¿Qué hago yo ahora con mis ahorros?

6

Hasta hace poco estábamos acostumbrados a negociar con las entidades bancarias interesantes rentabilidades por nuestros ahorros, entonces la remuneración a plazo fijo por nuestro dinero podía llegar a rondar fácilmente el 4,5%, si no más. Desgraciadamente hoy en día ya no es así, y los tipos de interés que las entidades ofrecen por los plazos fijos han bajado drásticamente. Evidentemente, si queremos mejores rentabilidades por nuestros ahorros, toca cambiar de productos pero, ¿cómo? En este artículo veremos una alternativa razonable al plazo fijo.

Hasta hace pocos años no era descabellado conseguir rentabilidades próximas al 4,5% para nuestras imposiciones a Plazo Fijo; en aquel momento se estaba justo en el punto más álgido de la actual crisis, sufriendo una reestructuración total del sector de las Cajas de Ahorro, con el nivel de confianza en el Sistema Bancario español un poco en entredicho y con otros factores como la Prima de Riesgo española por las nubes; en ese contexto, muchas entidades bancarias, viendo la cerrazón que existía en el mercado mayorista del dinero, optaron por ir a captar recursos invertibles en el mercado minorista y a cualquier precio. En pocas palabras y para que todo el mundo lo entienda, que como era difícil conseguir grandes sumas de dinero en los Mercados, muchas entidades empezaron a competir de manera agresiva por captar los depósitos en manos del público, esta feroz competencia, o “guerra de pasivo” las llevó pagar rentabilidades muy por encima de lo que hubiera sido normal en ese momento.

No obstante, esta situación pasó y el Banco Central Europeo empezó a inundar los Mercados de dinero a base de un ambicioso programa de compra de Deuda que ha conseguido bajar las Primas de Riesgo a niveles aceptables, los Mercados de dinero se han normalizado bastante y, si a todo ello le añadimos que el proceso de reestructuración bancaria está ya muy avanzado, podremos entender fácilmente que esa imperiosa necesidad de recursos invertibles que tenían las Entidades Bancarias ya no será el mismo hoy en día. En pocas palabras, que los tipos de interés que los Bancos están dispuestos a pagar por las imposiciones a Plazo Fijo es mucho más bajo que hace tres años, y más teniendo en cuenta la situación actual; de hecho, hoy uno tendría suerte si consiguiera un Plazo Fijo a más de un 0,75%. No obstante, ¿cómo es la situación actual?

Tipos de interés muy bajos: La trampa de la liquidez

La trampa de la liquidez es una situación especial que se estudia en las asignaturas de Economía de medio mundo. Consiste en un caso atípico en el que el precio del dinero tiende a cero, para explicarlo mejor, nada mejor que una cita directa de la Wikipedia:

El término trampa de la liquidez es empleado en la teoría económica para describir una situación en la que los tipos de interés se encuentran muy bajos, próximos a cero en el que la preferencia por la liquidez tiende a hacerse absoluta, es decir las personas prefieren conservar todo el dinero antes que invertirlo, por lo que las medidas tendientes a aumentar la masa monetaria no tienen ningún efecto para dinamizar la economía y las autoridades monetarias no pueden hacer nada para llevar la tasa de interés a un nivel adecuado.

Huelga hacer ningún comentario, nada mejor que una buena explicación. Pues bien, señores, esta es la situación actual, la Política Monetaria en estos casos sirve de bien poco para intentar subir los tipos de interés. Hay que tener en cuenta que una simple subida del Euribor en un modesto 0,20% teniendo en cuenta los tipos de interés actuales representaría una subida de sobre el 100%, y una subida así no se ve todos los días. De hecho, al menos en teoría, en una situación de Trampa de la liquidez lo que sí que funcionaría a Largo Plazo sería una política expansiva del Gasto Público, pero, seamos realistas, ¿no está de moda actualmente aquello que llamamos Políticas de Austeridad?

En conclusión, que la situación actual va para largo, al menos, de momento. El problema es que el cliente bancario amante del Plazo Fijo se debe conformar actualmente con rentabilidades del orden del 0,5% anual y, en el mejor, mejor de los casos, sobre un 1%. Así pues, señor inversor-amante-del-plazo-fijo, toca evolucionar, toca ir a otros tipos de productos financieros que puedan suplir esta falta de rentabilidades.

¿Dónde se puede conseguir más rentabilidad?

Fuente: www.CNMV.es

Fuente: www.CNMV.es

Veamos una posible opción al alcance de todos, los Fondos de Inversión. Si compramos un patrimonio diverso, lo valoramos, lo dividimos en participaciones y lo vendemos a inversores y, aparte, calculamos diariamente el valor de este patrimonio, tendremos algo muy parecido a un Fondo de Inversión. El inversor que quiere invertir en estos productos adquiere una serie de participaciones de los mismos, pagando el precio que las mismas tengan, su precio de mercado,  que se calcula de manera diaria. Mucha gente huye despavorida pensando que un Fondo de Inversión es algo muy arriesgado, no obstante, lo cierto es que hay muchos tipos de Fondos en el Mercado; dependiendo del tipo de patrimonio en el que se invierta, así será el comportamiento del Fondo, su volatilidad y su liquidez. Así pues, si creamos un fondo que invierta en Deuda Pública, tendríamos en fondo de Renta Fija, si lo creamos con acciones cotizadas en Bolsa, será de Renta Variable, etc. Veamos algunas características:

  1. Liquidez diaria: La mayoría de los fondos permite la venta diaria mente, es decir, vender las participaciones adquiridas en su día pero al valor del día de la venta. Si éste es superior al de la compra, entonces ganamos dinero, de ahí viene la rentabilidad del fondo. Existen los Fondos Garantizados, que cobran una penalización si son vendidos fuera de ciertas fechas, pero la gran mayoría de los Fondos son de libre entrada y libre salida.
  2. Seguridad: Si invertimos en muchos activos a la vez, el riesgo queda más diluido que si sólo compramos uno. Por ejemplo, si compramos acciones en Bolsa, seguro que podemos perder más a largo plazo si sólo las compramos de una compañía que si las compramos de cincuenta y, además, las gestionamos día a día, ¿o no?
  3. Rentabilidad: Queda claro que “rentabilidades pasadas no presuponen las futuras” pero siempre es mejor que nuestras inversiones sean gestionadas por profesionales que tomen las decisiones de inversión basándose en su conocimiento de los Mercados y que, además, trabajen por los intereses de los partícipes, que no dejan de ser los suyos propios.
  4. Se adecuan a cada perfil inversor: Hay fondos para todos los gustos y perfiles, incluso los hay para perfiles acostumbrados al Plazo Fijo. Sólo hay que vencer las reticencias y dejarse asesorar bien.

Conozcamos mejor a los Fondos de Inversión:

  1. Conozco a alguien que perdió dinero con su Fondo de Inversión“, es posible, pero antes nos deberíamos preguntar qué tipo de Fondo había adquirido ese alguien, si era adecuado a su perfil y, sobretodo, a cuánto tiempo invirtió. A mayor plazo inversor, más probabilidad de tener buenas ganancias y menos de tener pérdidas; a corto plazo, todo es imprevisible.
  2.  El Fondo de Inversión no tiene la garantía de los 100.000€“, cierto, pero no del todo. Vamos a ver, si adquirimos un plazo fijo de una entidad, en teoría, nos lo estamos jugando todo a una sola carta, la de la solvencia de la entidad en la que invertimos de ahí viene su garantía. En cambio, tal y como vimos antes, un Fondo de Inversión es un patrimonio, un conjunto de bienes, y cada bien puede tener individualmente su propia garantía, y además, es un patrimonio externo a la entidad comercializadora. En pocas palabras, un Fondo de Inversión no tiene la famosa garantía de los 100.000€, pero es que no le es necesaria.
  3. No sé lo que recuperaré cuando quiera venderlo“, cierto pero, ¿ha decidido usted cuánto tiempo quiere estar dentro del Fondo de Inversión?. Me explico, si uno ya está dispuesto a estar mínimo un año, o dos, en un plazo fijo, ¿por qué no plantearse una inversión a un año y medio o dos en un Fondo de Inversión? Si así lo hace, verá como sí que le sacará rentabilidad, si no, pues tocará esperar un poco más. No obstante, a mayor horizonte temporal, mayores rentabilidades acumuladas y menor probabilidad de pérdidas, ah, y pudiendo venderlo cuando quiera.
  4. Si compro el Fondo equivocado, ¿qué?”, pues muy sencillo, la Ley permite el traspaso entre Fondos de Inversión sin provocar las ventas de los mismos, sin efecto fiscal. Si no nos gusta el Fondo donde invirtamos, pues lo traspasamos a otra, y punto.
  5. Esto es para quien entienda“, falso, quien debe entender es el equipo de profesionales que gestione el Fondo y, créanme, son los segundos interesados, si no los primeros, en que todo vaya bien.
  6. La renta fija siempre es fija”, falso, si el tipo de interés empezara a subir, y ello es posible puesto que no puede bajar más, la deuda pública “antigua” a tipos inferiores a la “nueva” baja de valor, porque no es tan atractiva como la otra. Evidentemente, se trata de un efecto limitado que se va compensando a medida que van llegando los vencimientos de deuda, pero que hay que tener muy, mucho en cuenta.
  7. La renta variable tiene riesgo”; pues sí, ¿y qué? ya hemos comentado aquello del horizonte temporal, de esperar, del perfil de cada inversor, pero añadamos a ello que uno no pierde si no vende. La Renta Variable siempre aporta mejores rentabilidades acumuladas a Largo Plazo, es un hecho.
  8. Los Fondos de Inversión no pagan intereses periódicos”; cierto en lo referente a los fondos de tipo tradicional, los más usuales, su rentabilidad se consigue en el momento de su venta, pero su tributación en IRPF, también. Un Fondo es una muy buena opción para diferir el pago de impuestos por sus ganancias y, además, se permite el traspaso de Fondos sin coste fiscal alguno. Si uno lleva mucho ganado con un Fondo con cierto riesgo y no está tranquilo, lo puede traspasar a otro Fondo con menos riesgo y esperar, uno no pagará impuestos hasta que venda. Decir que también existen otros tipos de Fondos de inversión, como los Fondos de Distribución, que sí reparten dividendos, aunque estos y otros tipos de Fondos no son el objeto del presente artículo.

Estoy acostumbrado al plazo fijo, ¿qué hago con mi dinero, entonces?

Una simple palabra, evolucionar, cambiar nuestro enfoque demasiado acostumbrado a la rentabilidad fácil por nuestros ahorros. Hay que ampliar el abanico de posibilidades, estudiar bien las diferentes opciones de Fondos existentes en el mercado y, sobretodo, tener claro nuestro perfil inversor y el horizonte temporal, es decir, nuestra aversión al riesgo y cuánto tiempo queremos mantener nuestra inversión. Inténtelo, déjese asesorar por expertos, ya lo irá viendo.

Para saber más.

El mundo de los Fondos de inversión es complejo y lleno de matices, si alguien está interesado en el tema y ampliar información, puede consultar las siguientes obras:

Invertir tus ahorros y multiplicar tu dinero para Dummies

Amazon España: EUR 18,00

Amazon Reino Unido: £22.95

Amazon Estados Unidos: EUR 18,00

Como elegir un fondo de inversion

Amazon España: EUR 15,19

Amazon Reino Unido: £20.99

Amazon Estados Unidos: EUR 15,19

6 Responses

  1. jevivi

    Sr. Jordi, completamente de acuerdo con Uds. en el argumento, lo ideal es la combinacion de diferentes activos. Por ejemplo: Sobre 10.000 euros.

    5.000 euros en un Deposito a Plazo Fijo al 0,80% TAE (si se que es poco)
    3.000 euros en una Cuenta Remunerada (Coinc 1,10% , Popular-e 0,75%……..)
    2.000 euros en Fondos de Inversion. Por ejemplo Mixtos Defensivos en Euros o Retorno Absoluto con volatilidades no superiores a 2/3. (Renta 4 Pegasus……)

    Un saludo

    Responder
    • Jordi Mule

      exactamente, podría ser una buena combinación. Como también lo podría ser invertir en un Fondo Perfilado, del tipo “prudente” o similar, o bien una combinación entre depósitos y fondos, como usted indica.
      Cualquier alternativa puede ser válida, siempre que está bien diseñada y, sobretodo, siempre que sea adecuada al perfil del inversor.

      Responder
  2. Jevivi

    Si me permite un comentario respecto al punto nº 8. “Los Fondos de Inversion no pagan intereses periodicos”.

    Existen los Fondos de Distribucion que sí reparten Rentas Periódicas.

    Un saludo de jevivi

    Responder
    • Jordi Mule

      Ciertamente, el mundo del Fondo de Inversión es muy complejo y los tipos de los mismos, muchísimos. Existen los Fondos de Distribución, también los Fondos Garantizados con pago de rentabilidades periódicas, los Fondos con pago de una prima o premio por entrada, etc, etc. No obstante, no es el objetivo de este breve artículo enumerar todos y cada uno de los tipos de Fondos que hay, sino abrir un sano debate con el objetivo de ayudar en la necesaria reflexión que todo cliente de Plazo Fijo se debería hacer en este momento; las rentabilidades son muy bajas, toca buscar alternativas, y un Fondo (el que se adapte a cada perfil, evidentemente) puede ser una opción a considerar.
      Muchas gracias por su aportación Jevivi, estoy de acuerdo en que se deberían mencionar los fondos que usted indica. Ya he aplicado la correspondiente mención.
      Saludos.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.