NASA encuentra planeta con posibilidades de albergar vida: Kepler-452b

La NASA dio a conocer que, utilizando el telescopio Kepler, se descubrió un planeta en una región habitable que orbita en torno a un astro parecido a nuestro Sol. Por lo tanto, los científicos lo consideran uno de los más sólidos candidatos para albergar formas de vida. Los especialistas de la NASA bautizaron a esta nueva Tierra como Kepler-452b, utilizando la nomenclatura convencional para esta clase de misiones astronómicas y algunos expertos se han referido a este planeta como un “primo” de la Tierra más grande y antiguo.

Kepler-452b un mundo similar a la Tierra

En un encuentro con los medios, Jon Jenkins, responsable de los análisis de la información obtenida con el telescopio Kepler, comentó que por primera ocasión han logrado captar el paso de un enorme mundo por delante de una estrella clasificada G2, similar al Sol. Esta circunstancia hace que el planeta extrasolar Kepler-452b tenga notables posibilidades de albergar agua líquida y las condiciones adecuadas para fomentar la aparición de formas orgánicas.

Kepler-452b, una nueva Tierra más grande y antigua

Jenkins mencionó en esta misma mesa de prensa que este mundo, ubicado en la constelación de Cygnus, a unos 1,400 años luz de nuestra posición espacial, es 60 por ciento más grande que el planeta Tierra, por lo cual la gravedad en Kepler-452b sería cerca del doble de la terrestre, aunque el tamaño de este cuerpo espacial haría posible que se trata de un mundo rocoso. Además, Kepler-452b recibe un 10 por ciento más energía de su sol, que la Tierra lo hace de su estrella, por lo cual emite un brillo más considerable, aunque de acuerdo a Jenkins, la temperatura que tiene es parecida a la de nuestro planeta.

Kepler-452b, un lejano primo espacial de la Tierra

Un año en este distante mundo es solo 20 días más largo que un año terrestre: este último tiene 365 días, mientras que ese mismo periodo en Kepler-452b es de 385 días. Además, Kepler-452b tiene una edad aproximada de 6 mil millones de años, esto es, tiene unos 1,500 millones de años más que la Tierra. De acuerdo a la perspectiva de Jenkins, hasta la fecha este es el mundo que más parecido tiene con la Tierra y al que alguna vez podría ser llamada hogar. Por su parte, John Grunsfeld, directivo de la NASA, se aventuró a afirmar que con este hallazgo se ha dado un paso más en la búsqueda de una nueva Tierra.

Kepler-452b, exoplaneta que podría tener vida extraterrestre

Jeff Coughlin, uno de los investigadores del Instituto SETI, dedicado a la búsqueda de vida extraterrestre, el origen de este fenómeno en otros mundos y las posibles señales de ella en el universo, al respecto del descubrimiento de Kepler-452b, mencionó que se ha avanzado notablemente hacia la respuesta a la cuestión si estamos solos en el cosmos. Coughlin reconoce que actualmente sería imposible viajar a estos planetas extrasolares parecidos a la Tierra, pero tal vez nuestros descendientes cercanos tengan la oportunidad de explorarlos. Por este motivo Coughlin considera como esencial indicarles la ruta a seguir.

Kepler-452b, un importante descubrimiento científico

Este lejano planeta fue captado gracias a la potencia del telescopio espacial Kepler, el cual estudia las alteraciones en la intensidad de la energía producida por una estrella para identificar así, de acuerdo a la reducción y frecuencia de la luminosidad, la presencia de los llamados exoplanetas. Los registros astronómicos reflejan que, de los 151 astros que han sido examinados por el telescopio Kepler, se ha hallado un promedio de dos o tres mundos ubicados en la llamada zona habitable, en la cual la temperatura es propicia para la aparición de formas de vida.

Sin embargo para que se completen estas condiciones se precisan otros elementos: un entorno rocoso, agua, una atmósfera y un campo magnético parecido al de la Tierra, capaz de proteger a ese mundo de radiaciones cósmicas y de lluvias de meteoritos causadas por las alteraciones gravitacionales de planetas vecinos de gran tamaño.

Kepler-452b y Kepler-186f, posibles candidatos a tener vida alienígena

Hasta antes del hallazgo del planeta Kepler-452b, el mundo Kepler-186f era el más fuerte candidato para tener formas de vida por ser parecidos a la Tierra en cuanto a su temperatura y su tamaño. No obstante, las posibilidades de albergar organismos en este último cuerpo espacial estaban limitadas por girar en torno a una estrella enana, con menor temperatura que nuestro Sol, algo que motivaba escepticismo entre la comunidad astronómica y astrobiológica.

No obstante, solo han sido detectados 12 planetas extrasolares de tamaño similar a la Tierra en el interior de la zona habitable, si bien los expertos confiaron en que las observaciones del telescopio Keler continúen dándole esperanzas a la humanidad de aproximarse al descubrimiento de vida extraterrestre y otros mundos potencialmente habitables para nuestra especie.

COSMOS. UNA EVOLUCION COSMICA DE ((Fuera de colección))

Amazon España: EUR 34,20

Amazon Reino Unido: £39.29

Amazon Estados Unidos: EUR 34,20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.