Los padres también están ‘en línea’

Mis padres tienen whatsapp. ¿Quién no ha introducido este tema de conversación en una reunión de amigos en los últimos años? Las madres y los padres suelen heredar los teléfonos ‘inteligentes’ de sus hijos, así que cuando se lo entregan, no dudan en preguntar: ¿podré tener whatsapp, no? Será su gran reclamo.

El día en el que recibes un mensaje suyo no se hace esperar demasiado. ¡Hola!, ¿Cómo estás?, ¿Cuándo vienes? Antes te llamaban, y si no contestabas, te decían: no coges el teléfono. Pero ahora saben que es difícil escuchar por respuesta: no estaba pendiente del móvil. El siguiente paso es cuando te piden que les enseñes a manejar bien esta nueva herramienta. Ellos pueden que observen cuando estás ‘en línea’, pero cuando los hijos comprueban que continúan ‘escribiendo’, saben que el mensaje puede tardar en llegar unos minutos. A partir de ahora hay que aferrarse a la paciencia, ya que el aluvión de preguntas sobre cómo usar la app será una constante. Y no querrán que se lo expliques mañana. Ansían conocer nuevos ‘trucos’ para comunicarse sin necesitar tu ayuda.

La app no entiende de generaciones

Cuando avanzan los días descubren nuevos secretos que desconocían de la aplicación. Y de repente eres miembro de un nuevo grupo con todos tus familiares. Además, uno de tus padres es el administrador. Pero sus ‘pinitos’ en el whatsapp no acaban aquí. Empiezan a mandarte fotos, vídeos y mensajes en cadena. Y alguna vez no dudan en decirte: escribe lo que yo te vaya diciendo, que lo haces más rápido. Empezaron renegando de las nuevas tecnologías, pero se han posicionado como fieles usuarios cuando se adentran en un mundo totalmente desconocido para ellos que les acaba encantando. A ellos también les gusta la moda del whatsapp.

Cuando pasan unos meses te das cuenta de que tu madre no te llama porque también se ha apuntado a la tendencia de ‘chatear’. Todos los hijos han notado la ausencia de esa llamada. ‘Para que voy a llamarte si puedo enviarte un whatsapp’, argumentan. ¿Qué pasará cuando descubran que se va a poder llamar a través de whatsapp? Cuando esto suceda sabremos si este nuevo servicio relegará a la moda de enviar un mensaje a través de la app. ¿Difícil, verdad?

¿Mando un whatsapp o llamo?

Enviar un whatsapp o llamar por teléfono. Sin duda, nos hemos vuelto perezosos cuando tenemos que marcar un número o buscar un nombre en nuestra lista de contactos. Ambas acciones mantienen una lucha constante, pero parece que condensar en varias  líneas escritas aquello que podría conllevar quince minutos enganchados al teléfono, ha conseguido que escuchar la voz de nuestros familiares y amigos a través de nuestros dispositivos sea cada vez más difícil. El icono de la aplicación de mensajería instantánea ocupa un lugar privilegiado en nuestras pantallas táctiles consiguiendo desbancar al icono que nos permite realizar una llamada de voz, pero qué ocurrirá cuando en los próximos meses whatsapp introduzca el nuevo servicio que incluye la posibilidad de realizar llamadas. ¿Conseguirá esta herramienta muchos adeptos? ¿Se acabará estrechando la brecha que separa las llamadas y los whatsapps?

‘Enganchados’ al whatsapp

La codiciada aplicación ha convertido tanto a padres como a hijos en adictos al móvil. Buscar el teléfono en el bolso o sacarlo del pantalón porque creemos que ha sonado se ha convertido en una actividad diaria. Nos molesta activar el modo silencio porque pensamos que podemos perdernos lo mejor de la conversación, como cuando te vas el primero de un reencuentro de amigos y al día siguiente te dicen que te perdiste lo mejor. Esto no puede suceder en whatsapp. Nos enfadaríamos con nosotros mismos. Ahora que padres e hijos están inmersos en el mundo de las nuevas tecnologías, y que whatsapp ha avanzado la incorporación de las llamadas de voz, habrá que esperar para saber por qué nos declinamos más. ¿Se reconciliarán las llamadas y los whatsapps?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.