En el Espacio que la Fundación Telefónica de Madrid (calle Fuencarral, 3), hasta el 17 de enero de 2016, se podrá ver la exposición de los Strandbeest (Bestias de la playa), de Theo Jansen

La lucha contra un mar avasallador

No es extraño que un holandés como lo es Theo Jansen esté obsesionado por la subida del mar y el espacio que el agua va arrebatando a la tierra. Los Países Bajos llevan siglos en esta contienda. Resistir el envite del mar les ha exigido desarrollar ingeniosas técnicas de construcción, planes inteligentes y una complicada gestión de los recursos. Pero nada comparable a estos extraordinarios seres, máquinas o monstruos, que Theo Jansen ha construido para tan función.

“El mar no hace más que subir, y esto amenaza con hacer retroceder los límites de nuestra tierra hasta donde estuvieron en el medievo. Y todos sabemos que en ese minúsculo trocito que nos va a quedar poco podremos hacer. Por tanto, la gran cuestión es: ¿cómo hacer llegar más granitos de arena a nuestras dunas? Sería fantástico si tuviéramos unos animales que removieran la arena de nuestras playas, que la arrojaran al aire, para que, a continuación, el viento se encargara de llevarla hasta las dunas”.

Criaturas indefinidas y perturbadoras

Los Strandbeest están realizados con tubos de plástico y lonas. Poseen una difusa y mezclada apariencia que va desde los seres prehistóricos hasta los antiguos barcos de vela, pasando por una especie de arácnidos marinos, con las que el holandés ha creado su propia teoría de la evolución y de la selección natural. Los aparatos que resultan útiles sobreviven y saltan a las siguientes generaciones. Los que no funcionan, acaban extinguidos; no olvidemos que Theo Jansen, mitad ciéntifico (se formó como ingeniero y científico en la Universidad Tecnológica de Delft,), mitad artista, las crea con una finalidad práctica. Las bestias de playa han desarrollado cerebros, trompas, estómagos y extremidades para anclarse al suelo.

Una exposición, sin duda, original y muy adecuada para visitar con niños. Estas criaturas perturban al mirarlas de cerca e, incluso, mucho más si se ven en movimiento. El Espacio Fundación Telefónica será el hogar de estos seres con nombre latinos, hasta el 17 de enero de 2016: Ordis, Currens Vaporis, Currens Ventosa, Rhinoceros Tabulae o Percipiere Primus, los cuales ocuparán la tercera planta. Algunos incluso caminarán por las salas de la exposición. Habrá también exhibiciones de movimiento en sala de las criaturas de miércoles a viernes a las 18:30 horas y los sábados y domingos a las 12:00, 13:00 y 17:30 y 18:30 horas. Entrada gratuita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.