más graves incluso pérdida de la visión.

Control casero de la tensión arterial

Por supuesto, conviene consultar periódicamente con el médico. Pero se le puede ayudar llevando en casa el control de la tensión arterial. Resulta bastante fácil en los últimos tiempos, debido a los tensiómetros electrónicos, pues resultan bastante fáciles de utilizar, sin conocimiento médico, teniendo en cuenta una serie de consejos.

Existen en el mercado tensiómetros de brazo y de muñeca. Pero conviene decantarse por los primeros, porque ofrecen mayor fiabilidad. El modelo Medisana MTS dispone de memoria que almacena hasta 60 mediciones. Se aprende a utilizar con enorme rapidez, y su precio resulta lo suficientemente competitivo.

Por su parte, el Omron M3 HEM-7131, también de brazo, dispone de un manguito grande, apto para personas de cualquier complexión física. Resulta ideal para personas mayores, pues marca los números en grande. Se trata de uno de los medidores más recomendados, y de una de las marcas más fiables en este terreno.

Resulta especialmente convincente otro producto de la casa, el Omron M6 Comfort HEM-7221-E8 (V), pues realiza una medición dual, lo que quiere decir que toma una segunda lectura para asegurarse de la exactitud del dato obtenido. La Tecnología Intellisense detecta automáticamente la presión de inflado correcta. Y además, si registra una medición demasiado alta, muestra un símbolo en pantalla, lo que resulta bastante útil. Cuenta con almacenamiento de memoria de hasta 90 mediciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.