Crítica de “Mi vida ahora”, de Kevin Macdonald

Mi vida ahora (2013) es una película dramática basada en un futuro donde ocurre la III Guerra Mundial. Un film dirigido por el ganador de un Oscar; Kevin Macdonald, y basada en la popular novela de Meg Rosoff, Mi vida ahora estuvo nominada a 8 premios de cine independiente.

Ficha técnica de Mi vida ahora

Título Original: How I live now (Mi vida ahora)
País: Reino Unido
Año: 2013
Género: Drama, Romance, Thriller, Ciencia ficción
Director: Kevin Macdonald
Guión: Jeremy Brock, Tony Grisoni, Penelope Skinner
Novela: Meg Rosoff
Música: Jon Hopkins
Fotografía: Franz Lustig
Productora: UK Film Council, Film4, BFI Film Fund, Cowboy Films
Duración: 101 min.
Reparto: Saoirse Ronan, Tom Holland, Anna Chancellor, George MacKay

 

Sinopsis

Daisy (Saoirse Ronan) es una adolescente americana que es enviada de vacaciones a la casa de su tía en las campiñas inglesas.

Mientras la joven mantiene una lucha interior con sus ansiedades e intenta acercarse más a sus primos, su vida cambia radicalmente con el estallido de una guerra nuclear.

 

Crítica de Mi vida ahora, el viaje de una adolescente

Mi vida ahora nos cuenta la historia de Daisy, una chica con problemas para relacionarse y quien se muestra atacante y agresiva la mayoría del tiempo.

Inconforme al principio con tener que estar en una casa campestre con sus primos ingleses, la chica poco a poco comienza a ser más cercana y a apreciar las pequeñas cosas de una vida sencilla.

Esto es gracias a que se enamora de Eddie (George MacKay); su primo de mayor edad.

La película inicia de una forma un tanto ‘romántica’ y en un estilo muy teenage pop que a su vez mantiene una sobriedad sobre la historia, aunque aveces se llega al pasteleo entre ambos personajes (y mantienen relaciones sexuales).

Es a lado de Eddie conforme empieza a conocerse más a sí misma y a dejar de mostrar esa barrera contra el mundo que la rodea; incluso deja de vestir de negro, de maquillarse, y de ser mal educada.

En el film se logra un equilibrio entre el guión y la estética visual gracias a su dirección casi “onírica” y “lírica” a base de planos con cámara en mano de primeros planos de actores en contraste con la luz del sol, planos generales de paisajes dignos de cualquier pintura y que reflejan una atmósfera de calma y ensueño, así como muchos detalles de la naturaleza en sí.

En general, un ambiente y simbolismo bien conseguidos conforme Daisy deja de ser una chica grosera y agresiva para estar más en armonía consigo misma y con el entorno.

Mi vida ahora

Daisy y Eddie, image by Periódico La Semana

De pronto, se escucha un estallido a lo lejos y el clima cambia al instante; empieza extrañamente a nevar y los chicos entran en la casa. No hay luz, los niños tienen miedo, y todo se vuelve oscuro al igual que de pronto la estética de la imagen cambia a una más grisácea.

Las noticias revelan que Londres fue atacado con una bomba nuclear y miles han muerto, y los países se preparan para contra atacar.

La embajada americana aparece en la casa para darle un ‘billete de salida’ a Daisy y que pueda regresar a su país antes de que las fronteras se cierren. Por si acaso lo imaginabais, Daisy rechaza el billete puesto que quiere quedarse junto a Eddie y sus primos.

Los militares aparecen y los habitantes son evacuados. Daisy es separada de sus primos varones y se queda con la menor; Piper (Harley Bird). 

Al tratarse de la III Guerra Mundial, las niñas habitan en casa de una señora que accedió a recibir a niños refugiados. En ella nos explican la ‘nueva forma’ de vivir: el agua está contaminada y utilizan pastillas para purificarla, los animales están muriendo, todo debe ser racionado, no hay luz, y los baños es cosa de una vez a la semana.

Las chicas se adaptan a una nueva sociedad en la que los jóvenes trabajan en campos buscando residuos de vegetales podridos que estén en “mejor condición” para que la población sea alimentada, hay guerrillas en las afueras, se instalan puntos de control (check-points), hay toque de queda, y para colmo hay gente perturbada sembrando caos, y otros causando actos terroristas.

Un infierno post apocalíptico social en toda regla.

Daisy decide escaparse de casa con Piper y tratar de volver a la granja en las campiñas; como había acordado con Eddie antes de ser separados.

Aquí es donde ambas empiezan un viaje a pie que durará varios días. Con ellas vemos el estado de las carreteras, los lagos contaminados, los animales muertos, incluso hay un encuentro con psicópatas que roban y violan mujeres.

Daisy deja de ser la típica adolescente americana que fue y le toca madurar de forma casi instantánea para ser capaz de sobrevivir y de cuidar a la pequeña Piper que va a su lado y a su cargo.

Ambas se enfrentan al cansancio, a la hambruna, al shock de ver todo en decadencia, y de enterarse que su pariente Isaac (Tom Holland) murió y fue abandonado en una bolsa de basura junto a los demás cuerpos del pueblo.

Mi vida ahora

Paisaje FallOut, image by Ryan Adams

Las dos llegan a la granja para encontrarse a Eddie, quien ha sido golpeado casi hasta la muerte. Las chicas se lo llevan a casa para cuidarlo y curarlo.

Eddie no habla, no se deja tocar, y apenas come. Ninguna sabe qué fue lo que vio o qué fue lo que le hicieron para que terminase en ese estado.

Es así como los tres se quedan viviendo en la casa, con la esperanza de que un día la guerra acabará y el mundo será reconstruido de alguna forma.

Daisy se enfoca en conseguir que sus vidas recuperen esa belleza de antes y de mantenerse unidos. Enfoca su amor en tratar de conseguir la recuperación de Eddie, quien al final logra ligeramente reaccionar gracias a un pequeño beso por su parte.

 

Puntos fuertes de la película

Primero que nada, la dirección de Kevin Macdonald (El último rey de Escocia) es lo que hace que Mi vida ahora valga la pena.

Esa mezcla de planos artísticos y líricos que mencionaba, hacen un juego visual importante así como a nivel simbólico para los personajes y la historia.

También es interesante ver el cambio que tiene la imagen, y su técnica, desde el inicio donde todo es más ‘alegre’ hasta como va todo a su decadencia.

Lo siguiente es que la actriz, Saoirse Ronan (Gran Hotel Budapest, Brooklyn, Hanna), hace un buen trabajo de interpretación porque logra profundizar en el papel para empatizar y emocionarnos con sus cambios y evolución.

Mi vida ahora

La actriz Saoirse Ronan, image by bookmyshow

Tom Holland (Lo imposible, Spiderman Homecoming) tiene carisma en su personaje y lo lleva acabo muy bien, aunque es una lástima que el rol no tuviera un peso mayor.

Por último, creo que lo interesante es la forma en que el guión está dividido y los tonos que tiene, pero formando parte de una pieza en conjunto.

La forma en que nos muestran esa sociedad en el futuro ante una guerra nuclear es llamativo por ser frívolo, provoca molestia, lástima, y sin embargo, es un retrato muy realista de cómo sería.

Mi vida ahora está narrada desde el punto de vista de Daisy, y por ello no se profundiza en más temas políticos en sí ni qué ocurre en el exterior, sino que solo podemos saber lo que “el personaje sabe” y lo que está viviendo.

Puntos débiles de la película

La película flojea en algunos puntos del guión y se hace un poco densa a ratos, más bien, lenta en cierto punto.

Sé que la película no quería profundizar en temas exteriores, como mencioné, pero creo que hacía falta más background a ese nivel.

Hay muchos ‘huecos’ de guión que crean dudas, y cosas que si no se explican pues parecen no tener sentido en sí.

El personaje de Eddie transmite muy poco (también a nivel interpretativo). Funciona más como una excusa, o catalizador, para la motivación y desarrollo del personaje principal.

La película la sentí más larga de lo que era.

Para la duración que tiene, hubiese preferido que quitasen escenas del principio entre la relación de Daisy y Eddie, y hubiesen desarrollado aún más cosas en la segunda parte.

 

Conclusión

En general, la película de Mi vida ahora está bien construida y tiene más pros que contras.

La transición que tiene de ‘rollo adolescente-semi cursi’ a un tono oscuro y dramático, me parece bien.

Para mí, es una película que con verla una vez me es suficiente puesto que tampoco tiene más juego ni tanto que analizarle.

Lo que más aporta a la película es la dirección y la dirección de fotografía, además que la temática y la premisa son buenas.

Pero a mi gusto, al guión le faltaron más elementos y ritmo.

No se pierde nada con verla, y es interesante ver las consecuencias de estar en un mundo FallOut donde la frase “Cuando estás en la guerra, dejas de buscar razones del porqué pasan las cosas” cobra fuerza.

El final es un tanto abstracto puesto que es más conformista que feliz, porque por lo menos lograron tres de ellos salvarse y reencontrarse, y formar una nueva ‘familia nuclear’ (sin olvidar que se trata de una relación incesto).

Total, que uno debe estar agradecido con lo que tiene y de estar con sus seres queridos en tiempos difíciles, básicamente.

Para mí, la peli es como una versión de La Carretera de John Hillcoat, pero más adolescente.

Os dejo con un enlace para el trailer de Mi vida ahora en castellano:

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.