Mejores 7 postres (pecados) capitales de España, repostería tradicional

Si pensamos en los 7 mejores postres de la gastronomía española podemos hacer un recorrido turístico de lo más dulce e interesante. Proponemos siete rutas gastronómicas llenas de dulzura y sin remordimientos por la gula. Desde las torrijas de Madrid a las bollinas de nuez asturianas.

En España se come muy bien, y las comidas se rematan mejor con un buen postre. La gastronomía pastelera y del dulce en la península ibérica tiene influencias que van desde la cocina árabe hasta la criolla, de influencia americana.

Con el número 1 de los siete mejores postres de España, la Tarta de Santiago

Un pastel o tarta de almendras, de claras raíces musulmanas. Curioso, esta tarta de masa de almendra molida, huevos y azúcar, ingredientes de la repostería árabe, lleva siempre grabada la cruz de Santiago, patrón de los reinos cristianos que combatieron al dominio musulmán durante la reconquista.

Tarta Santiago, con su indispensable Cruz

Tarta Santiago, con su indispensable Cruz

Quienes hagan el camino de Santiago, nunca mejor dicho, podrán tener el postre -colofón final comiendo una exquisita tarta en el lugar donde mejor las hacen, el Monasterio de Clausura de San Paio de Antealtares; en la misma ciudad de Santiago de Compostela. Es de clausura, así que para comprar las tartas debe conocer bien los horarios de atención al público, que se los facilitan en cualquiera de las oficinas de turismo o en este enlace.

Advertencia, cualquier tarta que coman o compren fuera de Santiago de Compostela (ciudad) no es una tarta de Santiago. Algo que parece obvio, pero que los pasteleros gallegos no se cansan de advertir exigiendo que al resto de tartas se les llame “de almendras” y no de Santiago.

Con el número 2 de los siete mejores postres de España, las torrijas de Madrid 

Receta fácil de torrijas con miel: cómo hacer torrijas fácilmente, postre típico de Semana Santa

Torrijas

Ahora que se acerca la Semana Santa se harán muchas torrijas en España, un postre de origen humilde y para poder seguir la cuaresma (no comer carne) comiendo algo consistente. Es un postre madrileño porque sería entre los agricultores del río Manzanares que surgió la idea de emplear el pan duro, de varios días, para mojarlo en leche o en vino, rebozarlo con huevo y freírlo en la sartén con aceite. Esas rebanadas en rebozo y doradas se endulzaban con miel o azúcar, mojadas con algún licor o sazonadas con canela.

Existen muchos lugares en Madrid con ricas torrijas, pero la más tradicional la encontrará en la Puerta del Sol, en la calle Mayor, nº 2; en La Mallorquina, fundada en 1894 y famosa en el mundo entero por sus bollos, como las napolitanas o los suizos.

Con el número 3 de los siete mejores postres de España, la Crema Catalana 

De la familia de las natillas, este postre es otro claro exponente de la inventiva popular para elaborar con ingredientes económicos suculentas comidas. Como otros muchos postres, éste tiene su origen en los conventos y monasterios durante la Edad Media, pues eran las monjas y los monjes quienes podían pasar más tiempo en las cocinas.

Crema catalana ¡¡Crema!!

 

Crema catalana ¡¡Crema!!

Se trata de una crema o base pastelera hecha de yema de huevo y cubierta con una capa de azúcar caramelizado (quemado) en su superficie para aportar un contraste crujiente. El origen más curioso de este postre tan catalán está en la leyenda que cuenta que unas monjitas en un convento catalán estaban haciendo un flan a un goloso e impaciente obispo y como no cuajaba y subía la base, se lo sirvieron tal cual estaba. El religioso, hambriento, fue a comer pensado que era postre frío pero se quemó y grito ¡¡crema!!, que en catalán significa ¡¡quema!!

Una excelente crema catalana se puede comer en Barcelona, según los usuarios de tripadvisor, en el Café Granja Viader. 

Con el número 4 de los siete mejores postres de España, los Sobaos pasiegos (Cantabria) 

Sobaos Pasiegos

Sobaos Pasiegos

Postre o pastel típico de las montañas cántabras. Sus ingredientes son un compendio de los productos que se dan en esa tierra, la leche y la mantequilla de las vacas de los Valles Pasiegos (de ahí el nombre). Se trata de un bizcocho de harina (antiguamente era masa de pan) con mantequilla, huevos y ralladuras de limón.

Los valles montañosos que hacen mejores sobaos serían los de Selaya y Vega de Pas, de visita obligada cuando se viaja por la cornisa cantábrica. Un lugar donde encontrar los mejores Sobaos pasiegos es en Selaya (Cantabria), en la tradicional Casa Macho.

Con el número 5 de los siete mejores postres de España, la Ensaimada (Baleares) 

El que no regresa a su casa con una ensaimada de Mallorca es porque no quiere a sus amigos o familiares lo suficiente. Este postre de las islas Baleares tiene forma de caracola gigante de mar, es una base de masa azucarada cuyo ingrediente esencial de manteca de cerdo, saim en árabe, le dio el nombre. Existe un debate sobre el origen de este postre en las islas, ya que el cerdo es un alimento prohibido en el Islam y se especula con que sea oriental pero más antiguo, fenicio quizás.

Caracola, ensaimada de Mallorca

Caracola, ensaimada de Mallorca

Se usa también el cabello de ángel como ingrediente, lo que habla de su “cristianización” en la Edad Media. En Mallorca se come y se puede comprar una excelente ensaimada en Can Joan de S’Aigo en pleno casco antiguo de la ciudad de Mallorca, con más de 100 años sirviendo chocolate y ensaimadas.

Con el número 6 de los siete mejores postres de España, las Yemas de Santa Teresa (Ávila) 

Podría parecer que el origen de este postre está claro, que se hacía en los conventos durante la época de la célebre santa de esa ciudad castellana; pero no es así, es incierto. Por sus ingredientes básicos, yema de huevo y azúcar, muchos piensan que es de origen árabe y que en época ya más reciente, a partir del XVI, se popularizó por hacerse en todos los conventos (que son muchos) de Ávila.

Yemas de Santa Teresa de Ávila

Yemas de Santa Teresa de Ávila

Otros orígenes son más prosaicos, se habla que es una invención de un pastelero, Isabelo Sánchez, hace 130 años y que aún tiene su familia pastelerías en Ávila.

Con el número 7 de los siete mejores postres de España, las bollinas de nuez asturianas (Asturias)

Bollinas de nuez de Asturias

Bollinas de nuez de Asturias

Las bollinas de nuez o casadielles asturianas son una delicia de la gastronomía del norte de España no tan conocidas como sus primas hermanas, las quesadillas. Son empanadillas dulces, hechas de masa de harina de trigo, que se aromatizan con anís y suelen rellenarse de nueces o avellanas, azúcar. Se fríen y doran, para servir con azúcar espolvoreada por encima. Se pueden comer las mejores bollinas de nuez en Casa Vieja del Satre en Soto de Luiña, Cudillero (Asturias).

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.