Mitos de la lactancia materna

Los mitos de lactancia materna son muchos, a veces son viejas y erróneas creencias que se repiten durante generaciones y que dificultan algo tan natural.

Mitos de la lactancia materna conózcalos para que no le amarguen la lactancia

Mitos de la lactancia materna, verdades y mentiras de la lactancia

No siempre los conocimientos y trucos de la abuela son correctos aunque se practiquen hace siglos. Desde luego que en algunas cosas la sabiduría popular es muy acertada, pero en otras se basa en supersticiones, costumbres o creencias que en su momento tenían sentido práctico real, pero que hoy ya no. Hay algunos mitos de la lactancia que hay que despejar porque entorpecen procesos naturales y sus innumerables beneficios para el bebé y la mamá, incluso a veces generan impotencia y frustración en las madres que creen que no saben, no pueden e incluso, en ese momento emocional tan delicado, pueden sentir que son malas madres.

Mitos de la lactancia y la calidad de la leche de la madre

Muchas madres se sienten mal ante mitos de la lactancia como estos ejemplos, entre muchos similares:

  • “Algunas mujeres tienen la leche aguada, no es nutritiva para el bebé y no lo llena”: La primera leche materna se llama calostro, es de un color blancuzco transparente y es lo normal. La leche materna va modificándose en función de la necesidad del niño a medida que éste crece. Además en general, la leche humana en aspecto suele ser más aguada que la de los animales a la que estamos acostumbrados y eso puede haber creado ese mito.
  • “Hay madres que no producen la leche suficiente”: La producción de leche materna está asociada a las veces que el pequeño tome el pecho. La naturaleza es sabia y cada vez que el niño pide más, genera las hormonas de producción y más leche fabrican para aportar en función de la necesidad y demanda del niño.
  • “Si llora es por hambre, y porque la leche de la madre no le sacia”: A muchas madres les pasa que en cuando el bebé llora creen que es por hambre. En realidad es su forma de comunicarse y puede ser que tenga frío, miedo, dolor, etc. o que quiera estar cerca de su madre, ya que es un aspecto fundamental para su desarrollo el contacto con los padres (aunque durante años esto se asociaba a una mala costumbre que volvía dependientes a los niños). Este mito también genera la creencia de que no se produce leche suficiente y se le acaba añadiendo biberones para paliar la supuesta hambre alterando la demanda de pecho y produciendo un círculo vicioso ya que al disminuir la toma del pecho se produce menos leche.

Jané - Cojín de Lactancia [color aleatorio]

Amazon España: EUR 49,03

Amazon Reino Unido: £33.88

Amazon Estados Unidos: EUR 49,03

Mitos de la lactancia materna y sus influencias negativas para el bebé

Hay otra serie de mitos de la lactancia asociados a comportamientos incorrectos del bebé o malas costumbres, como los que dicen:

  • “Dar pecho a demanda, genera niños dependientes e inseguros”: El pecho a demanda es una necesidad fisiológica de los bebés y la mamá; del primero para obtener el alimento que necesita y de la segunda para producir la cantidad necesaria. Hay que desechar otro viejo mito, no de la lactancia pero sí de la crianza, el de que los niños para ser independientes y seguros deben cortar el vínculo fraterno lo antes posible. Estudios neurológicos y fisiológicos demuestran que es al contrario, estos vínculos refuerzan su autoestima incluso en el futuro y cuando son bebés aumentan los enlaces neuronales y por tanto su desarrollo intelectual entre otros muchos beneficios. Recuerde que no malcrían las caricias, si no la falta de límites.
  • “Está tomando el pecho de chupete, y eso no es bueno”: Este y el anterior son mitos de la lactancia muy asociados entre si. El pecho no sólo proporciona el alimento que necesita, sino también el contacto y consuelo que es también fundamental en el desarrollo tanto físico como intelecto/emocional por las razones mencionadas antes.

Medela Swing - Sacaleches eléctrico, automático simple

Amazon España: EUR 122,76

Amazon Reino Unido: £120.19

Amazon Estados Unidos: EUR 122,76

Mitos en la forma correcta de amamantar al bebé

  • “El niño debe vaciar ambos pechos en cada toma o alternar para no tomar el fondo menos nutritivo”: Lo mejor es que el niño termine de tomar del primer pecho antes de darle el otro, ya que la leche del final es abundante en grasas y calorías necesarias, pero si se interrumpe y se pasa al otro pecho no se obtiene la cantidad necesaria y equilibrada de nutrientes. Una vez vaciado, si el niño tiene aun hambre páselo sin problemas al otro pecho, pero no haga caso a los mitos de la lactancia que dicen que hay que alternarlos o que tiene que acabar ambos para llenarse.
  • “Dar el pecho acostada aumenta el riesgo de infecciones de oídos”: En realidad es cierto que la postura facilita la infección de oídos pero eso otro de esos mitos de la lactancia el hecho de que produzca más otitis ya que diversos estudios demuestran que los niños de pecho sufren menos enfermedades infantiles, como la otitis, con diferencia. Esto se debe a que la leche materna es una forma de transmitir anticuerpos al bebé.

Conclusión y recomendación final

Estos son algunos de los mitos de la lactancia entre muchos que lamentablemente producen un proceso menos satisfactorio. Incluso en el peor de los casos un malestar a las madres provocando que abandonen la lactancia pensando que no tienen leche o que es de mala calidad.

Por eso le recomendamos que antes que nada se informe y asesore con personas especializadas y formadas en la lactancia. En muchos centros de maternidad hay grupos de lactancia para apoyar a las madres y podrá encontrar matronas especializadas.

BabyBjörn Balance soft - Hamaca

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Altabebe Active Line - Saco de invierno para silla de coche, 0-12 meses

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.