Ponferrada, la ciudad de los Templarios

No es una gran ciudad, pero Ponferrada tiene algo que pocas tienen, el aire templario. Está situada en la Comarca del Bierzo, León, en la confluencia de los ríos Sil y Boeza y deja un buen sabor de boca a quienes se acercan a conocerla.

La ciudad de Ponferrada data de la Edad Media, surgió como un asentamiento en el Camino de Santiago, por ello su casco antiguo tiene una gran belleza. Si bien no es una gran ciudad, es una ciudad con encanto que enamora a quien la visita.

Tanto Ponferrada como los pueblos de alrededor son ricos en gastronomía, vino y tradiciones. Si no te gusta alojarte en ciudades y prefieres un pueblo rural, a tan sólo 17 kilómetros tienes alojamiento en Ocero, una pequeña villa de tan sólo 50 habitantes con una casa rural con impresionantes vistas desde su patio. A 22 kilómetros de Ponferrada está Peñalba de Santiago, en pleno Valle del Silencio. Si por el contrario, decides alojarte en la misma Ponferrada, puedes consultar alojamientos en el siguiente enlace.

Historia de Ponferrada

Los primeros indicios en la zona datan de la Edad De Hierro, pero no fue hasta la Edad Media que comenzó a tener más relevancia por formar parte del Camino de Santiago. Fue entonces cuando se formó un asentamiento castreño situado bajo los actuales muros del castillo de los Templarios. Como villa nace a finales del siglo XI con motivo de la construcción de un puente para facilitar el tránsito de los peregrinos. Dicho puente fue el que dio nombre a la ciudad, pues le denominaron “Pons-Ferrata”. La importancia de la ciudad aumentó a lo largo de la Edad Media, cuando los reyes leoneses concedieron diferentes fueros, por lo que la población creció a finales del siglo XV.

Cañón del castillo de los templarios

Cañón del castillo de los templarios

Los Templarios y las diferentes huellas dejadas por las obras civiles y religiosas, hacen que sea necesaria una visita por la parte antigua de la ciudad: El Castillo de los Templarios, La calle del Reloj, el Ayuntamiento y su plaza, El Convento de las Concepcionistas y la Real Cárcel son algunos de los monumentos más característicos de la ciudad que en su día estuvo protegida por los templarios.

La ciudad de Ponferrada creció y comenzó a tener más trascendencia a finales del s. XIX con el descubrimiento y explotación de las enormes riquezas minerales de la zona. En la actualidad es la capital del Bierzo.

Si visitas Ponferrada, hay varios sitios a los que debes descubrir, como El Castillo de los Templarios, La Torre del Reloj y el Museo de la Radio, entre otros.

Castillo de los templarios

Situado sobre una colina en la afluencia de los ríos Sil y Boeza, data del Siglo XII. Se emplaza en lo que se cree que fue un castro celta, para posteriormente pasar a ser un emplazamiento romano y visigodo.

Fue Fernando II el que permitió que los templarios establecieran una encomienda en la ciudad. El castillo se reconstruyó en varias ocasiones desde la Edad Media, siendo ahora un centro cultural.

En la visita al interior del castillo podrás ver la exposición “templum libri”, en la que se exponen copias de libros del medievo y el renacimiento. También hay una biblioteca templaria muy interesante.

La visita entre sus muros te hará sentir como si estuvieras en época de caballeros templarios y princesas.

Vistas del Río Sil desde el Castillo Templario de Ponferrada

Vistas del Río Sil desde el Castillo Templario de Ponferrada

Torre del Reloj, antigua puerta de Ponferrada

La torre de estilo renacentista que antiguamente fue la puerta de la ciudad, se levantó en el siglo XVI durante el reinado de Carlos I sobre uno de los arcos de la antigua muralla. Es uno de los lugares más atractivos del casco antiguo de Ponferrada. Situado al fondo de la calle del reloj, es el único resto de la muralla medieval.

Rodeando la torre, encontrarás la Real Cárcel y calles con balcones encantadores adornados con flores de todos los colores. En los alrededores hay terracitas donde tapear productos típicos de la zona.

Torre del Reloj de Ponferrada

Torre del Reloj de Ponferrada

Museo de la radio

Situado en el edificio de estilo barroco conocido por “casa de los escudos”, cuenta con la colección de 200 receptores de radio del periodista Luis del Olmo, una de las más completas del país.

Vislumbrando estos aparatos, se puede apreciar la evolución tanto técnica como estética que han tenido a lo largo de los años, desde los primeros aparatos de galena hasta la radio digital, pasando por pequeños transistores de la década de los setenta.

También tiene un apartado donde conocer la historia de la radio con más profundidad, con distintas audiciones de radios españolas.

Ponferrada es una ciudad rica en historia y gastronomía. Recomiendo perderse por sus calles del casco antiguo o pasear por la cuenca del río y disfrutar de la vista para después disfrutar con un tapeo y una copa de vino del Bierzo.

La noche templaria

Cada año la primera luna llena del mes de julio trae consigo de nuevo el medievo a Ponferrada. La fantasía es la protagonista de la jornada medieval en la que se recrea la época de castillos, princesas, templarios y reyes.

Armadura del Castillo Templario de Ponferrada

armadura castillo templario

La celebración consiste en una comitiva Templaria que representa la vuelta a la ciudad del Puente de Hierro del Maestre de la Orden de los Caballeros Templarios, Frey Guido de Garda, para sellar un pacto de amistad eterna y entregarle la custodia de dos símbolos hallados en Jerusalén, el Santo Grial y la sagrada Arca de la Alianza. Los ponferradinos reciben a La comitiva Templaria y recorren la ciudad hasta el Castillo ataviados con ropajes medievales custodiando ambas reliquias.

Una vez en el Castillo, Guido de Garda proclama: “Yo, Guido de Garda, Maestre de la fortaleza de Pons Ferrata, comprometo a todo el pueblo de Ponferrada para que vuelva cada año a renovar este compromiso festivo con su historia y su leyenda hasta que el tiempo llegue a borrar la línea del horizonte”.

La noche continúa con música, celebraciones, fuegos artificiales y degustaciones gastronómicas por las calles de la eterna ciudad medieval.

Cualquier época es buena para ver Ponferrada y sus alrededores, en este artículo no muestro ni una tercera parte de todo lo que se puede visitar en la ciudad, como el mercadillo de los miércoles y sábados (que comienza a orillas del río Sil) La Real Cárcel (hoy museo del Bierzo), la Basílica de la Encina (templo renacentista), la Casa de los Escudos (edificio barrroco del siglo XVIII), su deliciosa gastronomía (si te gusta el pulpo, no puedes irte de Ponferrada sin comer en "La Fragata") y su famosa fiesta de la Encina en septiembre, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.