Las fiestas navideñas en Sicilia son días en los que el sentimiento religioso, la música, la práctica de antiguas tradiciones, la preparación de pesebres vivientes y artesanales y la elaboración de platos típicos sicilianos se funden para que este período del año sea largamente esperado.

Cada pueblo de Sicilia tiene su propia historia, a veces muy distinta entre lugares vecinos. Cada uno de ellos conserva tradiciones según sus conquistadores (griegos, romanos, árabes, normandos, franceses, españoles). Porque como dijo primero Luigi Pirandello y más tarde Leonardo Sciascia “Sicilia es un sistema de islas contenidas en una isla”.

El arte de los pesebres en Sicilia

Los pesebres presentan distintas características según las regiones de la isla. Los hay de variados materiales como madera, cera, cerámica, plata, marfil y coral. En el período de Navidad se encuentran expuestos en las iglesias, museos y al aire libre. No faltan los concursos de pesebres artesanales con movimientos mecánicos.

Una tradición muy arraigada es la presencia en todos los pueblos de pesebres vivientes. En las calles se montan escenarios naturales en donde se representan antiguos oficios y labores de campo. Los utensilios utilizados son originales, los que antiguamente utilizaban los campesinos, al igual que el vestuario.

Custonaci: el pesebre viviente más visitado de Sicilia

El pesebre viviente más conocido y  es el de Custonaci, en la provincia de Trapani. La representación se realiza en el escenario natural de la gruta Mangiapane y en las pequeñas casitas cercanas.

A través de un recorrido dirigido se pueden ver todos los personajes que interpretan antiguos oficios. La autenticidad de este pesebre reside en que los protagonistas no fingen trabajar, sino que trabajan verdaderamente: la cocinera cocina, el peluquero afeita la barba, el herrero labra el hierro.

La música de Navidad: las novenas

La tradición musical ligada a la celebración de las Navidades se mantiene viva en Sicilia. Con cantos en dialecto siciliano, música instrumental y dramatizaciones se llevan a cabo las novenas, llamadas así porque se cantan durante los nueve días precedentes a la Navidad. Se utilizan instrumentos musicales típicos sicilianos como la zampogna y la ciaramedda.

Las novenas representan en Sicilia no solo religiosidad y fe sino también una ocasión para reunirse en las iglesias y en las plazas. Los grupos de músicos tocan delante de los templos que se adornan con frutas y laureles. Al finalizar, músicos y fieles ofrecen comida y bebida a los presentes.

 

Menú navideño siciliano

La cocina siciliana es una de las cocinas regionales italianas más ligada a la historia y a la cultura de su propio territorio. Platos con sabores mediterráneos que recuerdan a las mesas griegas, pero también gran cantidad de especias, típicas de la comida del norte de África.

Cada provincia de Sicilia incluye platos típicos que caracterizan no solo los hábitos alimentarios sino también las tradiciones de cada ciudad.

Una de las comidas típicas navideñas es la scacciata, masa salada en forma de torta rellena con verduras, tuma (queso fresco de oveja), aceitunas negras y cebollas.

Caponata: es un plato frío que se sirve de entrada o para acompañar alguna carne. Se hace con berenjenas, ajíes, apio y cebolla. Todos los vegetales son fritos, pero la particularidad reside en que se deben freír por separado. Luego de la fritura se agregan alcaparras, salsa de tomate, vinagre y azúcar y se cocina hasta que el azúcar se disuelva. Se deja enfriar y se sirve.

En las regiones cercanas al mar se come bacalao como pescado de Navidad, en cambio en las zonas de montaña se eligen carne de cerdo, jabalí y chorizos.

La mesa de dulces ocupa un lugar central en las Navidades sicilianas: desde los dulces tradicionales típicos de la isla como los cannoli hasta los hechos especialmente para la ocasión como el buccellato y los nucatuli.

El buccellato es una masa dulce en forma de corona rellena con higos secos, pasas de uvas, almendras, azúcar, miel y canela.

Dulce típico navideño de Sicilia

Dulce típico navideño de Sicilia

El nombre nucatuli deriva de la palabra árabe nagal (nogal). Son en forma de ese (S), abiertos en la superficie. Se rellenan con higos secos, pasas de uva, miel, nueces, cáscara de naranja o limón.

Para el brindis de la Nochebuena, aunque no sea una tradición siciliana, se prefiere el clásico panetón con frutas abrillantadas y pasas de uva.

Las fiestas navideñas concluyen con la celebración de la Epifanía (6 de enero) durante la cual, en algunos pueblos como la Piana degli albanesi, en la plaza se coloca una tina llena con agua en donde se sumerge tres veces una cruz y a la tercera vez, una paloma, que en la tradición religiosa representa el espíritu santo. Esta es liberada y lanzada a volar.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.