La manta de actividades para bebés: qué es, para qué sirve y sus beneficios

La manta de actividades se ha convertido en uno de los juguetes imprescindibles para bebés debido a sus múltiples beneficios. Estas mantitas son un espacio de juego cómodo y seguro. Te contamos a qué edad pueden empezar a usarla y los diferentes tipos de juego que podrá realizar tu pequeño.

 

La manta de actividades o de juegos es una tela acolchada de diseño atractivo que suele incorporar detalles para que los pequeños exploren, como texturas, espejos infantiles, solapas o sonidos. Algunas incluyen arcos o gimnasios de los que cuelgan distintos tipos de juguetes.

De diferentes tamaños y formas, las mantas ofrecen al niño la posibilidad de explorar las actividades propuestas. Estos juegos están pensados para estimular su motricidad y los sentidos del tacto, la vista y el oído.

La manta de actividades se adapta a las distintas etapas de juego

Las mantas de actividades resultan muy beneficiosas para el desarrollo del bebé en sus distintas etapas. De colores alegres y diseños divertidos, favorecen diferentes posiciones de juego. Así, en los primeros meses el bebé podrá jugar tumbado boca arriba. Por esa razón, muchas mantas incluyen gimnasios o arcos con juguetes colgantes que animan al bebé a estirar los brazos y las piernas para tratar de cogerlos o golpearlos.

comprar manta de actividades para bebés

Estas mantitas son también el espacio idóneo para que el bebé practique el volteo. Una vez conseguido, arranca la fase de jugar boca abajo. En esta etapa se convierten en áreas de juego que ofrecen distintos estímulos: texturas, sonidos, juguetes, mordedores… Las posibilidades varían de un modelo a otro, pero todos están pensados para favorecer su desarrollo.

Cuando aprenda a sentarse, también podrá utilizar estas alfombras acolchadas para sus juegos.

Beneficios de la manta de actividades para bebés

La manta de actividades es uno de los primeros juguetes que utiliza un bebé. Se trata de un buen lugar desde el que empezar a explorar el mundo, despertar los sentidos, fortalecer músculos y practicar nuevos movimientos.

A través de las distintas actividades que proponen estas mantitas, los niños encontrarán numerosos beneficios para su desarrollo. Así, ejercitarán el sentido del tacto, la coordinación óculo-manual, la estimulación visual y auditiva, la manipulación y agarre de objetos, el autoconocimiento (por ejemplo, a través de espejos infantiles)…

Además, el juego en el suelo le permite practicar movimientos con gran libertad, favoreciendo el desarrollo muscular. Desde levantar brazos y piernas al volteo, arrastrarse para alcanzar objetos o incluso para realizar con comodidad actividades previas al gateo, como ponerse a cuatro patas y practicar el balanceo.

Hay que tener en cuenta que cuando el bebé empiece a “reptar” o a gatear, es habitual que arrastre la mantita con sus movimientos, ya que no suelen incorporar materiales antideslizantes. Es el momento de salir de la manta de actividades para empezar a desplazarse sobre el suelo y dejar la manta para el juego sentado.

¿A qué edad pueden usar la manta de actividades los bebés?

La mayoría de los fabricantes señalan que las mantas de juegos pueden utilizarse desde el nacimiento, aunque la realidad es que un bebé recién nacido va a sacar poco partido a este juguete. En las primeras semanas el bebé tiene otras necesidades que se ven cubiertas mejor en otros lugares, como los brazos de sus padres, la cuna, el cochecito de paseo o el portabebés.

En torno a los 2-3 meses el bebé (siempre teniendo en cuenta que cada niño tiene su propio ritmo) ya pasa más tiempo despierto. También comienza a fijarse en su entorno y a descubrir su cuerpo. Es entonces cuando va a empezar a responder a los estímulos que le ofrece la manta de actividades. Tumbado boca arriba el bebé observará con atención los juguetes que cuelgan de los arcos. Tratará de golpearlos con las manos y los pies y volteará la cabeza en busca de los sonidos que emiten.

Kids II 9167, Mantita con Actividades y Animalitos

Amazon España: EUR 48,17

Amazon Reino Unido: £49.52

Amazon Estados Unidos: EUR 48,17

¿Hasta qué edad utilizar la manta de actividades?

Las mantas de actividades tienen una larga duración de uso. Los fabricantes suelen dar un arco de 2-3 años, aunque, por supuesto, el niño la utilizará de manera distinta a estas edades.

mantas de actividades bonitasSe recomienda retirar los arcos o el gimnasio en torno a los 6 meses para favorecer la autonomía y la movilidad del niño. De esta forma, se fomenta el juego boca abajo (suelen practicar el volteo hacia los 4-5 meses) y que puedan explorar mejor su entorno. Así, centrarán su atención en las actividades que propone la manta, en vez de en las del gimnasio. La mayoría de los modelos permite desmontar los arcos con facilidad y desenganchar los juguetes. De esta manera, el niño podrá continuar juganado con ellos. Boca abajo, el niño descubrirá nuevas formas de alcanzar objetos, iniciando movimientos de desplazamiento, que irán evolucionando hacia el gateo.

A medida que vayan adquiriendo movilidad (gatear, caminar), irán saliendo de la manta de actividades para explorar otros entornos. Sin embargo, podrán seguir utilizándola para el juego sentado, especialmente si la manta de actividades tiene un tamaño amplio.

Taf Toys 11185 - Alfombra de las 4 estaciones

Amazon España: EUR 68,50

Amazon Reino Unido: £60.08

Amazon Estados Unidos: EUR 68,50

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.