Jacqui Dillon: Trauma y Disociación

Leyendo a la maravillosa activista Jacqui Dillon, una se espera pasar un rato, intenso, por lo menos.

Jacqui Dillon. Trauma y Disociación.

Jacqui no es políticamente correcta pero sí es tremendamente inspiradora. Sus palabras emocionan hasta al más insensato de los mortales.

Leer a Jacqui es como descubrir que la palabra psicópata no existe o, mejor dicho, no tiene razón de ser. Porque sabes de sobra que, tarde o temprano, te emocionarás por el camino.

Su tono es absolutamente cercano y accesible, tanto que no duda en responder a todas tus preguntas.

Una mujer que ha hecho del sufrimiento su liberación.

Sus palabras saben a cuento para no dormir… y sus cuentos, a realidad pura y dura.

Jacqui habla del Trauma y lo hace siempre desde la Recuperación. En su mochila no hay lugar a victimismos reaccionarios ni dramas sonoros.

La verdad es que hoy en día, aún son pocos los autores que hablan del Trauma, y lo hacen desde la Recuperación.

Naturalmente,, resulta más sencillo ensimismarse con la historia propia, incluso regocijarse en ella… cualquier cosa con tal de no reconocer con humildad, que hay cosas que nos hacen sufror pero, sobre todo, que TODO TIENE UN FINAL.

Jacqui desmitifica a la perfección los factores que intervienen tanto en el trauma como en la disociación, y lo hace EN PRIMERA PERSONA. ELLA LO HA VIVIDO. De ahí la solemnidad de una oratoria digna de las mejores estrategas motivadas.

Jacqui da naturalidad a algo que resulta aún un tabú en muchas familias de diversos países occidentales. Hace fácil lo difícil. Solo por eso, merece la pena reparar en su literatura.¿A qué esperas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.