“Grease (Vaselina)”: Reencuentros, pandillas, T-Birds y Pink Ladies

 “Grease (Vaselina)”, el musical sobre adolescentes que buscan el amor, lidian con problemas de pandillas y se peinan con acentuado gel de cabello, cumple 40 años.

La formación de preceptos, gustos, ideas y expresiones se determinan con base a las experiencias ocurridas en una etapa histórica predeterminada, atestiguadas por generaciones que guardan similitud en edad o vivencias. La década de los cincuenta había efectuado una significativa transición tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, conllevando avances que no únicamente rompieron la rigidez de la Generación Silenciosa y el apego a la tradicionalidad del matrimonio, sino que también marcó infancias y adolescencias deseosas de libertad, influenciadas por los cambios y la evolución mediática.

Vaselina Japón

Brillantina (1978) lottereinigerforever tumblr

Representantes de la generación Baby Boomer, al experimentar el surgimiento de la radio, la televisión en blanco y negro, la transición al color, el paso de las videocaseteras Beta y VHS, DVD y blu-ray, ofrecieron innovaciones creativas en el cine, por parte de realizadores como el Space Opera de “Star Wars” (1977)  de George Lucas, las amenazas en mar de “Tiburón” (Jaws, 1978) de Steven Spielberg, el cuestionamiento de la vida en un escenario bélico de Francis Ford Coppola con “Apocalipsis Ahora” (Apocalypse Now, 1979) o la aventura adolescente por realizar un road trip para conocer a los Beatles con “I Wanna Hold Your Hand” (1978) de Robert Zemeckis.

En el terreno del musical tampoco fue una excepción. “Vaselina” (Grease, 1978), de Randal Klesier, reflejó dicha época cincuentera bajo una connotación despreocupada e idealista, acompañada por un conglomerado de vivencias formadas en el entorno estudiantil de preparatoria como el primer amor, el intento por aparentar a favor de preservar imagen social y la cultura pop que formó parte de la cúspide del rock´n´ roll.

 “Grease (Vaselina)”: La obra musical nacida en Chicago

Si bien Broadway atravesó un resplandor dorado poco después que Estados Unidos saliera avante de la Gran Depresión de los años treinta, el trabajo de los Baby Boomers se vio reflejado también en instancias artísticas. “Grease (Vaselina)” fue escrita por Jim Jacobs y Warren Casey, actores de teatro amateur en Chicago que hicieron la transición como autores, inspirado en las vivencias de Jacobs como adolescente en la preparatoria Taft durante los cincuenta, con Casey a cargo de componer la música y las canciones.

“Grease”, nombre surgido por la subcultura juvenil de los greasers con raíces étnicas italo e hispanoamericana, las grasas de autos y motocicletas y la fast-food, fue estrenada en 1971 en el Kingston Mines Theatre de Chicago, con un elenco conformado por actores locales y tomando la ficticia preparatoria Rydell como el lugar para retratar las vivencias de una pandilla de diez adolescentes que experimentan el amor, la búsqueda de identidad, valores y la presión social. Todo ello bajo un tono desenfadado, agresivo y sin desprenderse de malas palabras, usando abundante gomina de cabello para un tupé, chamarra de piel, T-shirts, jeans y tenis Converse como una indumentaria representativa de hijos de clases trabajadoras aficionados al rockabilly, al doo- wop y al rock´n´roll.

El éxito de la obra original (ocho meses en la cartelera local) la llevó a montarse en 1972 en Broadway, bajo la producción de Kenneth Waissman y Maxine Fox, el librero modificado por los propios Jacobs y Casey, suavizando la esencia “sucia”, removiendo referencias culturales de Chicago y moderando la altisonancia. Las siete nominaciones al Tony de ese año terminaron por Inglaterra, España y México, donde fue rebautizada “Vaselina”.

“Grease (Vaselina)”: La revitalización del musical cinematográfico de adolescentes

Vaselina John Travolta Olivia Newton John

Grease (1978) heatherhighlander tumblr

Los años sesenta arrojaron producciones innovadoras de Broadway como la revolución sexual, la cultura hippie y el mensaje antibélico de “Hair” (1968) y las acentuaciones políticas de la vida nocturna en un club en Berlín durante el ascenso de los Nazis en “Cabaret” (1966), todas ellas viendo adaptaciones cinematográficas que afianzaron un estatus de culto en 1979 y en 1972, respectivamente.

Para 1978, seis años después de iniciar con su exhibición teatral, “Grease (Vaselina)” debutaba como una efectiva y ligera cinta musical bajo el brazo del realizador Randal Kleiser, tomando las perspectivas de Danny Zuko (John Travolta) y Sandy Olsson (Olivia Newton- John), jóvenes que se reencuentran de manera inadvertida en la preparatoria Rydell tras pasar un romántico verano en la playa en 1958. Él como greaser y ella como “square”, su relación adquiere altas y bajas por el contraste de la presión masculina de él por ocultar sensibilidad ante los T-Birds y el aire de inocencia femenina que evita la proyección de seguridad.

La ópera prima de Kleiser hace guiños a la masculinidad de las pandillas, su afición por los autos, la decepción laboral y la moda entre chicas que manifiestan atracciones platónicas hacia las galanuras de actores clásicos de la época como Troy Donahue, Elvis Presley y el cantante Frankie Avalon. Todo ello con perspectivas típicas de la adolescencia sobre las responsabilidades escolares, las expectativas, la atracción física por la persona que representa un interés amoroso, el escándalo que representaba en la época un embarazo prematuro y las máscaras de apariencias para preservar popularidad entre los estudiantes. La inminente graduación modifica las visiones de Danny y Sandy conforme se aproxima la fecha del evento, buscando ganarse el afecto del uno del otro con acciones atípicas de sus personalidades, séase con la incursión deportiva que tanto se burla el líder de los T-Birds o con el atrevido cambio de imagen a una mujer con carácter.

La diversión y la despreocupación del relato refleja una cultura pop típica de los boomers representada con el despliegue de los créditos iniciales con la animación tradicional de la época, conformada por el culto a la ciencia ficción, a la creciente popularidad de Pepsi, las llantas Firestone, la irreverencia de MAD y el erotismo de Playboy. Si bien es ineludible su endulzante idealismo y el estereotipo de los personajes, el sarcasmo dota un poco de oscuridad, representada con ciertas situaciones como las referencias al sexo, los celos y el desdén por la autoridad y la moralidad.

Los T- Birds y las Pink Ladies representan aspectos que asoman a la punzada y las primeras experiencias en la vida de los adolescentes en amores, decepciones y afirmación de personalidades, séase con la seguridad de Rizzo (Stockard Channing) y su reafirmación como mujer sin importar los tropiezos; la lealtad de Frenchy (Didi Conn) y la deserción escolar para perseguir su sueño como estilista; la banalidad de Marty (Dinah Manoff) y su opinión sobre los hombres; la despreocupada Jan (Jamie Donnelly);la impulsividad de Kenickie (Jeff Conaway) y su ocasional sentido de responsabilidad; la infantilidad de Sonny (Michael Tucci); la despreocupación de Putzie (Kelly Ward) o la torpeza de Doody (Barry Pearl).

El eco de “Grease (Vaselina)” como musical no únicamente se reflejó en la exaltación del romance rosa en medio de trifulcas de hombres duros, carreras ilegales de autos y tonos pastel, la coquetería, vitalidad y dinamismo de la coreografía de Patricia Birch, la alegre adaptación de Bronte Woodard o en la química entre John Travolta y Olvia Newton- John como la pareja estelar, sino también por sus canciones que oscilan entre la dulzura, la hombría y la aceptación romántica.

“Grease (Vaselina)”: La música como tejedora de narrativas

Su soundtrack ilustra una juventud, preservando del musical de teatro emblemáticas melodías como el dueto de Sandy y Danny que describe sus respectivos veranos con “Summer Nights”, los guiños obscenos sobre la potencialidad del motor de un super auto de “Greased Lightning” y el sarcasmo de Rizzo y las Pink Ladies sobre la apariencia virginal de Sandie con “Loot At Me, I´m Sandra Dee”.

Las más conocidas son aquellas que fueron compuestas para el desarrollo de la cinta: la rendición de Sandy hacia Danny sin importar el conflicto entre su raciocinio que rechaza la fanfarronería del chico y sus sentimientos incondicionales en “Hopelessly Devoted to You”; la palabra “Grease” que engloba el universo greaser con la voz de Frankie Valli y el himno de la confesión romántica y la exigencia de madurez de “You´re the One That I Want”, con Sandy usando la expresión de sensualidad femenina por medio del entallado pantalón de licra y la oscura chamarra de cuero.

Como resultado, la banda sonora es una de las más vendidas de la historia, contando también con covers de Elvis Presley, The Imperials y Danny & The Juniors por Sha-Na-Na, con el concurso de baile en la escuela como el despliegue del crecimiento de la televisión como medio de comunicación.

Vaselina 2 Michelle Pfeiffer

Grease 2 (1982) funnybunnymusic tumblr

“Grease (Vaselina)”: 40 Aniversario del musical de eterna juventud

A cuarenta años del estreno de “Grease (Vaselina)”, la creación de Jim Jacobs y Warren Casey ha logrado mantenerse vigente gracias a la ensoñación por conseguir la atención del interés amoroso masculino o femenino, la nostalgia hacia una década de los cincuenta más colorida que la oscuridad de los tiempos modernos, el debate que genera sobre si es cinta machista o se trata de una merecida exploración de ideas femeninas sobre adquisición de independencia personal y por la creatividad musical en sus canciones y números de baile.

El segundo musical más exitoso de la historia del cine sólo detrás del live action de “La Bella y La Bestia” (Beauty and the Beast, 2017) de acuerdo a Box Office Mojo, capaz de continuar en la conversación ante musicales más modernos que toman prestados la esencia del pasado como “Mamma Mia!” (2008), “La La Land” (2016) o “The Greatest Showman” (2018).

Con una fallida secuela de 1982 que nadie desea recordar ni recibió la aprobación de Jacobs pero que sirvió para el debut en cine de Michelle Pfeiffer, con resurrecciones teatrales en diversos países como Inglaterra y Estados Unidos durante los noventa y el show en vivo de NBC en 2016, confirman que “Grease (Vaselina)” goza de eterna juventud en los escenarios donde el amor entre Danny y Sandy y la amistad entre los T-Birds y las Pink Ladies son vigentes sin importar la edad.

Grease - Original Movie Soundtrack [2 LP]

Amazon España: EUR 46,59

Amazon Reino Unido: £33.23

Amazon Estados Unidos: $23.97

Resumen del artículo (Obligatorio)
"Grease (Vaselina)": Reencuentros, pandillas, T-Birds y Pink Ladies
Título (Obligatorio)
"Grease (Vaselina)": Reencuentros, pandillas, T-Birds y Pink Ladies
Breve descripción (Obligatorio)
"Grease (Vaselina)", desenfadado e icónico musical de 1978 que retrata las experiencias amorosas y sociales de adolescentes involucrados con pandillas durante el último ciclo escolar en la preparatoria Rydell, celebra su 40 aniversario.
Autor (Obligatorio)
GALAKIA.COM (Obligatorio)
Galakia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Haz la operación aritmética: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.