Nueva Zelanda en caravana, consejos y algunos lugares qué descubrir

Descubre Nueva Zelanda en caravana, verás cuevas iluminadas por gusanos, volcanes semi-activos, glaciares, fiordos y todo tipo de animales en su hábitat natural.

El clima es muy diverso a medida que te acercas al sur, el frío del polo se hace cada vez más presente. Tiene una extensión muy similar a España, la peculiaridad es que para cruzar de la isla norte a la sur tienes que coger un Ferry y no siempre es posible por el tiempo.

Nueva Zelanda es uno de los mejores lugares para ir en caravana o cómo lo llaman ahí campervan o motorhome. Una campervan es una furgoneta rediseñada de forma artesanal para dormir, cocinar y hasta puede tener baño, depende del tamaño. En cambio una motorhome, es una caravana adquirida para ese fin y suele ser más cara pero tal vez te sea más cómoda.

Una cosa a tener en cuenta antes de alquilar una campervan o motorhome, es que tenga la certificación oficial “self contained”. Esta certificación garantiza las necesidades de los ocupantes durante tres días, en relación al agua y los residuos. Con esta certificación podrás acampar gratis en lugares destinados para ello. Si decides dormir por tu cuenta en otro lugar, te arriesgas a que te multen.

Respecto a los campings hay dos cadenas bastante conocidas TOP 10 (son más caras) y kiwi Holiday Parks . Te dan la oportunidad de hacerte socio y así puedes tener descuentos en sus campings y también en algunos excursiones. A parte de estas cadenas, existen mucha variedad de camping y encontrarás alguno con mucho encanto.

Cuevas iluminadas por gusanos (glowworms)

Así es la cueva de Waitomo, los gusanos se iluminan para atraer a sus presas y así poder alimentarse. Estos gusanos hacen que la cueva se convierta en una galaxia. Es un espectáculo único de la naturaleza, la cueva la recorres en barca y el reflejo de las luces en el agua hace que el lugar sea mágico.

Cueva de Waitomo

Wai-0-Tapu es una zona geotérmica con lagos como calderas

Nueva Zelanda es una zona tectónica de la corteza de la tierra, no es extraño encontrarte decenas de volcanes, áreas geotérmicas y lagos que parecen calderas. En Wai-O-Tapu, encontrarás lagos volcánicos, olor a azufre y un geiser que a una hora determinada emite una columna de agua y vapor que es muy impresionante, recuerda el chubasquero.

Geiser activo en Nueva Zelanda

Glaciares Franz Josef y Fox

Existen dos glaciares y si el tiempo lo permite puedes hacer trekking o escalar, contratando un guía. Los glaciares Franz Josef y Fox se encuentran muy cerca el uno del otro. Lo recomendable es reservar allí las excursiones ya que dependes del tiempo para hacerlas y normalmente no devuelven el dinero con poca antelación.

Brecha glaciar Panorámica del Franz Josef.

Milford Sound es un fiordo declarado Patrimonio de la Humanidad

Conocido también por Piopiotahi, en Maori. Milford Sound se encuentra en la isla sur y es uno de los lugares más famosos de Nueva Zelanda.  Cuando llegas por la carretera te encuentras con un pequeño albergue, un camping y los fiordos al fondo. Una de las actividades más comunes es el crucero en barco, donde podrás ver cascadas impresionantes, focas, delfines y pingüinos en su hábitat natural. Si eres un poco más atrevido podrás alquilar una piragua, verás en las orillas pingüinos enanos y probar el agua de glacial.

Salto de agua en Milford Sound Fiordos Nueva Zelanda

Una de las paradas obligatorias es el avistamiento de ballenas

Si tienes suerte puedes ver una orca o un cachalote. En la costa este de la Isla Sur se encuentra Kaikoura, es uno de los pocos lugares donde puedes ver fácilmente cachalotes y si no se consiguen ver te devuelven el 80% del billete. La población de cachalotes de Kaikoura se puede observar todo el año. La orcas se aprecian de diciembre a marzo, las ballenas jorobadas durante junio y julio. Por respeto a los animales no utilizan radiofrecuencia para localizarlas y cuando llegan al punto donde suelen estar utilizan un micrófono para escuchar si están en el lugar.

Orca en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda tiene muchas cosas que ofrecerte, disfrutarás del espacio, del silencio y de la naturaleza en estado puro sin grandes aglomeraciones. Será un lugar que querrás volver y si fuera posible quedarte a vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.