PigPleaze oxigena la vacilante llama del rap underground malagueño

Su último lanzamiento se bendijo con el nombre de Aretha Franklin, incluido en su trabajo Oh Cerdo!, publicado hace apenas unos meses atrás. Manteniendo el carácter ácido e irreverente en cada uno de sus versos, se deja entrever, no obstante, la fina elegancia del artista que lleva años trabajando duramente por la culminación de un acabado perfecto, por escalar cada uno de los peldaños que conforman el ascenso hacia la profesionalización musical. Muestra y consecuencia de ello son las más de 1000 reproducciones con las que cuenta el vídeo, un número más que respetable dentro del mundo del rap underground. Mostramos a continuación los detalles de esta evolución personal y artística y desvelamos las cualidades y los secretos que han avalado este progreso constante del que hablamos.

PigPleaze, de nombre real Borja Sierra Molina, nace en el año 1989, poco antes del pleno apogeo que viviría el rap americano con artistas de la talla de Tupac Shakur, Biggie Smalls, Mobb Deep y Jay-Z, entre otros. Pocos años después, el rapero malagueño quemaba los cd’s de estas leyendas, y entre canciones del All eyez on me de Pac, o el Ready to die, de Smalls, planteaba ya a la temprana edad de 14 años los bocetos de una humilde pero directa trayectoria hacia el reconocido lugar en el que se encuentra ahora. Tiempo después, sobre los 17 y rozando la mayoría de edad, decide dedicarse en cuerpo y alma a la actividad musical y vuelca todas sus energías tanto en la creación de las letras como en la producción de sus propias bases, algo que le caracterizará desde este momento hasta la actualidad.

Fruto del esfuerzo, del trabajo diario y del cumplimiento de una disciplina férrea, PigPleaze entra a formar parte de un grupo de rap underground malagueño conocido como South Boyz, allá por el año 2008. Adjunto a esta formación publicaría varios trabajos: Desde el profundo sur, Tarifa Rhythm Vol. I y Tarifa Rhythm Vol. II, añadiendo como anécdota la tipología propia de los grandes discos del hiphop americano. Asimismo, y a modo de producciones no oficiales, por decirlo de algún modo, se quedan en el tintero numerosas canciones que finalmente no entraron a formar parte del elenco finalista y, por otro lado, ciertas colaboraciones que llevaría a cabo con algunos compañeros del gremio. Entre ellas destacan las que realiza con el también rapero malagueño Mivial, uno de los grandes y expertos exponentes del género en la ciudad; o también desde un prisma más reciente, con El Joyero, veterano del underground malagueño, Kacetrackman, Ribo 720, Skream MC o El Coco.

El mejor rap underground de Málaga

PigPleaze en fondo rosa

Pasado el tiempo y ya disuelta la formación de South Boyz, el rapero decide emprender su carrera en solitario y vuelve a la carga durante el invierno de 2014 con un proyecto bastante ecléctico pero compacto que bautiza como Pájaros y ruinas, y que se caracteriza por la volatilidad de sus influencias, entre las que se pueden advertir fuertes matices de música electrónica, siempre manteniendo, aun así, las raíces más primitivas del género. Dentro de este disco podemos extraer algunas genialidades como Invierno, Trovador gitano y Radio comercial.

Viviendo una de sus etapas más prolíficas, sigue produciendo una gran cantidad de pistas y escribe numerosas letras durante este periodo, conformando así un nuevo trabajo que sacaría a la luz a finales de 2015, con el título de Oh Cerdo!, en el que deja atrás la diversidad de influencias y experimenta un retorno a los sonidos old school propios y característicos de los ’90, aunque añadiendo líneas melódicas más personales y aportando puntualizaciones que acaban por convertir estas instrumentales en verdaderas creaciones originales. Las dos pistas más notorias de este proyecto podrían ser Jacuzzy Boreal y Aretha Franklin.

De forma paralela a su carrera en solitario, decide formar una nueva agrupación junto a Caviar Miranda, compañero de fatigas, dichas y desdichas, con el nombre de Jet Privado, formación que a pesar de dilatarse más en el tiempo, pretende publicar en un futuro relativamente cercano su primer disco, siguiendo la línea personal de PigPleaze durante su trayectoria, y en el que predominarán las influencias más clásicas del rap, sobre todo del internacional, con nombres como The DoppelGangazz o Joey Badass.

Rap en Málaga, raperos importantes en Youtube

Sería una enorme contradicción decir que el rap, tanto malagueño como nacional, está viviendo su mejor época, a pesar de que este hecho es totalmente cierto. El auge que ha experimentado este género musical durante los últimos años, en especial en la última década, es evidente y significativo. Este desarrollo ha sido posible gracias a dos factores muy destacados:

  1. La perfección de los estilos y los subgéneros que se han ido formando a partir de las ideas pioneras que surgen en un primer momento. Como señalamos, las variedades se multiplican y con ellas, el público aumenta exponencialmente, resultando en un mayor impacto y terminando en un mayor número de personas que escuchan estos estilos de música. Por ejemplo, tenemos el trap, una modalidad del rap muy moderna que pone de manifiesto perfectamente el hecho que comentamos. Otras fusiones muy recurrentes provienen de otros estilos, como el reggae, el metal, el rock o incluso el pop, si apuramos.
  1. La accesibilidad a los medios que han permitido las nuevas tecnologías. Gracias a internet y a conocidas plataformas como Youtube o Spotify, las barreras entre la música y el usuario se han cercenado radicalmente y el abanico de posibilidades es amplísimo.
El mejor rap underground de Málaga

Portada de Pájaros y ruinas

Rap y hip hop español, underground y menos comercial

La contradicción encuentra su origen en el hecho de que, a pesar de esta evolución evidente y plausible, el público que consume música rap no es siquiera comparable al que escucha pop, rock u otros estilos más populares en el entramado social. De nuevo sería adecuado, en este sentido, explicar por qué ocurre esto con el rap, sobre todo con el underground, mucho menos comercial, y cuáles son las diferencias que provocan esta merma en su espectro publicitario. Se aprecian diferentes posibilidades:

  1. La imposibilidad de sentirse identificado. Podría decirse que este es el mayor problema del hip hop. Las personas que superan una edad de 35 años, por poner una barrera, tienen mayores dificultades a la hora de entender los mensajes y los conceptos ofrecidos en el trabajo de un rapero. Las personas entienden normalmente aquello con lo que se crían, se educan y se identifican, y de ahí que un chaval de 18 pueda sentirse más cómodo escuchando este tipo de música que nuestro abuelo de 82 poniendo un disco de 50 Cent. Otro aspecto íntimamente relacionado con ello es el tipo de instrumentos empleados y la irrupción de la electrónica, que caracteriza muchísimo al género, cada vez más de hecho. Esto aleja a este público más avanzado en cuanto a edad se refiere, puesto que les resulta complicado habituarse a un nuevo formato. Cabe señalar por último que no siempre es culpa del formato, en otras ocasiones son las propias personas que se muestran reacias a intentarlo y a emplear un minuto de su tiempo en tratar de comprender algo que no terminan de entender.
  1. El flagrante alarde de ignorancia que arrojan numerosos colectivos dentro del hiphop, tanto nacional como internacional. Es de conocimiento universal y general la gran cantidad de tópicos que sobrevuelan al rap y que caracterizan por desgracia a numerosos artistas dentro de este estilo de música: apología del egocentrismo, afirmaciones frívolas y triviales sin ningún tipo de trascendencia, predominio de vejaciones e insultos, desprecio del saber, entre otros. Como decía Chris Rock, “sometimes it is impossible to deffend it”, precisamente hablando en un famoso stand up sobre la vacuidad de ciertos raperos en su país. Esto es, lógicamente, un handicap, y no ayuda en absoluto que lo primero que puedan observar es este tipo de rasgos que comentaba previamente.

Estos factores se extrapolan directamente a todas las localizaciones nacionales del país español. Los rasgos comentados varían más bien poco si hablamos de rap y ocurre exactamente lo mismo, como señalaba, dentro del panorama malagueño. Para sintentizar y simplificar la explicación, lo que ocurre es que solo se salvan unos pocos dentro de los cientos de raperos que podemos encontrar en la provincia. Es donde entra en juego nuestro protagonista de hoy, PigPleaze, que consigue romper con los moldes preestablecidos y permite que tomemos una bocanada de aire fresco gracias a sus ideas, a sus instrumentales y a sus letras.

Si bien es cierto lo que añadíamos, también es necesario aclarar que el objetivo de este estilo de música no debe ser convertirse en estandarte de pulcritud o de lo políticamente correcto. Está en sus genes y sus orígenes mantener el espíritu de rebeldía y rabia que lo creó, y ello debe quedar patente en todas y cada una de sus manifestaciones. Lo único que se critica, siempre constructivamente, es que hay otras formas de hacerlo. Otras formas, algunas muy, pero que muy originales. Y es esto lo que nos cuenta Borja Sierra Molina, a.k.a PigPleaze, en las palabras que va hilando y que convierte en obras maestras. Si tuviésemos que definir con tres adjetivos el contenido y el mensaje conceptual que aborda, serían las siguientes: una elegancia sutil, una acidez escabrosa y una profundidad inteligente.

En cuanto al primero de los elementos, su elegancia podría incluso tildarse de oculta. Permanece bajo la superficie y uno puede percatarse en el momento en el que empieza a escuchar más de una canción y se habitúa al estilo del cantante. A través de una lectura entre líneas, vamos advirtiendo estos detalles poco a poco, así como un amplio vocabulario y una curiosa segmentación de sus estructuras que no casa con las convencionales.

En segundo lugar, su acidez escabrosa, incluso sucia, no es para nada oculta; de hecho, se podría decir que es incluso tangible. Es un elemento que permanece en toda su trayectoria y que justifica la picardía y la rebeldía que guarda dentro de su pensamiento acerca de los temas de los que habla. Este rasgo permite la creación de una capacidad crítica mordaz que está presente en todos sus trabajos y que pincela la personalidad del rapero malagueño. En relación con esto, señalar que es de ahí de donde viene su apodo Cerdo. Por algo será, ¿no?

Por último, remata sus creaciones con una habilidad innata que, en realidad, es la causa y motivo de los elementos anteriores: su inteligencia a la hora de escribir y matizar el lenguaje que configura el texto lleva consigo el arrastre de esas especias que aderezan el plato final. Asimismo, y por otro lado, en numerosas ocasiones plantea metáforas muy originales y de una acusada imaginación, lo que enriquece muchísimo el aura que rodea a la canción y la esfera en la que se introduce la persona que escucha.

El mejor rap underground de Málaga

PigPleaze cigarro en mano

La temática de sus letras es en algunas ocasiones reiterativa, aunque adaptada en cada nueva creación, de modo que acaban teniendo resultados obviamente distintos. Las más recurrentes son las que presentamos a continuación:

  •  Fuerte carga crítica, ya sea en cuanto a temas sociales o de índole política.
  •  Introspección insistente. La temática de problemas o asuntos personales suele ser protagonista principal en sus letras, en las que relata historias acerca de sus vivencias, sus relaciones y sus pensamientos. En ocasiones, refiere una actitud pesimista que equilibra con una voluntad de superación personal.
  •  Referencias a grandes figuras del rap o ajenas al mundo de la música.
  •  Realismo. Adapta los sucesos de la vida y los transforma en canciones. Cada detalle, cada palabra que introduce puede hacer mención o referirse a sucesos ocurridos en la realidad.
  •  Autodestrucción. Es prácticamente uno de los lemas del cantante, que recurre muchísimo a este elemento como constitutivo de sus textos.

Todas y cada una de estas peculiaridades constituyen la figura de un rapero diferente, original y singular, que aporta las bases para la creación y enriquecimiento de un panorama generalmente empobrecido, no solo en el ámbito malagueño, sino a nivel nacional. Haciendo referencia al título del artículo, literalmente ha oxigenado la situación en la que se encuentra la escena. Entendemos, pues, que a través de sus trabajos y de sus aportaciones, se configura una nueva forma de pensar en el género, digna de mención y que permitirá la reconstrucción de los cimientos del rap malagueño, en este caso, del rap underground, alejado de convencionalismos comerciales. Como conclusión, señalar lo comentado: existen otras formas de hacer rap, de renovar el género, de innovar e interesar a nuevos colectivos. Y PigPleaze cumple todos los requisitos para convertirse en el nuevo estandarte que lidere ese cambio.

Por supuesto, hay otros artistas recientes que están revolucionando el panorama malagueño y que también merecen tener la repercusión por la que trabajan. Entre ellos los más destacados son El Joyero, Mivial, Kacetrackman, Ribo 720 (de Children of the ghetto, colectivo artístico con el que PigPleaze ha colaborado con frecuencia recientemente), El Coco y el caso más destacado y conocido, el de Foyone, que ha pegado literalmente un bombazo con la autenticidad y la vehemencia de sus letras y estilo.

Etiquetas

Sobre el autor

Iván Miranda Stavenuiter

Hola,Mi nombre es Iván Miranda y tengo 24 años. Soy licenciado en Filología Hispánica, carrera que terminé en el año 2012 y, posteriormente, cursé un máster en Gestión del patrimonio literario y lingüístico español. En relación precisamente con dicho máster, realicé unas prácticas como profesor en la escuela La Playa, en Málaga. Asimismo, también trabajé durante un mes en la escuela Instituto Alhambra, situada igualmente en la provincia de Málaga.Mi intención es convertirme en profesor de lengua y literatura española, aunque también me parecen de especial interés otras áreas, como por ejemplo el aprendizaje de español para extranjeros, labores de traductor u otras aplicaciones relacionadas con mi formación académica. En este sentido, ser redactor de textos en Galakia es algo que me causa una ilusión tremenda y bueno, de ahí que esté aquí.En cuanto a los idiomas, me manejo con bastante soltura en el inglés y, lo que creo que es más importante, me gusta y me ilusiona hablarlo y mejorarlo. Me encantan los idiomas y, como ya digo, me encanta poder practicarlos y cómo no, probar nuevos en un futuro.En cuanto a mis hobbies, me encanta la guitarra eléctrica y soy un apasionado ferviente de la música. Toco todo lo que puedo y el trabajo me permite y siempre tengo unos cascos puestos. Por otro lado también soy amante de la lectura y siempre que tengo un hueco para ello, lo empeño directamente en un libro, en un documental, o en cualquier formato que me aporte un enriquecimiento como persona. Lo que no me gusta es tener la sensación de que el tiempo pase y no adquiera ningún conocimiento. Aparte de música y lectura, cine, deporte, animales y la buena compañía de amigos y familia. Lo normal!Un saludo y nos veremos por Galakia,Iván.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.