Los aspectos planetarios

Las relaciones que por ángulo (aspectos) guardan los planetas en una carta astral, son los elementos que nos darán la información medular de un caso particular.

Luego de determinar las posiciones en los signos zodiacales de Ascendente, Medio Cielo y planetas de una carta natal específica, así como las cúspides de casas, al astrólogo le resta establecer los aspectos planetarios, esto es, determinadas relaciones que por angulación pueden llegar a formarse entre estos planetas y demás elementos.

Los ángulos a considerar

Los ángulos a considerar para determinar aspectos, son los que siguen (con sus nombres):

  • 0º (Conjunción)
  • 30º (Semisextil)
  • 45º (Semicuadratura)
  • 60º (Sextil)
  • 72º (Quintil)
  • 90º (Cuadratura)
  • 120º (Trígono)
  • 135º (Sesquicuadratura)
  • 150ª (Quincuncio)
  • 180º (Oposición)

Estos mismos aspectos se dividen en dos conjuntos, armónicos e inarmónicos, y aún, en dos categorías más, dependiendo de la fuerza con la que funcionan. Primero, se dará la clasificación según esta segunda premisa.
Así, los aspectos más importantes son la conjunción, sextil, cuadratura, trígono y oposición. Todos los demás son aspectos secundarios.

Aspectos armónicos e inarmónicos

En la antigüedad, directamente se los llamaba “benéficos” y “maléficos”, pero en la actualidad, para restarles la connotación inquietante que esas palabras parecen querer proferir, se ha preferido cambiarlas por las de “armónicos” e “inarmónicos”.
Aspectos decididamente armónicos entonces son: Semisextil, sextil y trígono.
Los inarmónicos son: Semicuadratura, cuadratura, sesquicuadratura y oposición.
La conjunción será armónica o inarmónica, dependiendo de la calidad de los planetas que intervengan (pudiendo ser estos, también, “armónicos” o “inarmónicos”). Cabe destacar también que la conjunción es el aspecto más poderoso de todos, razón por la cual, por armónico que sea, siempre resulta algo traumático experimentarlos.
Los quintiles son neutros, al igual que la conjunción, dependerá su polaridad de la calidad de los planetas involucrados.
De los quincuncios se dice que son “convertibles”; de manera natural funcionan como inarmónicos (nunca nada demasiado grave, pequeños fastidios) pero se cree que poniendo voluntad y consciencia sobre ellos puede invertirse la polaridad de sus efectos, o al menos, volverlos inocuos.

Orbes de aspecto

Siempre se considera un margen para la consideración sobre la formación de aspectos, de más/menos X cantidad de grados, dependiendo de la importancia y calidad de los planetas involucrados, pudiendo ir esos márgenes desde los 10º a los 2,5º, aun cuando existen diferencias de criterios entre los astrólogos, respecto de los orbes a considerar en cada caso. El Sol y la Luna siempre comprenden un mayor orbe.

Significaciones particulares de los aspectos

Sería muy extenso para esta ocasión explicar las significaciones específicas para cada aspecto, no obstante se esbozará una breve sinopsis, en la forma de enunciar “palabras clave” que los caracterizan.

Conjunción: Combinación de energías, conflicto agudo y principal, unidad, singularidad. La conjunción entre dos o más planetas puede ser un enorme beneficio para un sujeto, indicando algún tipo de singularidad, o un enorme conflicto a resolver.
Oposición: Separación, escisión, polaridad. La manera de sufrir una oposición es que la persona no puede ver los dos aspectos complementarios de un fenómeno o un problema, no puede ver “las dos caras de una misma moneda”.
Trígono: Dinámicas, desarrollo y recursos fluidos y armónicos, creatividad.
Cuadratura: Caos, conflicto, violencia. Divergencia de necesidades.
Sextil: Recursos mentales, afectivos y sociales. Armonía creativa.
Quincuncio: Servilismo, compulsividad (a menos que la persona se fuerce en reconocer y revertir esta situación, en que el aspecto comenzará a funcionar de manera más parecida al sextil).
Quintil: Clave de éxito.
Semicuadratura: Tensión latente, rechazos, bloqueos, represiones.
Sesquicuadratura: Comportamiento compulsivo.
Semisextil: Tendencia material o espiritual hacia la integración armónica.

Configuraciones

Se llama configuraciones cuando dos o más aspectos forman el dibujo de una figura geométrica cerrada (no esbozada o sugerida), estando conformada por aspectos armónicos, inarmónicos, o en combinación de las dos clases.

Replanteo de la naturaleza de los aspectos planetarios

En la astrología moderna, cada vez se duda más acerca de que los aspectos inarmónicos tengan que ser necesariamente “malos”, como los armónicos necesariamente “buenos”. Todavía más significativo resulta el caso de análisis de configuraciones, donde se encuentra que en situaciones donde aparecen figuras conformadas no más que por aspectos inarmónicos, muchas veces resultan muy beneficiosas al dueño de la carta, toda vez que si bien le conforman estructuras psicológicas, en tal o cual aspecto de la vida, más ríspidas o ásperas, también le confieren una vitalidad, entusiasmo, vigor, potencia, como no brindan los aspectos armónicos.
Igualmente, muchas veces una superioridad en número de este último tipo de aspectos, depara cierta lasitud, pereza, conformismo y superficialidad, a la persona que los soporta en su carta.

Los aspectos planetarios

Amazon España: EUR 10,08

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: EUR 10,08

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Amazon España: -

Amazon Reino Unido: -

Amazon Estados Unidos: -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.