Los secretos de Isaac Newton

Se trata de uno de los científicos más respetados y al mismo tiempo controvertidos de la historia humana. Nos referimos a Isaac Newton (1643-1727) a quien se le debe no solamente el descubrimiento de la Teoría de la Gravedad, con la “ayuda” de la célebre manzana que le brindó una inesperada fuente inspiradora. Durante su extensa y fructífera carrera Newton logró grandes hallazgos acerca de la óptica y las particularidades profundas de la luz, además de tener una destacada trayectoria como político y ser director de la Real Casa de la Moneda. Y lo más sorprendente es que todo lo anterior lo consiguió una persona con pocas posibilidades de supervivencia. Conozcamos otros secretos de Isaac Newton.

El nacimiento de Isaac Newton

Este famoso científico nació de modo prematuro, un 25 de diciembre de 1642, en un territorio inglés afectado por la peste y la guerra. Siendo huérfano de padre, Newton resolvió aislarse de todo en sus libros, más aún al rechazar al nuevo esposo de su madre. En poco tiempo se hizo patente que Newton no estaba orientado a las labores de la granja familiar, ya que en su porvenir le aguardaban actividades intelectuales.

Los primeros experimentos de Isaac Newton

Mientras duró la peste, la Universidad de Cambridge estuvo cerrada. Newton estudiaba allí, pero logró realizar distintas experimentaciones relacionadas con la óptica. Los resultados de sus investigaciones derivaron en la construcción de un aparato astronómico diez veces más poderoso que los telescopios que se usaban en aquellos años. En cuanto los miembros de la Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia Natural tuvieron conocimiento del dispositivo astronómico de Newton, se manifestaron impresionados. Esto motivó a Isaac a compartirles sus hallazgos científicos acerca de la luz y el color.

Isaac Newton y la alquimia

Las teorías de Newton acerca de la luz no fueron del agrado de la comunidad científica de su tiempo y bastante ofendido, lastimado en su orgullo, Newton resolvió alejarse de las actividades intelectuales. Mientras se mantuvo en esta etapa de autoexilio, Isaac se interesó en la alquimia, disciplina precursora de la química en la Edad Media. Este campo de estudio, aun distanciado de los planteamientos de la ciencia moderna, le sirvió como aliciente a Newton para conseguir su más importante descubrimiento: la teoría de la fuerza de gravedad.

Isaac Newton en la vida política

Luego de haber sobresalido en el ámbito de la filosofía natural, Newton experimentó un notable cambio en su vida al incursionar en la política y la vida pública en 1689. Al ser sumamente religioso, Isaac no dejó de tomar en cuenta que el rey Jacobo II trataba de orientar a la Universidad de Cambridge hacia la religión católica. Newton combatió enérgicamente a las reformas planteadas por Jacobo II y al final fue elegido como miembro del Parlamento.

Isaac Newton científico, político

Isaac Newton y la famosa manzana

Isaac Newton en la Real Casa de la Moneda

Luego de padecer una crisis nerviosa, Newton fue nombrado como intendente de la Real Casa de la Moneda. Habiendo asumido el cargo, Newton se esforzó en alcanzar un importante objetivo: transformar a la libra británica en la moneda con mayor estabilidad en el orbe. Era algo muy importante para la Inglaterra de su tiempo: en el siglo XVII esta nación europea se hallaba en una severa crisis. Una moneda de cada diez era falsa y con frecuencia el metal con el que estaba elaborada valía más de lo que esta última representaba. Newton dirigió un vasto proyecto para ir retirando el dinero en circulación e ir introduciendo una más confiable moneda. Newton fue una persona sumamente metódica, llevaba un registro actualizado de los falsificadores de su tiempo y los penalizaba con enorme rigor. En 1700 Newton llegó a ser director de la Real Casa de la Moneda y conservó este cargo hasta el final de sus días.

Isaac Newton y la leyenda de la manzana

Durante la etapa final de su vida, Newton relató una anécdota que ha llegado a ser una de las leyendas más conocidas en los anales científicos. En cierta ocasión mientras Newton cenaba con William Stukeley, miembro de la Real Sociedad, recordó que mientras había estado descansando bajo un manzano, en una propiedad de su familia, en Woolsthorpe, vio caer una manzana del árbol. Esto lo inspiró para estudiar los secretos de la gravedad.

Isaac Newton y la ciencia moderna

Otras personas relacionadas con Newton, como su sobrina Catherine, también relataban esta anécdota. Ella fue quien lo atendió en los años finales de su vida. Pero la verdad es que el mito de que la manzana había caído en la cabeza de Newton fue un añadido que surgió muchos años después de su fallecimiento. Newton murió cuando tenía 84 años de edad y fue sepultado en la Abadía de Westminster. Respetado filosofo natural, se transformó en una figura heroica en Inglaterra. Isaac Newton terminó por establecer los fundamentos de la ciencia moderna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.