Oscars 2016: La noche en la que Stallone se fue decepcionado

Ya el mundo, al fin, puede respirar tranquilo y satisfecho. Ya todos podemos relajarnos porque el bueno de Di Caprio consiguió en la pasada 88ª edición de los Oscars su perseguida estatuilla, asunto que se había convertido en un tema de urgencia y de prioridad mundial, por su trabajo en esa superproducción rodada en medio de la nieve y el frío llamada The Revenant. ¿Qué hubiera sucedido si no se lo hubieran dado? Es mejor no saberlo, y así todos respiramos aliviados y felices de una vez por todas. Es un gran actor que ya lo tenía que haber ganado por anteriores trabajos, pero el hecho es que se lo ha llevado a su casa por un papel en el que no está tan brillante. Pero así son las cosas en Hollywood, y tampoco hay que darlo muchas vueltas.

Oscars 2016: Iñárritu hace historia

The Revenant, o El Renacido, también consiguió los Oscars a la mejor fotografía, un galardón verdaderamente merecido para el mexicano Emmanuel Lubezky, que logra, y utilizando en casi todo el metraje la luz natural, su tercer estatuilla con un trabajo que es de las cosas más destacables de la película. La otra estatuilla fue para el egocéntrico y difícil pero grandísimo director González Iñárritu que de esta manera logra su segundo Óscar consecutivo como mejor realizador, el año pasado ya triunfó con la estupenda y peculiar Birdman, cinta que va ganando con el tiempo. Otro de los favoritos, el veterano director George Miller con su cuarta entrega de Mad Max, se quedó con la miel en los labios, y para muchos fue una total decepción por una de las películas del año que ha cosechado innumerables elogios y que a muchos no nos acaba de convencer.

Pero Mad Max: Furia en la carretera no se fue de vacío. Fue otra de las triunfadoras de la noche al ganar nada menos que seis de las diez nominaciones, todas técnicas: mezcla de sonido, sonido, montaje, vestuario, diseño de producción y maquillaje. A esto no se le puede poner ninguna pega, ya que su factura es impecable. Fueron cien millones de dolares bien gastados y ya bien amortizados, para una cinta que se rodó durante todo un verano en el desierto de Namibia.

Oscars 2016: Spotlight dio la sorpresa

También fue más que justo el Oscar a la actriz de reparto para Alicia Vikander en La chica danesa. Esta bella sueca de 26 años lo borda en un papel repleto de sensibilidad y personalidad, y hasta logra  que el protagonista del film Eddie Redmayne, que encarna al primer transexual operado de la historia, quede en un segundo término. Es una actriz impresionante.

Pero, sin duda, la gran triunfadora de la gala fue Spotlight. No era la favorita para alzarse como mejor film, El Renacido o Mad Max tenían esa etiqueta, y lo ganó quedando boquiabierto a más de uno y de dos.

Además consiguió también el de mejor guión original, y es la película que realmente triunfó porque rompió muchas quinielas. No creo que sea la mejor producción del año, es un film interesante, bien rodado e interpretado, basado en terribles hechos reales, un film necesario y crítico por el tema de los abusos sexuales de cientos de religiosos a menores en Boato y que fueron tapados por las altas instancias, pero es una cinta a la que le falta alma, sangre, emoción. Cumple, es un buen reportaje, pero no entusiasma ni emociona.

Oscars 2016: Stallone se fue decepcionado

Y la gran tristeza de la noche la protagonizó el bueno de Sylvester Stallone. Ganador del Globo de Oro al mejor actor de reparto por Creed, y claro favorito al Óscar, el “malvado” Mark Rylance se lo “robó” por su papel de espía comunista durante la guerra fría en esa insulsa y decepcionante cinta de Steven Spielberg El puente de los espías. Tampoco fue inmerecido, ya que Rylance es lo mejor probablemente de ese film, pero los millones de fans de Stallone y de Rocky se quedaron muy decepcionados. Los Óscar tienen estas cosas.

Por lo demás, resultó una gala divertida, amena, que increíblemente no se hizo larga, que fue conducida de manera notable por un incisivo, ácido y corrosivo Chris Rock que no dejó de lanzar comentarios irónicos a la polémica de la ausencia de actores negros en las nominaciones y a las políticas conservadoras, y que tuvo momentos hermosos y emocionantes como el de ver de nuevo a la grandísima Gena Rowlands recogiendo su estatuilla de honor, o a Ennio Morricone muy emocionado en su discurso por su Óscar a la mejor banda sonora de Los odiosos ocho.

¡Ah!, y no preocuparos los fans de Stallone. Ha declarado que va a seguir haciendo cine. Y quién sabe, puede caerle en el futuro otra nominación.

Etiquetas

Sobre el autor

Jorge Curiel

Twitter Facebook Email

Jorge D. Alonso Curiel (Valladolid, España, 1975). Licenciado en Filosofía y Letras, es escritor, profesor de literatura española y ejerce también la crítica cinematográfica y literaria en varias revistas.Autor del poemario "Es Mejor el Sueño"; de la novela breve "Las Guerras han Terminado" (2011); del libro de relatos eróticos "Tu Mejor Pecado" (2011); del conjunto de relatos y microrrelatos "Yo Conocí a un Hombre Satisfecho" (2012), publicados por la editorial neoyorquina Babel Books Inc. También participó con varios cuentos en el libro "Mujeres" (2011), y con un diario ficcionado en "Yo a la Crisis la Guiso y me la Como" (2012), publicados también por Babel Books Inc. En 2013 publicó, en la misma editorial, una edición del clásico de la literatura española "El Lazarillo de Tormes", y el libro infantil "Paisaje de Risas", escrito a cuatro manos con la escritora mexicana María Robles Echeverría.En 2014 participó en el libro “Caricias y Batallas” (Ed. Ágora), donde comparte textos relacionados con el tema del amor junto a los otros diez escritores que formaban el colectivo literario vallisoletano “Los Perros del Coloquio”.En octubre de 2015, participó con el relato de terror y misterio “El perfume de la mala muerte” en la antología de fantasía, ciencia-ficción y terror “Kalpa 2015”, publicado por Éride ediciones, junto a nueve cuentos más de otros escritores españoles.En mayo de 2016 publicó "Saber moverse", un libro de relatos en la editorial Atlantis. Y en octubre salió a la venta, en la editorial Playa de Ákaba, su segundo poemario "Reflejos en el cristal cotidiano".En noviembre del mismo año salió a la venta la antología de relatos "Pucela negra y criminal" (M.A.R. Editor), en la que participa con una historia criminal ambientada en un conocido barrio de la capital vallisoletana.En octubre de 2017 apareció su nuevo libro de relatos "La noche del escaparate" (Ediciones Atlantis). En 2018 ha participado en la antología "Castilla, puerta de la Historia" (MAR Editor); y en septiembre del mismo año ha aparecido su último libro de relatos "Media hora" (Apache Libros).Ha resultado ganador y finalista en incontables concursos y premios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.