El 3G y el 4G, el Candy Crush (y el resto de juegos disponibles), los grupos de Whatsapp y las pantallas a tope de brillo, entre otros factores, hacen que las baterías de nuestros smartphones de última generación duren menos que una tarta a la puerta de un colegio. Podemos pegarnos a nuestro cargador y buscar un enchufe a casa paso o comprar un cargador externo (también llamado PowerBank) que nos permita ganar algo de autonomía a nuestro móvil o tablet.

iProtect cable adaptador Apple para base de conexión-docking station para el nuevo iPhone SE, 5, 5s, iPhone 6 (4,7

Nadie puede negar que los móviles y las tablets se han convertido en un accesorio imprescindible hoy en día. Ya sea para consultar el periódico, el correo electrónico, leer un ebook en una tablet, jugar o chatear, estos dispositivos móviles forman parte de nuestra vida y lo peor que nos puede pasar es quedarnos sin batería en medio de una interesante conversación de Whatsapp.

Si tenemos la mala suerte de quedarnos sin batería (según avance el uso del móvil irá perdiendo autonomía y jamás lograremos ese número infinito de horas que los fabricantes ponen en las fichas técnicas) deberemos “mendigar” un cargador entre los compañeros de trabajo o conectarnos con el nuestro o bien debemos recurrir a los pequeños cargadores externos de batería que comienzan a ponerse de moda y que podremos transportar fácilmente junto a nuestro teléfono o tablet. No son la panacea, eso desde luego, pero nos permiten ganar algo de batería si no tenemos cerca un enchufe o si carecemos del cargador de nuestro móvil.

¿Cómo funciona un cargador externo?

Estos aparatos llevan una batería interna que deberemos cargar (habitualmente mediante un puerto USB) para disponer de esa energía en cualquier momento. Si llegado el caso nuestro teléfono o tablet carece de la batería suficiente, podremos conectarlo al cargador externo y ganar unas cuantas rayas de batería que nos permita seguir funcionando.

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar un cargador externo?

Hay varios aspectos que debemos analizar:

  • La capacidad: este dato es fundamental pues nos permitirá determinar cuánta batería podremos suministrar a nuestro dispositivo. Es una cifra que se mide en mAh (miliamperio por hora) y cuanto mayor sea, mejor. Evidentemente, este dato también determinará, en buena parte, el precio del dispositivo, pues a más capacidad, más coste.
  • Las conexiones que incluyen: es fundamental que antes de comprar un aparato de este tipo te asegures de que incluye las conexiones que necesita tu dispositivo. Como mínimo, el cargador se suele suministrar con un cable USB (con el que podremos cargar la mayoría de los dispositivos móviles del mercado) y un cable con la conexión Lighting que incluyen los dispositivos Apple desde el iPhone 5. Algunos modelos también incluyen la conexión antigua (de 30 pines) de los aparatos Apple.
  • Tiempo de carga: otro aspecto importante es conocer en cuanto tiempo está cargado al 100% nuestra batería externa. La capacidad de la misma y la fuente de alimentación serán clave para determinar el tiempo que tendremos que tener la batería enchufada a nuestra batería.
  • La marca: podemos caer en la tentación de ahorrar unos euros y optar por alguna de las marcas que se venden en los populares chinos o en Aliexpress, el gran supermecado Chino, pero no debemos cometer ese error. No quiero decir que un aparato de una marca vaya a ser malo u ofrezca un peor funcionamiento, pero si es cierto que en este tipo de aparatos se agradece una marca que apueste por componentes de calidad antes que por componentes baratos. No son pocos los casos de baterías que han explotado por la pésima calidad de sus componentes o porque carecían de un sistema de carga completa que impida la sobrecarga del aparato.

Comprar los mejores cargadores externos de batería

Resulta complicado elegir los mejores, pero sí vamos a destacar cinco cargadores externos de batería entre los muchos que hay a la venta en Amazon España. Nuestros elegidos son:

Batería externa Aukey de 20.000 mAh – Mejor precio y gran capacidad

Este es uno de los modelos más vendidos del mercado por su gran precio y su excelente capacidad que nos permitirá recargar varias veces la batería de los móviles de última generación como el iPhone 6, el iPhone 6S o el Samsung Galaxy S. Sorprende su precio como puedes ver a continuación:

Además, dispone de dos salidas de energía por lo que podrás cargar dos dispositivos de manera simultánea. Tiene un peso algo elevado (540 gramos) e incluye cuatro luces LED que nos informarán del estado de la carga. El fabricante estima que se tardan 10 horas en cargarse de forma completa. Ahhh, y ya el punto definitivo que nos hace pensar en esta batería externa como la mejor, es que ¡ tiene linterna LED que nos sacará de más un apuro !

Batería externa Aukey de 3.000 mAh – La batería externa más práctica

Este modelo de la misma marca tiene la ventaja de ser realmente ligera (141 gramos) y más barata que la anterior. En su contra juega la capacidad, solo 3.000 mAh, y que carece de una doble salida como el modelo 20.000 de Aukey.

Lo cierto es que dentro de sus limitaciones, es un aparato ideal para sacarnos de un apuro en un viaje o en un atasco en el que nos quedemos sin batería.

Otras baterías externas muy recomendables

Además de los dos modelos que acabamos de comentar, hay otros modelos que debemos tener muy en cuenta. Si bien es cierto que el modelo 20.000 de Aukey es uno de los mejores por su capacidad, su precio y su doble salida, el modelo 3.000 nos ofrece un aparato pequeño, compacto y que podremos llevar en prácticamente cualquier sitio.

Los modelos que te mostramos a continuación son modelos intermedios entre los dos analizados. Pincha en los enlaces que verás y descubre todas sus características; todos ellos disponen de muy buenas opiniones y valoraciones por parte de los que ya disfrutan de su uso:

Aukey PB-09 - Mini batería externa de 3000 mAh (5V, 1A) color verde

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Otros consejos para ahorrar batería

Dicen que mejor que limpiar es no ensuciar… y tienen más razón que un santo. Lo mejor, si no queremos estar todo el día pendiente de nuestro cargador, es seguir una serie de consejos prácticos que nos permitan extender la vida de la batería:

  • Bajar el brillo de la pantalla: nos gusta que la pantalla sea una auténtica bombilla y deslumbre a todo el mundo, pero esta es una de las partes que más gastan en un smartphone. Debemos ajustar la pantalla a un brillo adecuado o conectar los sistemas automáticos que incluyen la mayor parte de dispositivos. Programar la pantalla para que se apague al rato de estar sin actividad, es también una magnífica decisión.
  • Conectarnos en la medida de lo posible a una red Wi-Fi: la conexión de datos (ya sea 3G o 4G) es otro de los elementos que más perjudican la vida de una batería. Si en nuestro trabajo hay una red Wi-Fi, debemos pedir las claves. El incremento de la batería será más que notable.
  • Evitar el consumo innecesario de datos (metro, zonas sin cobertura): el momento en que más batería consume un móvil es cuando no tiene buena cobertura. El esfuerzo que un smartphone hace en busca de una red de datos o telefónica es titánico y la batería se resiente sí o sí. Por ello, si entramos en zonas en las que sabemos que no hay cobertura, podemos optar por activar el “modo avión” y evitar que nuestro móvil “muera” buscando una red que no va a encontrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.