La piedra luna, la gema del sueño reparador

El gran Enrique Jardiel Poncela citó una frase magnífica que bien se podría atribuir a esta gema natural tan especial: “alguien ha dicho que la luna está tan pálida porque hace exclusivamente vida de noche“. Y es que, la piedra luna además de engalanarnos con ese color blanco plateado lechoso, nos puede aportar grandes beneficios no solo durante el día sino también por la noche, pues se le atribuyen propiedades sanadoras y reparadoras del sueño.

La piedra luna, también conocida como adularia y ojo de pez así como la piedra del espíritu, es un mineral de la familia de los feldespatos y está compuesta por sodio y calcio. Compuesta por capas internas que reflejan la luz mutuamente, se dice que está unida a la luna y siempre se le ha asociado con las deidades de ésta. Y desde Espacio Mundo aseguran que “nos pone en contacto con el inconsciente del planeta y nuestras vidas anteriores, además de que nos garantiza un sueño reparador ayudando a analizar nuestros sueños para realizar un trabajo profundo sobre ellos si así se desea“.

La piedra luna: concepto, yacimientos y curiosidades

Esta gema semipreciosa debe su nombre a ese relucir blanco muy parecido al brillo de la luna. Con una luz azulada-blanquecina que la convierte en mágica, pues según los gemólogos, la adularescencia se origina de la estructura interior de la piedra preciosa en láminas o escalas. Según algunos expertos en la piedra de luna, su origen está relacionado con la religión wicca, ya que las joyas que se utilizan en sus rituales son creadas, mayoritariamente, con este mineral y plata.

Los yacimientos más conocidos de la piedra luna se sitúan en la India, Birmania, Estados Unidos o Austria, aunque en otras partes del planeta como en Noruega, Australia, Sri Lanka, Polonia o Madagascar también pueden encontrarse aunque en menor cantidad.

Esta gema mágica tan parecida a la luna ha sido muy popular en todos los tiempos (al igual como el lapislázuli, el ámbar, la malaquita o el ágata) y sobre todo fue muy utilizada en el “Art Nouveau” hace un siglo atrás. Trabajado por el orfebre francés René Lalique y sus contemporáneos, la usaban para crear auténticas obras de arte que ahora solo pueden encontrarse en museos y que en este enlace podrás admirar algunas de ellas.

Desde Espíritu Gaia, se dice que la civilización romana creía que estaba compuesta de rayos de luz de luna y que antiguamente se decía que los amuletos creados de piedra luna se colgaban sobre frutales para que tuvieran una cosecha más abundante. En la India, sin embargo, es considerada sagrada y está dedicada a la dios luna.

Usos y propiedades de la piedra luna

Hace unos instantes te he avanzado que los usos de la piedra luna se limitan básicamente a la joyería y, según el portal minerales mágicos,  también a la industria de cerámica y vidrio, a diferencia de otras piedras naturales como las perlas, la amatista o el jade, entre otras, que también son utilizados en productos cosméticos. Las joyas creadas con esta gema son magia pura, son realmente preciosas, y algunas firmas como Pandora o Aristocrazy, entre otras, se rinden ante ella.

Lo que no sabe mucha gente es que la piedra luna esconde algunos secretos en forma de propiedades curativas y esotéricas (incluídos los chakras). Y es en ese sentido como se decanta el editor de la publicación Terapias Naturales Gaia al afirmar que la adularia también es conocida como “la piedra espiritual” y ayuda en la profunda curación emocional, en desórdenes del tubo digestivo relacionados con el estrés así como con la ansiedad.

Pero no solo queda ahí, sino que la piedra luna es tan mágica y despliega tantos efectos que aporta también otros beneficios en el ciclo reproductivo femenino, “en la concepción, en el embarazo o en el parto, así como en sistemas digestivos, en la glándula pineal, equilibrio hormonal, en enfermedades oculares, entre otros, y está llena de energía receptiva, pasiva y femenina y es capaz de equilibrar las energías masculina-femeninas. Además abre la mente a los impulsos irracionales“.

Dolors Abril, terapeuta de cristales y maestra de reiki japonés y tibetano, colaboradora de la publicación Me siento, por su parte, asegura que esta gema tiene la facultad de captar los estados de ánimo de su portador y en función de ese estado cambia su tonalidad, tornándose en azul brillante en caso de que sea positivo y quedándose sin brillo y oscureciéndose si es negativo. Además alega que ayuda a adaptarnos a nuevas situaciones armonizando las emociones y nos ayuda a relajarnos, por lo que recomienda que llevar una piedra luna a la cama hará que tengamos un sueño reparador.

Misterios con Xana, añade además que atrae la buena suerte y favorece en los juegos de azar.  En este vídeo de YouTube podrás ver todo lo que da de sí la adularia.

Cuidado de la piedra luna

En cuanto al cuidado, varias publicaciones abogan por que esta gema, al igual que la piedra de luna arco iris, la piedra del sol y la labradorita, puede ser expuestas a limpieza a vapor pero en ningún caso a la limpieza de ultrasonidos.

En cuanto a cómo limpiar la adularia, es suficiente con sumergirla en agua con sol y para cargarla basta con exponerla a la luna llena.

Ritual para saber cómo colocar la adularia

Son varias las publicaciones entre los que se encuentran Esoterismos o Piedras y gemas, las que hablan acerca de cómo la piedra luna puede favorecer y obtener unos resultados u otros según en qué Chakra se coloque.

Así, de todas ellas se desprende que de ser colocada en el Chakra base, las personas tímidas se abren un poco más. Sin embargo, si se coloca en el Chakra umbilical, elimina las tensiones de las emociones del abdomen y favorece el funcionamiento del aparato digestivo. Sobre el Plexo solar consigue que los viejos problemas sean comprendidos. En cuanto al Chakra del tercer ojo, incrementa la psique y si se coloca encima de la  cabeza y en cada uno de los hombres y caderas, alivia dolor menstrual y conseguirá relajarnos.

Rituales con la piedra luna

Existen numerosos rituales para realizar con la piedra luna. Algunos como para atraer el amor, para perder peso o para la jardinería son solo algunos de ellos. Desde esta web, se dan todas las claves que necesitas saber.

Advertencia: Las piedras naturales nunca se pueden utilizar como sustitutivo de tratamientos médicos convencionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *