Cómo pintar las paredes de tu casa como un experto

1

Pintar las paredes de tu casa puede cambiar por completo el ambiente y darte una sensación más agradable. Esta es un forma económica de convertir una habitación aburrida en atractiva y divertida. Aquí te decimos cómo hacerlo de forma fácil y sencilla.

Las razones para cambiar el color de las paredes de tu casa son muy distintas pero si quieres hacerlo como un verdadero experto, sigue nuestras recomendaciones. Te garantizo que no solo lograrás el cambio que necesitas, también ahorrarás mucho tiempo y dinero. Incluso puedes aumentar el valor de tu casa con una nueva mano de pintura.

¿Qué necesitarás para pintar las paredes de tu casa?

Tu primer paso siempre debe ser preparar todas las herramientas y materiales que necesitarás al cambiar el color de las paredes de tu casa. Asegúrate de tener:

Herramientas:

  • Espátula para masilla
  • Papel periódico y plástico
  • Esponja
  • Rodillos
  • Palo extensor
  • Cubeta grande
  • Recipiente para la pintura
  • Rejilla para eliminar el exceso de pintura de los rodillos
  • Escalera
  • Brocha

Materiales:

  • Papel lija de grano número 220 o lija de esponja
  • Cinta de pintor
  • Base
  • Masilla o cemento
  • Disolvente de pintura
  • Pintura de látex de alta calidad

Prepara tus paredes

Toma tu tiempo para dejar lista la superficie antes de pintar las paredes de tu casa. Quita todos los clavos y limpia la zona a pintar. Si encuentras áreas con pintura que se está desprendido o que se ha desprendido usa la espátula para masilla para quitar los residuos de la zona.

Después prepara la masilla o cemento siguiendo las instrucciones del empaque y rellena todos los espacios de clavos, áreas cuarteadas y zonas que hayas limpiado de residuos. Con la espátula para masilla retira los excesos de masilla o cemento y espera a que seque.

Usa el papel lija para dejar suaves las superficies.  Asegúrate de pasar la lija con cuidado para evitar dejar superficies disparejas.

Coloca cinta en las áreas sensibles de la habitación

La cinta de pintor te permite proteger cualquier superficie de ser manchada al pintar las paredes de tu casa. Puedes usarla en marcos de puertas y ventanas, molduras y tomacorrientes, entre otros. También te puede ayudar a crear patrones y diseños divertidos al pintar.

Existen distintos tipos de cinta de pintor pero todas son fáciles de remover y no dañan ni manchan las superficies. Al colocar la cinta debes asegurarte de presionar bien para evitar que queden áreas por donde pueda entrar la pintura.

Retira los muebles y prepara el piso

Lo recomendable es que saques los muebles de la habitación al pintar las paredes de tu casa. Algunas personas se limitan a hacerlos a un lado y cubrirlos con plástico. Esto puede funcionar pero si derramas pintura, se podrían dañar en la base.

Cuando hayas sacado los muebles, coloca una capa de plástico cubierta de periódico. Usa la cinta de pintor para fijar bien el plástico y que no queden áreas sin cubrir. Puedes fijar el periódico al plástico con cinta común para evitar que se mueva y los accidentes.

Divide la habitación

El último paso para preparar tus paredes es dividir las paredes en secciones. Esto es muy importante cuando piensas usar varios colores en la misma habitación. Mide y coloca cinta de pintor donde necesites hacer divisiones.

Aplica la base en tus paredes

Aplicar la base de pintura es vital para lograr un buen resultado al pintar las paredes de tu casa. Las bases están diseñadas para lograr una mejor adhesión de la pintura. Ayudan a que los colores resalten y se vean mucho más brillosos. La base también te permiten gastar menos dinero porque necesitar menos capas de pintura y es bastante económica.

Prepara la base según las indicaciones del proveedor en la cubeta y coloca la rejilla dentro de la cubeta. Cada vez que coloques base en el rodillo, pásalo suavemente sobre la rejilla para eliminar los excesos de líquido. Aplica la base en secciones de 50 centímetros con el rodillo y espera a que seque para dar una segunda mano. Usa el palo extensor y la escalera para alcanzar las zonas más altas de la pared.

No te preocupes mucho si no logras que las orillas queden bien cubiertas. Para lograr el acabado perfecto usa la brocha. Puedes usar estas brochas que no pierden pelo:

Asea y prepara todo para pintar

Cuando termines de aplicar la base en todas las paredes deja secar por un día o dos. Mientras, limpia toda el área, los rodillos y las brochas. No es necesario que compres nuevos rodillos y brochas si están muy manchados. Coloca un poco de disolvente de pintura en la cubeta ya lavada y limpia y dentro coloca brochas y rodillos. En algunas horas estarán como nuevos, sácalos y déjalos al aire libre para que sequen. Con esto estarán listos para usarlos de nuevo.

Pinta

Antes de comenzar a pintar las paredes de tu casa, mezcla un poco la pintura para asegurarte de que no hay grumos y de que el color es uniforme. Sigue las instrucciones del empaque.

Comienza pintando las zonas superiores de tu habitación. En caso de que vayas a pintar los techos, comienza justo ahí. Después sigue con la parte superior de tus paredes, el medio y al final, la parte inferior. Aplica la pintura de la misma forma que aplicaste la base.

Con dos manos de pintura es suficiente para lograr el efecto deseado. Lo máximo recomendable son tres capas pero esto ya hace que la pintura sea demasiado pesada. Siempre debes pintar con líneas en V o W para lograr un efecto más equilibrado y evitar que aparezcan líneas o marcas.

Cuando termines de pintar la habitación, deja secar nuevamente por uno o dos días. Si la habitación tiene poca ventilación, será necesario dar más tiempo.

Últimos pasos

Cuando todas la paredes de la habitación estén completamente secas, retira la cinta de pintor con cuidado para evitar desprender pintura de más. La forma correcta de quitar la cinta es despegar una esquina y jalar despacio pero con seguridad en un ángulo de 45 grados. Si la cinta no se desprende fácilmente, puedes usar un cuchillo para desprender con cuidado.

Después pasa un trapo húmedo o una toallita para limpiar muebles por las áreas donde veas residuos de pegamento. El paso final es despegar con cuidado la base de plástico y periódico.

Una Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.