Marilyn Monroe, poetisa. Norma, la mujer oculta

Si por algo se conoce a la actriz Marilyn Monroe es por su categoría de mito universal de la mujer “Sex Symbol”. Ante esa etiqueta cualquier otra consideración suele pasar inadvertida en su biografía. Su belleza rotunda de mujer llena de curvas no dejaba ver la fragilidad y sensibilidad no solamente de su físico, también de su alma de gran actriz y mujer de su tiempo.

Desde una postura de igualdad de género, puede parecer un contrasentido revalorarizar a una mujer como persona eligiendola siendo el mito y el símbolo sexual más universal de todos los tiempos. La contradicción se desvanece cuando escribimos solamente de la mujer, de la Marilyn más desconocida.

Breve reseña de la vida de Marilyn Monroe

Marilyn Monroe, fotograma libre de derechos

Soledad, poesía y barbitúricos

Durante toda su vida Marilyn se sintió sola. La mujer más sola, más desvalida y frustrada de la tierra. ¿La gran estrella, la mujer más deseada del planeta y se sentía sola? Así lo contaba en unos versos, hasta ahora desconocidos:

¡¡¡Sola!!!

Estoy sola – siempre estoy sola

sea como sea.

No hay nada que temer

salvo el propio miedo.”

En el libro titulado Fragmentos, editado por Seix Barral en octubre de 2010, los podemos encontrar, junto a anotaciones, frases algo ingenuas, pero que demuestran la extremada sensibilidad de una mujer inteligente, con una tristeza interior de la que se avergonzaba. La poesía fue un tranquilizante para su atormentado espíritu.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

No saber quién eres

Arthur Miller, el escritor, fue su tercer esposo y quizás el que más cerca estuvo de conocer ese lado melancólico y lírico de la estrella de Hollywood. No obstante también acabaron divorciados y no supo o no quiso ser el compañero que arropase a su personalidad insegura y nerviosa.

Saberse la mujer más encantadora del mundo y no saber quién es la chica reflejada cada mañana en el espejo del baño. Desayunar con el mito y ser una niña asustada que cada jornada debe enfrentarse al mundo, a todos.

“Ay! maldita sea, me gustaría estar muerta

– absolutamente no existente-

ausente de aquí- de todas partes-

pero cómo lo haría

Siempre hay puentes-

el puente de Brooklyn…”

No tirarse por el puente de Brooklyn

Marilyn Monroe - Sus dos caras

Marilyn Monroe. Fotografía Dominio Público

Marilyn quiso a última hora recuperar su alegría, ella en el fondo quiso ser esa joven bella y alegre, la actriz más deseada, por eso en una de las últimas entrevistas, pocos meses antes de morir, dijo que pretendía desalojar de las portadas de las revistas a la nueva sensación erótica de Hollywood: Liz Taylor. Quería relanzar su carrera, que pasaba por malos momentos debidos a sus frecuentes retrasos en los rodajes, a sus cada vez más habituales borracheras, sus periodos de insomnio.

“Socorro, socorro

socorro

Siento que la vida se me acerca

cuando lo único que quiero

es morir.”

Estos versos, estas notas de vida, denotan que la mujer intelectual y creativa no supo ser alegre, no lograba ser feliz. Es toda una revelación que el lado más creativo de esa sex symbol rebose de los rasgos de la sensibilidad y de la inteligencia, propios de una personalidad artística, aunque también propios de una intelectual inquieta. En su casa aparecieron más de 400 libros en improvisadas estanterías, el día que la encontraron muerta.

El final del viaje

En la madrugada entre el 4 y el 5 de agosto de 1962, Marilyn Monroe se quitaba la vida. Las teorías conspirativas de un asesinato de la mafia cumpliendo órdenes de la Casa Blanca han quedado para la literatura barata. Las investigaciones serias concluyen que la actriz tomó voluntariamente todo el frasco de Nembutal, píldoras que su psiquiatra le había vuelto a recetar para combatir la ansiedad y el insomnio.

“Si las personas escasamente sensibles e inteligentes tienden a hacer daño a los demás, las personas demasiado sensibles y demasiado inteligentes tienden a hacerse daño a sí mismas”, señala Antonio Tabucchi en el prólogo del libro Fragmentos, la poesía de una mujer oculta, la eterna Marilyn Monroe.

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.