Las enfermedades emergentes más temidas

La OMS tiene una lista con las enfermedades emergentes que considera deben ser una prioridad en investigación y prevención. Descúbrelas.

A lo largo de la historia las enfermedades han jugado un papel crucial. La peste arrasó Europa en varias oleadas, la viruela y otras enfermedades arrasaron a los americanos durante la conquista y la llamada gripe española mató a millones de personas a comienzos del siglo XX. Estos son sólo tres ejemplos pero hay muchos más.

Las enfermedades emergentes que más teme la OMS

Queda claro que una gran epidemia puede llegar a causar estragos en la población. En la actualidad la globalización ayuda a la propagación de enfermedades, de forma que se propicia que una enfermedad pueda convertirse en pandemia.

Con esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó una lista con las enfermedades emergentes que considera que deben ser una prioridad a combatir. Son enfermedades que por sus características pueden convertirse en un gran problema de salud pública a nivel global.

El ébola es una de las enfermedades emergentes

Micrografía del virus del ébola – CC-by NIAID

Estas enfermedades emergentes son:

  • La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo
  • El ébola
  • La enfermedad por el virus de Marburgo
  • La fiebre de Lassa
  • El MERS
  • El SARS
  • La enfermedad por el virus de Nipah
  • La fiebre del valle del Rift

El objetivo es conocer mejor estas enfermedades para combatirlas y en último término poder desarrollar una cura.

La fiebre de Crimea-Congo se transmite por garrapatas

La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo se detectó por primera vez en los años 40. Se transmite a través de la picadura de ciertas garrapatas, especialmente las del género Hyalomma (en la imagen de abajo), o del contacto con sangre o tejidos infectados. A los pocos días comienzan a aparecer los síntomas de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo. La mortalidad de esta enfermedad puede llegar al 30%.

En cuanto a su localización, esta enfermedad aparece habitualmente en países como Turquía, Rusia o Irán. También aparece en zonas de África, en los países del este de Europa y en Asia Central, así como en Oriente Medio. En el año 2016 se detectó por primera vez un caso local en Europa Occidental. Un hombre murió tras contraer la enfermedad después de que le picara una garrapata en la provincia de Ávila, España. Además, una enfermera que le atendió también se infectó.

Garrapata Hyalomma rufipes

Garrapata Hyalomma rufipesCC-by-sa Alan R. Walker

Enfermedades emergentes: el ébola y el Marburg

El virus del ébola se conoce desde 1976 y se transmite por contacto directo con un animal infectado o con una persona infectada. La mortalidad puede variar según el brote y la variedad de virus de ébola activo, aunque se sitúa entre el 25% y el 90%. La mayor epidemia de esta enfermedad tuvo lugar entre 2013 y 2016 en África Occidental. Durante el mismo se infectaron unas 28.000 personas y fallecieron más de 11.000. En la actualidad existe una vacuna en los últimos estadios experimentales.

Mientras, otro virus virulento, el Marburg apareció unos años antes que el ébola, en 1967. Su primer brote conocido afectó a Alemania y Yugoslavia y se debió a la importación de varios macacos infectados desde Uganda. Desde entonces se han producido otros tres brotes de cierta entidad en Uganda (2012), Angola (2004-2005) y República Democrática del Congo (1998-2000).

Ébola: tan cerca y tan lejos

Amazon España: EUR 19,95

Amazon Reino Unido: £24.95

Amazon Estados Unidos: $63.89

Otras enfermedades que la OMS considera peligrosas

La cuarta de las enfermedades emergentes que preocupan a la OMS de la lista es la fiebre hemorrágica de Lassa. Fue descrita en los años 50 pero el virus no pudo ser identificado hasta el año 1969. Se considera endémica de varios países de África Occidental y un estudio del año 2007 (Ogbu O. et al) apuntaba a que al año se producen unas 5.000 muertes por esta enfermedad en la región. No existe vacuna para la fiebre de Lassa.

El MERS y el SARS son dos síndromes respiratorios provocados por coronavirus e identificados por primera vez en el siglo XXI. El MERS (Síndrome respiratorio de Oriente Medio) fue identificado por primera vez en el año 2012 en un caso en Arabia Saudí. Desde entonces se han confirmado un total de 2.220 casos, de los cuales 790 de esos pacientes murieron. Destacan dos brotes, el de Arabia Saudí en 2014 y el de Corea del Sur en 2015.

Mientras tanto, el SARS (Síndrome respiratorio agudo grave) apareció en el año 2002 por todo lo alto y hasta hoy no ha vuelto a registrarse ningún caso. El brote comenzó en China y afectó a más de 8.000 personas, de las que 775 fallecieron. El brote epidémico finalizó en junio de 2003 tras afectar a personas en 37 países diferentes y poniendo de relieve la vulnerabilidad actual ante una enfermedad de rápido contagio.

Manual de enfermedades infecciosas

Amazon España: EUR 22,23

Amazon Reino Unido: £20.74

Amazon Estados Unidos: $31.97

La enfermedad por el virus del Nipah está vinculada a murciélagos

Médicos contra el ébola

Médicos entrenándose contra una enfermedad emergente – CC-by UK DFID

La infección por el virus del Nipah se identificó por primera vez en el año 1998 en Malasia y al año siguiente se consiguió aislar en laboratorio. En ese primer brote más de 100 personas murieron de un total de unos 260 casos. Posteriormente han aparecido otros brotes epidémicos, aunque de menor envergadura, en países del sur y sureste de Asia, especialmente en Bangladesh. El último tuvo lugar en 2018 en la India, donde fallecieron 17 personas.

Este virus está especialmente vinculado a los murciélagos frugívoros del género Pteropus, por eso la zona en la que han aparecido los brotes de virus de Nipah se encuentran en la región del hábitat de estos mamíferos voladores. Además, el virus se ha podido aislar o se han encontrado anticuerpos contra el mismo en murciélagos de Camboya, Tailandia, Madagascar y Ghana.

La fiebre del valle del Rift ha aparecido en casi toda África

Para finalizar con este repaso a las enfermedades emergentes que la OMS considera más peligrosas nos encontramos con la fiebre del valle del Rift. Es, de las 8, la que se identificó hace más tiempo, en el año 1931. Sin embargo, ya se conocía de su existencia con anterioridad por afectar al ganado.

Esta enfermedad se transmite principalmente por el contacto directo con animales infectados con el virus. Los brotes de fiebre del valle del Rift han aparecido principalmente en el Sur y Centro de África, así como en el Sahel, Yemen y Arabia Saudí.

Además, otras enfermedades han sido consideradas como ‘serias’ por los expertos de la OMS, lo que sería un escalón de preocupación inferior a las 8 más peligrosas. Estas enfermedades son el Zika y el chikungunya.

Los murciélagos pueden contagiar enfermedades

Biólogo agarra un murciélago en un entrenamiento contra enfermedades infecciosas – Imagen de US Air Force

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.