Los desafíos de Martino en la Selección Argentina

El exentrenador del Barcelona, hoy al mando del conjunto nacional, tiene por delante la misión de continuar la muy buena tarea de Alejandro Sabella, con la consolidación de un grupo de jugadores como ícono de su gestión. Cerrará el año con dos amistosos, frente a Brasil y Hong Kong, en el mes de octubre.

Oficialmente, el ciclo vio la luz hace poco más de dos semanas, cuando la Argentina venció a Alemania en Dusseldorf por 4 a 2. Allí, en un choque en el que Lionel Messi no fue de la partida y que ya había sido pactado antes de la Copa Mundial de Brasil 2014 -curiosamente terminó siendo la final de dicho evento- el equipo mostró algo de lo que Martino pretende inculcarles a los jugadores. Fue solo un primer pantallazo, pero pudo observarse una actitud agresiva, de predilección por atacar y de buen trato del balón.

Los partidos amistosos con los que despedirá el año de actividad, ante Brasil en China y Hong Kong en ese país, servirán para seguir analizando si el estilo a plasmar en el campo se asemejará más al Newell’s Old Boys con el que obtuvo el Torneo Final de Argentina 2013 y exhibió un juego vistoso o a la selección de Paraguay, alcanzando los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010 con un estilo de juego mucho más físico y aguerrido. Recientemente, el propio entrenador reconoció que lo ideal sería lograr una mezcla entre ambos tipos de juego.

Mascherano, a la cabeza del grupo

Más allá de lo que se vea en el césped, mantener el sentido de pertenencia por parte de los jugadores vistiendo la camiseta argentina conseguido por el cuerpo técnico anterior encabezado por Sabella, seguirá siendo vital en términos de solidaridad tanto adentro como afuera de la cancha. Javier Mascherano se erigió, en ese sentido, como líder positivo en el plantel y fue escogido como símbolo por los valores que el volante del Barcelona supo transmitir. Angel Di María, traspasado del Real Madrid al Manchester United en esta temporada, es otro de los estandartes que habrá que cuidar para que siga mostrando su mejor versión.

Además, Martino ponderó lo hecho, por ejemplo, por la denominada Generación Dorada, como se la llama a la selección Argentina de básquet, cuyos integrantes demostraron durante la década anterior un compromiso inalterable a a la hora de representar al país.

La supuesta renuncia de Messi

Luego del amistoso frente a Alemania se instaló el rumor de que el astro del Barcelona “se tomaría un descanso” y se alejaría momentáneamente del conjunto albiceleste, que tomó estado público gracias a que Julio Grondona (h), hijo del presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) fallecido recientemente, aseguró haberle pedido a Messi “que siga en la selección” por encontrarse “fastidioso” a raíz de las críticas recibidas post Mundial. Hasta el momento, se trata solo de una falsa alarma.

A esta altura, nadie duda de que cualquier atisbo sobre la ausencia de Messi genera un revuelo a nivel mundial y un trascendido, por más falso que resulte, llama la atención. El Tata lo conoce bien a Lionel y seguramente tendrán el diálogo suficiente como para que el tema no se convierta en una bola de nieve.

Posibles convocatorias de Martino a futuro

Erik Lamela, ya convocado para el mencionado amistoso en Dusseldorf, Lucas Ocampos (Mónaco), Matías Kranevitter (River Plate) y Federico Mancuello (Independiente), todos de gran presente en sus respectivas ligas, asoman como posibilidades para lo que viene y Martino asistió a diferentes partidos en los que estos jugadores dijeron presente. También se puede sumar a la lista a Lucas Romero, medio centro de Vélez Sarsfield, quien estuvo coqueteando con el Sevilla de España y finalmente se quedó en la Argentina.

Martino, pensando en el futuro de la Argentina

Martino, pensando en el futuro de la Argentina

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.