Tanto en interiores como en exteriores la elección de acabados y materiales de construcción y ornamentación para viviendas, oficinas o locales debe responder a unos criterios que guarden cierto sentido común, excluyendo que se basen tan solo en la estética.

Descubrir, demostrar, exponer, sugerir o insinuar cuáles son los más aconsejables es una tarea ardua para cualquier profesional en la materia, pero un valor seguro para optar por los mejores materiales y acabados. Desde luego a la estética, fundamental como no, se le debe unir características como el servicio, utilidad, cometido, solidez, seguridad y consistencia de lo elegido.

Claves y aspectos fundamentales para la elección de materiales y acabados

Las claves para elegir material y acabados para viviendas u oficinas deben responder a circunstancias muy definidas, ya sea  tanto en el plano ornamental como en el de la  funcionalidad, conservación, mantenimiento y economía.

Sin duda,  tiendas online especialistas en metales, plásticos y consumibles de soldadura en España como Materials4Me ofrecen una amplia gama de productos vinculados con la decoración y construcción dando respuesta a preguntas con soluciones específicas como ¿qué material debería utilizar? o ¿cuál es el mejor acabado para mi proyecto?.

No solo la estética cuenta para la elección de materiales y acabados – Imagen de pixabay.com

Existe la idea generalizada de que lo bueno resulta caro, pero en materiales y acabados es posible que sea un tanto relativa. Incluso diríamos que lo fundamental es que ambos se deban adecuar al uso que se les vaya a dar, sin que tenga que mermar en absoluto la calidad de los mismos y sin que nos influya que elijamos tan solo porque nos entre por los ojos.

El mantenimiento y su eficacia son dos aspectos fundamentales en la elección de los materiales. Lo recomendable es optar en consonancia con la funcionalidad que van a tener. Mientras que por lo que respecta a los acabados la comodidad y el atractivo visual priman por encima del resto, teniendo en cuenta también que éstos son la parte final de una construcción y/o remodelación, con lo cual su calidad y presentación son factores determinantes.

En resumen, es conveniente tener en cuenta los siguientes cánones en la elección final de materiales y acabados en reformas que pueden incrementar el valor de tu casa y construcciones de viviendas u oficinas: calidad, eligiendo lo más idóneo para el uso del que se les va a dotar; aspecto, teniendo en cuenta la imagen de conjunto; mantenimiento, siguiendo criterios de racionalización en la economía de los mismos; y eficacia, complementando las exigencias y funciones de su uso.

Tipos de metales y plásticos. Elementos prioritarios en materiales y acabados

Tipos y formas de aluminio – Imagen de Materials4Me

El aluminio es un metal fuerte a la par que ligero, impermeable y muy duradero. Correctamente trabajado es muy moldeable y reciclable al cien por cien; además de resistente a la humedad –ideal para baños y exteriores– previa protección con barnices específicos.

El acero inoxidable, con una excelente resistencia a la corrosión, es un metal resistente y atractivo con diversas aplicaciones, desde la más domestica a la más industrial. Puede ser tanto torneado como calibrado, procesos que garantizan un acabado idóneo.

El acero tipo corten es muy utilizado en la construcción tratándose de un aleación de cobre, cromo y níquel que le da un aspecto anaranjado y resistente a la corrosión atmosférica. Y el acero al carbono se trata de una soldadura muy recomendable en aplicaciones de robótica y automatización.

Y en cuanto a plásticos, el dibondo es una composite de aluminio ligero, rígido y muy plano con una alta resistencia a la corrosión pudiéndose cortar, curvar y plegar para alcanzar tridimensionalidad en sus formas.

El plexiglás es un metacrilato altamente transparente, fácil de manipular y moldeable; mientras que el PVC es un producto muy versátil con una garantía contrastable de seguridad y fiabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *