Pendrives personalizados. Tu memoria dice mucho de ti

1

Y es que no es tarea fácil elegir entre tanta variedad de formatos. Hay que tener mucha memoria para recordarlos todos: divertidos, elegantes, llamativos, modernos, originales, románticos y hasta anónimos. Vayamos pues más allá de las gigas.


El 3.0 nos arrastra y vamos y venimos con nuestros datos y documentos de aquí para allá. Si partimos de las características básicas y de las necesidades que buscamos cada uno de nosotros, ¿por qué no elegir además un formato, diseño y color que mejor se adapte a nuestro perfil y sector?

Ser creativos a nivel particular, profesional o empresarial es un excelente modo para destacar y hacer publicidad de nosotros mismos personalizando nuestra memoria USB. La importancia del logotipo, la marca personal o la imagen corporativa equivale a nuestra forma de ser y de pensar, y en consecuencia a nuestra forma de hacer las cosas y que los demás vean cómo las hacemos.

Memorias USB, diseño y calidad

Manteniendo los estándares de alta calidad y a unos precios (casi siempre) muy accesibles, nos encontramos con lápices de memoria al gusto del consumidor y en las formas más inimaginables y sorprendentes.

La más chula, innovadora y personal de las carcasas, no solo contribuirá para que nos recuerden, sino que causará además un efecto envidiable con sonrisa rebote, y ésto último, tendrá tanto valor como la información almacenada.
Aquí os dejo una pequeña muestra de la gran y original variedad existente en el mercado:

El más caro del mundo, la joya de los pendrives

Como seguramente te quedarás con la boca abierta ya te aseguro que no es venenosa, aunque eso sí, sólo apta para bolsillos solventes. Podemos verla pero, ¿y tocarla? La espectacular memoria flash USB que cuesta más de lo que vale, nunca mejor dicho, tiene una capacidad de 32 GB que en absoluto se pueden comparar con su peso en oro, diamantes, esmeraldas y zafiros que recubren su carcasa de pequeña seta. No hay por dónde coger ésta exquisitez. Su precio oscila sin dejarnos margen ni posibilidad, ya que va desde los 16 500 hasta los 36 900 dólares y todo depende de los rubíes: rosas o rojos. Tú decides.

128 GB en el pendrive más pequeño

El más minúsculo y más veloz del mundo. Fíjate bien en su precio 43, 99 €. Su interfaz 3.0 posee una velocidad de lectura de hasta 130MB/s y su capacidad va desde las 16 GB hasta las 128 GB. Más por menos.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Memoria USB de porcelana, muy zen

Para los que gustan del estilo mandarín. Una memoria oriental USB 2.0 casi dinástica, en blanco y azul. Fina, elegante y a la vez resistente, con un precio muy económico. Su capacidad es de 8 GB.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Pendrives ecológicos, papel y madera

Ideales y de calidad. Para senderistas, fotógrafos, amantes del campo, el cuidado de plantas, árboles, jardines y reservas naturales. Desde papel reciclado y bambú hasta la unidad flash USB ECO Samsung Flashitall de 16 GB y velocidad 2.0. Viene con una bonita caja, también en madera ecológica que podemos personalizar. ¿Te imaginas guardar el trazado de tus rutas de senderismo en un pendrive.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Pinchos USB gastronómicos. ¡Uno de sushi!

Pendrive original alimento

Unidad flash creativa sushi. By Plugcitarios

Si el paladar tiene memoria se debe parecer mucho a estos formatos. Las carcasas de pata de pollo, muslito, galleta, pieza de fruta, onza de chocolate, porción de pizza, jamón, chicle, paella, hamburguesa, helado, polo y hasta sushi. Sin duda para abrir boca.

una delicia de pendrives

Memoria USB para regalar

Para guardar la información más secreta y tenerla a buen recaudo no existe mejor lugar que la memoria del corazón. El precioso modelo STONG Sliver Memory Drive Cristal de Flash de 32 GB y con almacenamiento on-the-go, está a la altura de las mujeres más cool, ya que se convierte en un original y elegante collar. Es realmente práctico y la idea perfecta para regalar en cualquier época del año.

Pendrives anónimos, los “Dead Drops”

Memoria USB - Dead Drop

Pendrive en muro. By Elial_i&i

Nunca un muro dio tanto de sí. Ni el de Facebook ni el de Pink Floyd ni el que se encuentran los maratonianos en el kilómetro treinta ni el de los Lamentos. El proyecto “Dead Drops” del artista germano Aram Bartholl nos deja literal y físicamente pegados y conectados a la pared.

Las unidades flash USB que van de incógnito. Entre ladrillos y cemento se filtra esta red offline y anónima de más de 9 000 gigas. Campan a sus anchas entre piedras, muros, puentes, paredes, farolas, candados y edificios de todo el mundo. A la espera de que algún transeúente, usuario o caminante se detenga y se conecte; de persona a persona, peer to peer.

Ya sea que hayamos perdido nuestra memoria USB, la tengamos saturada de información o sencillamente no podamos comprarnos una, siempre podremos recurrir a esta base de datos y buscar en el mapa, el pendrive más cercano a nuestro lugar de residencia.

Pero si nada os convence; buscad, comparad y si encontráis una pared mejor, ¡usádla! Y que el virus no os acompañe.

Una Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.