‘La Zona’, la ficción original y transmedia de Movistar+

Movistar+ presenta una nueva ficción de producción propia, La Zona, una serie de ocho episodios que narra una intriga criminal relacionada con una zona de exclusión, fruto de un accidente nuclear ocurrido en una central de Asturias. La propuesta, escrita y dirigida por los hermanos Sánchez-Cabezudo, cuenta con un solvente reparto encabezado por Eduard Fernández.

La investigación de un crimen tras un accidente nuclear

La Zona, serie original de Movistar+.

La Zona, ambicioso proyecto creativo producido por Movistar+, estrenó su primer episodio el pasado 27 de octubre. Tras una intensa campaña de promoción, la llegada de la propuesta original de Movistar ha sido muy bien recibida por la crítica, que la señala como un hito de la ficción televisiva española. La Zona se hermana directamente con la pionera Crematorio, por muchos motivos: su naturaleza de producción original de una plataforma de contenidos privada (donde antes estuvo Canal Plus, ahora se trata de Movistar+); los responsables creativos tras ambos proyectos: Jorge y Alberto Sánchez-Cabezudo; y su estructura narrativa, basada en un número relativamente pequeño de episodios.

El primer episodio de La Zona dio el pistoletazo de salida a un proyecto que pretende ir más allá de los ocho capítulos del relato. Se pone así de manifiesto la intención de los responsables de hacer de la serie el núcleo de una narrativa transmedia más amplia, en la que intervengan formatos y ventanas de exposición que superan los límites tradicionales de la televisión.

¿Qué cuenta La Zona?

Populares caras del audiovisual español forman parte del elenco

La serie cuenta con un reparto muy sólido.

La serie se ubica en Asturias, en una región marcada por el accidente en una central nuclear sucedido unos años atrás. El protagonista, el inspector Héctor Uría, se reincorpora a su trabajo tras superar las secuelas de la catástrofe. Al poco de su llegada, Uría deberá afrontar la investigación de un terrible asesinato dentro de los límites de la zona de exclusión, en la que la radiación sigue siendo muy peligrosa.

A la investigación criminal, que supone el esqueleto narrativo, se añade el estudio de personajes que pueblan la historia y que muestran las diferentes ramificaciones personales provocadas tras el accidente de la central.

Los responsables creativos, Jorge y Alberto Sánchez-Cabezudo, son profesionales de largo recorrido en la escritura de guiones y la realización en televisión y cine. Ambos estaban detrás de Crematorio, serie con la que La Zona tiene evidentes y ya mencionados lazos.

En cuanto al reparto destacan numerosos rostros populares de los medios audiovisuales españoles, comenzando por el protagonista Eduard Fernández, ganador, entre otros galardones, de dos premios Goya. Junto a él, aparecen Alexandra Jiménez, Álvaro Cervantes o Emma Suárez, a los que se irán sumando (según se anuncia en la página web de la serie) Sergio Peris-Mencheta, Juan Echanove o Manolo Solo.

¿Por qué La Zona resulta interesante?

La serie ha sido recibida con un entusiasmo crítico extendido. No son pocos los medios que la han calificado de mejor serie española de los últimos tiempos. Las comparaciones siempre son odiosas (ahí están propuestas como El Ministerio del Tiempo, Vis a vis o La casa de papel para generar controversia), pero sí puede afirmarse que La Zona es una serie muy sólida.

Tanto la factura como la explotación de la producción resultan pioneros

La serie apuesta por una temática y una estructura formal originales.

El guion está desarrollado sin prisas, ya que los escritores son conscientes de que cuentan con tiempo para hacer avanzar tanto la trama como los rasgos psicológicos de los personajes. Elementos como la fotografía o el diseño de producción están cuidados al máximo, generando un ambiente formal perfectamente relacionado con la historia planteada. Y, huelga decirlo, el reparto es muy solvente, algo esperable en vista de los nombres que forman parte del elenco.

La ambición creativa de La Zona se hace evidente al comprobar los referentes audiovisuales citados por los hermanos Sánchez-Cabezudo: Fargo y Treme, dos de las series más significativas en cuanto a interés estético y repercusión social de la última década. Todos estos elementos configuran una propuesta audiovisual de enorme atractivo.

La Zona también destaca por su apuesta por la transmedialidad. Al relato audiovisual se añaden juegos, podcasts y formatos derivados, así como una wiki y una página web con contenidos complementarios. Por supuesto, hay que señalar la intensa presencia de la serie en redes sociales.

A modo de conclusión

En un panorama audiovisual como el español, La Zona se erige como una propuesta muy original tanto en su aspecto formal y narrativo como en su dimensión de relación con los espectadores. Se trata de una apuesta consistente, apoyada en la experiencia creativa de sus responsables y en la indudable calidad de su reparto. A ello se suma una innovadora idea de explotación y exhibición, combinando distintos formatos y ventanas de consumo. Todo ello hace de La Zona un producto audiovisual digno de interés, y que merecerá el seguimiento y la atención de público y crítica.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.